No te muevas, permanece quieto, cualquier ruido por más pequeño que sea, podría significar el fin de tu vida con garras, largas patas y colmillos tan grandes y afilados que podrían provenir del lugar más recóndito de tus pesadillas, ellos estarán acechándote desde el fondo del bosque. El horror siempre viene acompañado de un sepulcral silencio.

El mundo ha sido conquistado por una nueva especie, cazan sin piedad empleando su desarrollado oído y descomunal fuerza, mientras tanto la raza humana se ha visto replegada y busca mantenerse en la faz del planeta con su sentido de supervivencia. El joven matrimonio entre Evelyn (Emily Blunt) y Lee (John Krasinski) se encontraba desde el inicio del desastre, por este motivo han dispuesto de su ingenio para tratar de llevar una vida en silencio total y no ser cazados, pero no se encuentran solos, sus pequeños hijos: Marcus (Noah Jupe), Reagan (Millicent Simmonds) y Beau (Cade Woodward), son el incentivo necesario para esforzarse cada día más en esta lucha.

El metraje se convierte al mismo tiempo en una experiencia única para el espectador, dentro de la historia existen escasos diálogos hablados, realmente escasos, lo que llevará al público a emplear con mayor importancia el resto de sus sentidos, también verá obligado a observar detenidamente en los componentes visuales de cada escena, además de estimular la percepción sonora a grandes niveles, esta combinación sensorial convierte a todo asistente en un fiel testigo de lo ocurrido en la pantalla y más de uno podrá sentirse dentro de aquel terrible suceso.

Para volver creíble esta historia, el trabajo actoral encabezado por Emily Blunt y John Krasinski crea una atmósfera de suspenso y horror con un amplio abanico de gesticulaciones y movimientos corporales empleados de tal manera que dejamos de lado el famoso rostro del intérprete para preocuparnos por Evelyn y Lee. A pesar de la balanceada presencia y desenvolvimiento de los actores, destaca la participación de Emily Blunt, sin duda tiene el papel con mayor índice de sufrimiento y esto lo tuvo que representar sin palabras ni gritos, todo su trabajo recae exclusivamente en su cuerpo, sin duda un trabajo sobresaliente.

Por su parte, los dos pequeños actores: Noah Jupe y Millicent Simmonds se portaron a la altura y cumplieron con las exigencias requeridas para una terrorífica y constante persecución, su preparación es evidente y sin duda ayudaron a crear este mundo lúgubre. En un inicio no despunta su trabajo y parecería que sus papeles serían los típicos niños presas en cada instante, pero esto cambia, Jupe y Simmonds dotan del coraje necesario a sus roles y su presencia al final podrá dejar un buen sabor de boca.

Algo interesante por analizar fue el rol que desempeñó John Krasinski, coescribió, dirigió y protagonizó la historia, por un momento podría pensarse en un acto egocéntrico, sin embargo una vez terminada la cinta es evidente que Krasinski fue inteligente y supo mantenerse a raya en cada uno de sus roles; se vio rodeado de otros guionistas, se dirigió de manera elocuente y lo más importante: jamás quiso absorber el protagonismo actoral, repartió de manera idónea el metraje y cedió el papel con mayor exigencia a Blunt.

Profundizando en la dirección, la película mantiene un ritmo entretenido en su narrativa, presenta a sus personajes, explica la situación y da marcha al desarrollo de la historia, una vez que termina por plantear un hecho no busca dar más vueltas al asunto y presenta un nuevo acontecimiento, todo esto la vuelve una propuesta capaz de captar la atención del público al presentarle un argumento sobrio, es también por esto la duración del metraje, con apenas 1h 30 minutos consigue ofrecer una experiencia sin caer en errores clichés del género.

También es importante mencionar la falta de credibilidad en contados momentos, pero esto no arruina en absoluto a la película, también es necesario tener los píes en el suelo, la cinta es una mezcla de géneros: drama, suspenso, horror con ciertos tintes de ciencia ficción, por ello se debe tener en mente que se toman algunos permisos ilógicos en la historia, sin embargo debe tomarse por la propuesta sensorial y no por la excelsa calidad en su libreto.

Un lugar en silencio captura cada sentido del espectador debido a su fiel propuesta: adueñarse de la completa atención del público asistente y aludir a las emociones humanas, por tal motivo el suspenso y horror inmersos en la cinta atraparán eficazmente a cualquiera, no importa si piensa resistirse, termina por ceder.

Título: Un lugar en silencio
Director: John Krasinski
Guión: John Krasinski, Bryan Woods y Scott Beck
País: Estados Unidos
Género: Drama, suspenso y horror
Duración: 1h 30min
Fecha de estreno en México: 5 de abril

TE PUEDE INTERESAR

LA LIBERTAD DEL DIABLO: EL OSCURO Y SENSORIAL HORROR HUMANO

WES ANDERSON SE INSPIRA EN KUROSAWA Y MIYAZAKI PARA ISLAND DOGS

CINE MEXICANO: ¿YA NO EXISTEN PELÍCULAS SINO CASOS DE PELÍCULAS?

DE LA INFANCIA: ENTREVISTA CON GIOVANNA ZACARÍAS

THE SKATE KITCHEN, UN RETRATO FIEL SOBRE LA VIDA DE LAS PATINADORAS

CON ESTAS CÁMARAS FILMARON LAS CINTAS NOMINADAS AL OSCAR

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

POPPY, LA BARBIE KAWAII ILLUMINATI

Next post

NUEVE ROLAS PARA AFRONTAR LA ÉPOCA ELECTORAL