Martinus Klemet es parte del CutOut Fest 2017

El otro día estaba particularmente aburrido en mi casa. Ya estaba harto de ir por taquitos al pastor y ver la Netflix. Entonces me puse a ver Vímeo, lo cual me resultó bastante educativo. Al contrario de YouTube, en esta plataforma se publican trabajos artísticos o trabajos originales, lo que nos deja ver la enorme creatividad del ser humano, más allá de los youtubers o vídeos cagados donde las desgracias del otro nos causan risa.

Así es como llegué al trabajo de estonio Martinus Klemet. No fue casualidad, fue causalidad la que me arrojó a su canal, me acordé que tenía que ir a Querétaro por el CutOut Fest (el gran festival de animación en México) y que Martinus es parte de la programación de esta edición. Así que me puse a ver sus vídeos fumados. Están bizarros, pero son ácidos e inteligentes, retratan la sociedad y condición humana de una forma cagada (no como los vídeos de YouTube) casi biográfica, la cual nos permite situarnos en las acciones de los personajes.

Martinus Klemet estudió animación en la báltica república de Estonia, en la Estonian Academy of Arts, en donde lo que sabes es que hace mucho frío, hay mujeres hermosas y que la mayoría nos confundimos al escuchar Estonia, Lituania, Letonia. Y cómo no sí todas pertenecieron a la URSS y son estados bálticos porque los rodea el mar Báltico. Total (después de la clase de geografía) que Martinus estudió animación y, desde 2006 se ha dedicado hacer cortometrajes animados con un humor negro muy característicos. Sus trabajos “In The Air” (2009) y “Fatcula” (2016) fueron premiados en Europa y ahora podremos disfrutar su talento en Latinoamérica.

En este par de materiales el estonio nos deja ver su voraz critica al sistema a través de la mirada de un gamer y apoyándose en el lenguaje de los vídeos, noticias muy a la Terry Gilliam  dentro de un mundo surrealista y lleno de collages. Crea mundos paralelos fantásticos donde nos invita constantemente a la reflexión.

La neta es que hay muchas cosas que se pueden escribir sobre el trabajo de Martinus, pero no quiero espoliar demasiado su chamba porque merece que te claves en ella y tú mism@ la descubras. Sólo basta que te decidas recorrer tres horas o 217 kilómetros rumbo a Querétaro.

Aquí te dejamos otro vídeo para que conozcas más de su chamba y te animes a lanzarte al CutOut Fest 2017. Se trata de un gato muy loco que te encantará.

Adán Ramírez

Adán Ramírez

Sweet and Tender Hooligan!

Previous post

SEXTO PISO FESTEJA SUS 15 AÑOS EN LA CIMA

Next post

¡REVELAN EL CARTEL DEL VIVE LATINO EN EL METRO DE LA CDMX!