La posmodernidad, por no decir, el tiempo en que vivimos, ha otorgado la posibilidad de ver nuevas propuestas artísticas. Lejos del rancio debate de qué debe considerarse como arte y qué no, es la capacidad de encontrar un lugar en la sociedad (y los temas que le competen) lo que le da a las obras un valor; tal es el caso de Mike Leavitt, artista visual originario de Seattle, Washington. ¿Qué época si no esta puede ser testigo de una mezcla tan extraña en arcilla y polímero de política y Star Wars?

Egresado de The Evergreen State College, Leavitt (resulta irónico que un político y ex gobernador de Utah tenga su mismo nombre, por lo que es necesario no confundirlos) a través de su proyecto HiPop Project ha creado las figuras de acción por las que es conocido. Bajo el título de Art Army, hace un trabajo realista y limitado a pocas piezas. Varias veces ha causado polémica: el caso más reciente son las figuras de acción de Hillary Clinton y Bernie Sanders. Este último no se mostró del todo entusiasmado con verse así mismo en miniatura, como lo muestra en una entrevista para NBC.

Pero también hay otros personajes y temas que han sido su inspiración: Obama —como político y personificado como Lando Calrissian—, Michael Jackson como un ewok u Oprah Winfrey como Padme Admidala; también tiene una colección hecha con base en cineastas y su creación, llamada King’s Cut. En esta ocasión son las características de sus películas lo que conforma el cuerpo de los directores. Así podemos ver a Tim Burton con un escudo de Batman en el pecho y manos de tijera o a Steven Spielberg con cuerpo de E.T. Lo más reciente de su creación son figuras de artistas contemporáneos: Frank Stella, Barbara Kuger, Jeff Koons, entre otros, son víctimas de sus propias creaciones al reencarnarse en ellas.

Si estás interesado en adquirir alguna de estas piezas, puedes hacerlo a través de su página oficial, pero date prisa. Por lo general sus series están limitadas a 10 piezas por personaje.

PIEZAS

Martín Vargas

Martín Vargas

Me gusta contar historias: la forma es lo de menos. A veces una palabra vale más que mil imágenes.

Previous post

ROBIN EISENBERG DIBUJA MUJERES INTERGALÁCTICAS EN UN MUNDO PARALELO

Next post

NO TE PIERDAS EL CORONA DRAFT EN BAHIDORÁ