Por Pablo A. Anduaga

México exporta buen cine. No el convencional ni el taquillero pero sí el propositivo. Enrique Rivero forma parte de esa camada de realizadores que apuntan hacia el cine en su forma más pura. Sin obtusos tecnisismos sobre la poética del cine, su ópera prima Parque Vía coleccionó reconocimientos, premios y elogios por todo el orbe (y en cuanto festival se presentó); su distintivo fue trabajo con personas sin preparación actoral y los impactantes resultados conseguidos.

Ahora se presenta en México (tras conseguir el premio como mejor fotografía en Roma) su segunda película Mai Morire, filmada en Xochimilco y protagonizada por la sonera y promotora cultural Margarita Saldaña Santos y la triproducción de Una comunión/Celuloide Films/ Zamora Films.

En esta nueva aventura filmada en la icónica Xochimilco, Enrique Rivero platica sobre el trabajo actoral en Mai Morire: “Las personas que no tienen una formación profesional (como actores) no saben del momento exacto donde está la cámara ni si los está viendo de cerca o de lejos, no tienen el conocimiento suficiente para pensar en su imagen, piensan en su persona y eso me gusta porque de la imagen ya me encargo yo, ellos se encargan de su persona y es lo que lo hace auténtico, con un valor especial”. Cuestionada sobre su primer experiencia (y protagónico) en el cine Margarita Saldaña explica: “Estar delante de una cámara impone, pero yo voy a ponerle ganas porque si yo di mi palabra tenía que salir bien”.

Guero_dirige

Enrique Rivero

Xochimilco es otro personaje dentro de la película, ”la primera vez que fui a ver una locación esperé el amanecer a las 5 de la mañana después de una hora de noche en una trajinera y fue una experiencia preciosa, así nació mi compromiso para registrarlo y fotografiarlo porque quién sabe que vaya a pasar, la explosión demográfica es bestial pero tampoco me quise centrar en la basura o en la decadencia, no estoy criticando, estoy rescatándolo y habrá a quien le parezca bien o mal, a mi se me antojaba retratar esta parte de Xochimilco”, reflexiona Rivero.

Sobre la muerte abunda “he estado en contacto con la muerte desde muy chiquito, me ha tocado presenciar la muerte de manera muy cercana, creo que eso me da la posibilidad de hablar sobre ellos sin la pena o el dolor porque he ido canalizándolo, en estas dos películas ha pasado, en la tercera (no les voy contar de qué se trata) no será un tema, en ésta es el tema principal así que espero ya esté superado (risas).

Mai Moriré tendrá 15 copias para su proyección en el país, en su estreno mundial en Roma (única película latinoamericana en competencia) fue galardonada por su fotografía; se ha presentado en Espana, India, Francia, Suecia, ahora en el FICUNAM en tan sólo 6 meses, aún le falta un largo camino por recorrer llevando en alto la calidad del cine hecho en México.

[nggallery id=4]
YACONIC

YACONIC

Previous post

WELL, HERE´S YOUR LUCKY DAY

Next post

Juan Downey, Una utopía de comunicación