Los tenis siempre serán otro pedo, más chidos que los aburridos zapatos, botas, huaraches o todo lo demás. Por eso en el cine hay muchos sneakers legendarios, Desde los del Forrest, pasando por los de Marty McFly, hasta los de Scott Howard en Teen Wolf, cinta también protagonizada por Michael J. Fox.

Samba Super en Trainspotting

Los primeros sneakers en el cine que se me vienen a la mente son los Adidas Samba Super Suede color vino del buen Mark Renton en Trainspotting (1996). Estos tenis salen en la primera escena de la peli donde corretean a Mark y Spud por Princes Street en Dublín. La mayoría de la cinta Renton usa unos Converse Chuck Taylor All Star ‘70 blancos de bota. En la última escena donde se roba la lana este hijo de la chingada trae unos Samba azul marino o negros.

Veinte años después en T2 Trainspotting (2017) supimos el gran amor que Renton tiene por los Adidas. Sigue usando unos Samba, pero esta vez usa un modelo más modernizado, unos Samba Super negros con las franjas fluorescentes. La diferencia entre los Samba Super y los Samba tradicionales es que los primeros nacieron en los 90 y los segundo en los 50, además del terminado de la suela y el protector en el empeine, convirtiendo a los Super Samba en modelo un poco más estilizado.

Renton en T2 con unos Samba Super.

Los Samba fueron creados en el lejano 1950 para los pamboleros europeos, quienes tenían que soportar su clima de mierda con lluvia, frío helado y aire. Por eso trae ventosas en su suela de goma. Los Samba son un zapato de entrenamiento real, que se adaptó a la moda urbana. Son un clásico que los “fashion” tienen que agradecerle a ese deporte populachero de las patadas. Así que antes de decir que te caga el futbol, mira hacia abajo y ve qué sneakers traes.

Adidas Samba 1950

Samba Super 1990

Continuando con los buenos para nada. Seguimos en la hermosa década de los noventa. La Haine (1995) es una cinta francesa que retrata la discriminación y marginación hacia los inmigrantes de los países que alguna vez fueron colonias o protectorados franceses. La historia de Vinz (judío), Saïd (árabe) y Hubert (negro, vaya tridente) en las afueras de París se desarrolla en una atmósfera violenta, sin esperanza. Pero más allá de toda esa mierda que persigue a la sociedad moderna, La Haine es un desfile de hip hop francés (Les Sages, Ministère A.M.E.R) y ropa “chida” noventera, donde el director Mathieu Kassovitz, sneakerhead de toda la vida, quien participó en el documental  Just for Kicks (2005), logra retratar cómo la ropa deportiva se convirtió en la principal moda urbana en las ciudades europeas de esa década.

Pantalones cargo, gorros Carhartt, chamarras Nike, Fila y Sergio Tachinni cerradas hasta arriba se ven durante la hora y media que dura la peli. Hubert usa unos Reebok Classic Nylon negros, mientras que Vinz calza los clásicos Adidas Stan Smith, un modelo que resultó ser todo un fenómeno social en la Francia de fin de siglo.

Vinz usa Adidas Stan Smith y Hubert unos Reebok Classic Nylon.

La Haine es un retrato de una sociedad moderna podrida, en donde las particularidades de sus miembros son determinantes para su autodestrucción.  El odio genera más odio, eso lo que escupe Hubert para sentir tranquilidad. Pero la realidad es otra, la discriminación del poderoso está a la orden del día. La marginalidad que viven los grupos sociales en los países del primer mundo es terrible.

Es increíble como veinte años después la situación migratoria en Europa sigue siendo el mismo pedo. Los europeos se quejan de la migración, pero eso sí, esconden la cabeza cuando se les recuerda el imperialismo económico/cultural que ejercen en gran parte del planeta. Estaría bueno preguntarle a todos esos franceses qué opinan de que su país en pleno siglo XX construyó un segundo Imperio colonial.

Supongo que saben que por eso hay tanto negro y prieto africano caminando por sus calles. Senegal, Argelia, Congo, Túnez, Mali, Costa de Marfil, Marruecos y un chingo de islitas en todo el mundo fueron países sistemáticamente saqueados por el país creador de las instituciones modernas. Entonces cómo no quieren que miles de Vinzs, Saïds y Huberts vayan a su país, si el suyo, que de por si ya era una mierda, ahora está peor que nunca. En pocas palabras la cosa está así: “entras a mi casa, me robas lo poco que tengo y te encabronas porque ahora voy a la tuya a pedir asilo“.

Adidas Stan Smith 1967

En fin. Siguiendo con lo de los sneakers. Otra movie noventera que deja ver buenos outfits es Wayne’s World (1992). A diferencia de la británica Trainspotting (1996) y la francesa La Haine (1995), la trama no es una crítica al sistema social, sino un guiño crítico a la industria del entretenimiento. Que por esos años se debatía entre lo indie y lo comercial. Wayne’s World es el preludio de lo que hacen ahora los youtubers con contenidos autogenerados. En esa década la tecnología comenzó a ser más accesible para todos, los contenidos no estaban anclados a un productor. Garth y Wayne se ven sumergidos en el dilema de ganar dinero y ser populares gracias a una campaña de videojuegos. El productor de la campaña ve potencial en el programa, pero como buen productor quiere meter su cuchara en todo, lo cual causa pedos entre estos dos amigos.

A Wayne y  Garth les prende el metal y el hard rock.  usa cada quién un par de Converse Chuck Taylor All Star ‘70 negros. Traen un Pacer AMC 1976 bien tocado y son conductores de su propio programa de televisión.  Lo legendario de esta peli es el desarrollo de los personajes a través de situaciones cotidianas. Wayne’s World más allá de su tremendo soundtrack con Queen, Red Hot Chili Peppers, Cinderella, Black Sabbath, Temple of the Dog y Kix. Es una peli que nos recuerda lo importante que es la libertad creativa, convicciones e ideales personales. Todo mundo opinará, meterá sus narices, pero la única persona que tiene el control sobre tu mundo eres tú.

Wayne y  Garth usando Converse Chuck Taylor All Star.


SUELAS CON HISTORIA

PRESENTADO POR STAX: THE HOUSE OF PLENTY


Otra película que nos deja ver el amor por unos Converse es Sin City (2005). Robert Rodriguez supo adaptar a la pantalla grande la novela gráfica de Frank Miller. Los recursos cinematográficos acompañan las caóticas y complejas vidas de sus personajes. Uno de ellos, el antihéroe Dwight McCarthy, interpretado por Clive Owen en la primera entrega usa unos Converse Chuck Taylor All Star choclo color rojos. Es curioso, porque la película está rodada en su mayoría en blanco y negro.

Los Converse rojos de Dwight McCarthy lo acompañan por una ciudad de Los Angeles sumida en el descontrol, la rabia y la corrupción. Ya lo dijo Frank Miller “La noche es caliente como el infierno. Todo se te pega. Una asquerosa habitación en un asqueroso barrio de un asquerosa ciudad”. Así empieza Sin City. Un lugar donde la oscuridad total tienen sus destellos. Aquí no hay héroes, tampoco villanos. Todos tienen algo que esconder y muy poco que ganar. “La muerte es como la vida en la Ciudad del Pecado. No hay nada que se pueda hacer”, lo dijo John Hartigan, uno de los pocos policías honestos en esta ratonera.

Converse Chuck Taylor All Star en Sin City.

Otros Adidas que están perrones son los que usa Steve Zissou (Bill Murray) en The Life Aquatic with Steve Zissou  (2004), escrita y dirigida por el hipster de hipsters Wes Anderson. La mala noticia es que al parecer la marca alemana nunca ha querido fabricar ese modelo a gran escala, sólo ha fabricado ediciones limitadas con la leyenda “Team Zissou” y se venden en eBay de $200 a $300 dólares.

Originalmente los “Team Zissou” son unos Adidas Rom de 1959, los cuales se confeccionaron para los juegos Olímpicos de Roma 1960. Dos décadas más tarde se hicieron tremendamente populares. Para The Life Aquatic with Steve Zissou, la marca de las tres franjas desarrolló un modelo minimalista que imitara al mar y sus olas. Los Team Zissou son un modelo muy complicado de encontrar ya que apenas se crearon 100 pares el año pasado.

Adidas Team Zissou 2017

Entre los sneakers y el séptimo arte existe una estrecha relación. Los dos son reflejo de la cultura, época y situación social que vive la humanidad. Los tenis no sólo son tenis, son historia pura. Desde esas situaciones personales que nos han marcado, hasta historias colectivas en un cierto periodo de tiempo. Los sneakers más cool en el cine es algo relativo. Existen cientos de películas donde un sneaker cobra un significado y un significante. Así que cada quien con sneakers y todos contentos.

TE PUEDE INTERESAR

STAX, TODOS LOS TENIS EN LA MISMA CASA

LOS STAN SMITH ROSAS QUE DESEARÁS TENER

EL AMOR ESTÁ AHÍ, SÓLO DALE TIEMPO: MIS PRIMEROS ADIDAS

¿QUIÉN QUIERE TENER UNOS VANS EDICIÓN ESPECIAL DE BOB ESPONJA?

MIKE GONZÁLEZ: EL MEXICANO QUE COLECCIONA TENIS

LOS REEBOK EX-O-FIT-HI DE STRANGER THINGS QUE QUERRÁS TENER

Adán Ramírez

Adán Ramírez

Sweet and Tender Hooligan!

Previous post

LLEGA LA SEGUNDA EDICIÓN DE DAUGHTER OF SATAN

Next post

AFTERLIFE: UNA ODISEA A TRAVÉS DEL REINO DE LA CONCIENCIA