El esperado final de la trilogía cinematográfica inspirada en la obra literaria homónima del estadounidense, James Dashner, ha llegado a salas mexicanas. Podemos ver a Thomas (Dylan O’Brien) y su grupo de amigos hacer lo posible por rescatar a Minho (Ki Hong Lee) quien fue capturado por CRUEL, esto le llevará a unir lazos con un grupo de rebeldes; mientras tanto, Teresa (Kaya Scodelario) se ha unido a las filas de la compañía para continuar la investigación y dar con la anhelada cura sin importar su costo, y así erradicar la enfermedad de la llamarada que infecta a la raza humana.

Para esta tercera entrega el cineasta Wes Ball volvió a tomar la silla de director, dotando al metraje entero de la misma esencia provista desde la primera parte, una enfocada principalmente en momentos de acción con sus protagonistas corriendo a toda velocidad mientras buscan escapar de violentas amenazas que ponen sus vidas en peligro. Para esta tercera entrega la propuesta visual es sobresaliente, por mucho lo mejor de toda la saga, explosiones masivas, nuevos vehículos y armas serán parte de los momentos más atractivos de la historia. Sin duda estos momentos justifican los 62 millones de dólares invertidos para su realización.

Sin embargo existe un sinfín de incongruencias dentro del libreto escrito por T.S. Nowlin, en distintos hechos la película dejará tantas incógnitas sin respuesta, que obligará al espectador a buscar las propias, esto en caso de existir algunas, sino le obligará a recurrir a alguna persona gustosa por los libros de Maze Runner, pero si se tiene la mala suerte de no contar con alguien cercano, el público podrá perder el hilo de la historia en más de una ocasión.

Además las incongruencias y hechos ilógicos dotan a la cinta de un atmósfera carente de realidad, claramente se trata de una producción de acción y ciencia ficción, pero presenciar a varios escuadrones de hombres entrenados para combates armados errar todos sus disparos a menos de dos metros, mientras son abatidos por un diminuto grupo de jóvenes rebeldes con armas cortas, hace pensar en un pésimo tratamiento en su argumento histórico. El acuerdo artístico al que llega el público una vez comprado su boleto de entrada a la sala de cine debe ser cuidado de inicio a fin, sin embargo estos momentos inverosímiles podrían comprometer dicho arreglo.

A lo largo de la cinta una serie de coincidencias con otras producciones destacarán en demasía, por ejemplo: la saga de The Hunger Games, en la cual un grupo de marginados hará frente al malvado sistema que ha erradicado la igualdad, The Island (2005) donde podremos ver a los protagonistas ser presos de una compañía quien les ofrece una pequeña esperanza de ser llevados a un lugar mejor, esto mientras son observados como ratones de laboratorio, y sin dejar de mencionar a Resident Evil (2002) en la cual su protagonista a sabiendas de tener un pasado oscuro con la empresa que ha dañado tantas vidas, decidirá revelarse contra ellos, y por supuesto, combatir a decenas de zombis.

Maze Runner: The Death Cure es una película pensada principalmente para sus seguidores, aquellos que encontraron en los libros y películas el gusto por seguir al grupo de jóvenes liderados por Thomas para hacerle frente a los malévolos planes de CRUEL. Esta tercera entrega tiene una importante carga de efectos especiales capaces de capturar los sentidos del público, sin embargo los evidentes defectos de su libreto terminan por arruinar algunos momentos y parte de la experiencia del público.

Título: Maze Runner: The Death Cure
País: Estados Unidos
Duración: 2h 21min
Dirección: Wes Ball
Guión: T.S. Nowlin
Género: Acción y ciencia ficción
Estreno en México: 2 de febrero

 

Te puede interesar:

LA REGIÓN SALVAJE, EXACERBADA SENSUALIDAD HUMANA

ESTAS PELÍCULAS NO GANARÁN EL OSCAR, PERO SEGURO SON MEJORES QUE ALGUNAS NOMINADAS

TODO LO DEMÁS: DENTRO DE UNA POÉTICA SOLEDAD FEMENINA

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

MAÑANA SE CELEBRA EL AÑO DEL PERRO EN EL BARRIO CHINO DE LA CDMX

Next post

TRES PROYECTOS DE LA ESCENA INDEPENDIENTE CHILENA