UNA HISTORIA ESCRITA CON FUZZ

Oh God, how I love to hate
Sliding in ´n´ out of grace
Save me Lord, and fuck the race
Sliding in ´n´ out of grace

 

mudhoney p1

Por Rogelio Garza / zigzagderogeliogarza.tumblr.com 

Fotos Tony Francois / para ver mas fotos visita http://www.tono.tv/fotos-mudhoney-en-el-circo-volador/

Antes de que las vacas sagradas brillaran, las ovejas negras ya tocaban fuera del corral. 25 años de grunge y 10 discos de estudio, sin restarle un gramo a su sonido y sin perder el status subterráneo, Mudhoney despachó rock del macizo en su visita a México.

La luna de diciembre nos favoreció desde temprano, los elegidos para calentar la noche del viernes eran Yokozuna y Los Mustang 66. El concierto, organizado por Ernesto Fuzz On Martínez de Dark Zone y Tere Farfisa de los Mustang, fue un reencuentro de asiduos al Tutti-Chopo-Lagunilla. Con un libro bajo el brazo, The Sound and the Fury from Seattle de Keith Cameron, y el disco Vanishing Point bajo el otro, Mudhoney apareció en la pista sonora del Circo Volador.

Abrieron con Sonic Infusion, cuatro gringos que en apariencia pecan de normales, hasta que arman la estampida de dinosaurios eléctricos. A eso se debe la austeridad de su show, la música es lo esencial. Y si no golpea, entonces no es rock. Un saludo y siguieron con I Like It Small. Los hijos de Green River conservan casi intacta la agrupación original: Mark Arm, voz y guitarra; Steve Turner, guitarra; Dan Peters, batería; y Guy Maddison, quien ocupó el lugar del bajista Matt Lukin. El Mudhoney que forjó este sonido de psicodelia, punk y heavy metal, acelerado con el Super Fuzz Univox de Arm y el Big Muff Electro-Harmonix de Turner, los pedales de su encanto atronador, tal y como sonaron en la máxima You Got It (Keep It Out of My Face). 

La electricidad estaba en el aire con olor a Hendrix. Continuaron el feedback fest con Who Are You Drivin’ Now y F.D.K (Fearless Doctor Killers), previas a la gran Broken Hands, con un requinto final de Turner que nos dejó extáticos por el efecto CaWahMa de rugido robusto. Volvieron al VP con Slipping Away, y luego Flat Out Fucked y J.R.R.T., mientras la audiencia se mecía en un vaivén con brotes de personal que hacían erupción y daban vueltas encima de las cabezas antes de perderse en el remolino humano. Sudor, vasos y envases voladores, líquidos en el aire. Entonces tocaron Sweet Young Thing Ain’t Sweet No More, con el creepy slide de Arm, y ya metidos en la onda con la que encabezaron la movida de la disquera Sub Pop, que se arrancan con el himno undergrasa de los noventa: Touch Me Im Sick.

mudhoney 1

 

El calor obligó abrir las puertas del Circo, teníamos que respirar a mordidas. Arm bajó la guitarra y subió el micrófono para entonar algunas canciones a pulmón batiente, What to Do With the Neutral, I’m Now y otra imprescindible, Hate the Police, original de los Dicks. El final se acercaba, ejecutaron dos más del reciente VP, Final Course y Chardonay, dosificadas en el tour que nos dieron por su discografía, seguidas de Open Mind y The Only Son of the Widow from Nain. 

 

Se fueron unos minutos. Regresaron y nos sacudieron hasta la inconciencia con In N Out of Grace, el rock iconoclasta sin concesiones que vinimos a escuchar, una voz desgarrándose entre la colisión de las guitarras, el bajo y la batería. Un ruido fenomenal, arrollador. Cerraron breve e inesperadamente con Fix Me de Black Flag. Y no más :x

mudhoney-2

Rogelio Garza

Rogelio Garza

Escritor, publicista y ciclista. Durante más de 10 años escribió la columna Zig-zag en revista La Mosca. En 2008 editó y publicó Las Bicicletas y sus Dueños y en 2014 apareció Zig-Zag, Lecturas para Fumar, una compilación de sus mejores debrayes en la revista del insecto y otros medios.

Previous post

MASTODON

Next post

NARCISO CONTRERAS