55 MUESTRA INTERNACIONAL DE CINE DE LA CINETECA NACIONAL

 

Por Alejandra García

El  otro ha sido siempre desconocido. Lo extraño, lo monstruoso, lo incomprensible, lo ajeno a mí es lo que asusta, incluso aterroriza, pero que en lo más profundo de sí también fascina.

El motivo de la historia comienza con una joven de sugerente nombre: Justine, que nos evoca al personaje ficticio o musa de inspiración para la descripción de la filias sexuales más profundas del ser humano que nos relata el famoso Marqués de Sade.

Románticas y distinguidas son características que describen bien las calles de Paris, que en sus rincones nos esconden enmarañadas y sádicas historias de un amor perverso.  Dominación y sumisión están presentes en toda la trama de Los Perversos, de la francesa Claire Denis.

Al contrario de Courbet en El Origen, del mundo que nos presenta una pintura en primer plano de la vagina, la cinta nunca muestra. Necesita del espectador para completar la perversión pues al únicamente sugerir puede ser capaz de recrear algo más oscuro de lo que sería posible y socialmente aceptado mostrar en pantalla o tan sólo imaginar.

Sí bien la cinta describe aspectos del poder y la aristocrática clase francesa, su mirada está puesta sobre lo sexual. La composición es sobria y oscura a lo largo del filme lo que enfatiza las tétricas imágenes que no vemos y que perturban pero que están presentes en cualquier individuo desde tiempos inmemoriales .

YACONIC

YACONIC

Previous post

LAS HORAS MUERTAS

Next post

EL ABOGADO DEL CRIMEN