Como líder de la comunidad, Maricielo dedica su tiempo a instruir a las mujeres trans en temas de salud y seguridad, incluida la prevención y el tratamiento del VIH. Estas fotos convierten a las mujeres trans peruanas en íconos religiosos Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek fotografían a mujeres trans reclamando su libertad en un país donde la religión las oprime profundamente.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

En Perú, la religión es intrínseca a la identidad cultural. El catolicismo, la religión más grande del país, es tan dominante como una estructura de poder, que está profundamente entrelazada con la política, derramando dinero de la iglesia en una acción política oscilante. Entonces, ¿qué significa para los grupos minoritarios cuando la religión tiene el poder de dictar la realidad? Para las mujeres trans peruanas, significa opresión severa. No solo se les niega el acceso a la atención médica básica y al empleo, sino que se los margina de su propia cultura y religión, a pesar de que un gran porcentaje de mujeres trans peruanas son devotas católicas. 

Comprender el papel fundamental que la inclusión juega en la propia identidad son los fotógrafos Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek, quienes han pasado cuatro años convirtiendo a las mujeres trans en íconos religiosos para su serie fotográfica Virgenes de La Puerta. Usando la iconografía religiosa tradicional, Virgenes de La Puerta busca reincorporar a 17 mujeres trans a su propia cultura. Cargada de simbolismo, la serie está meticulosamente planificada en cada detalle, incluidas las coronas artesanales del artesano que las hace para la iglesia católica, velos de seda cosidos a mano y reliquias peruanas. A través de la lente de Barboza-Gubo y Mroczek, las mujeres se iluminan poderosamente con su valentía y fuerza naturales. 

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

No solo es importante Virgenes de La Puerta porque inmortaliza a estas mujeres como figuras permanentes de la historia que no pueden ser oprimidas, pero ha despertado el debate en el Perú. Después del lanzamiento de la serie, un congresista peruano lo condenó como “blasfemo” y ahora está tratando de imponer una ley donde cualquiera que ofenda a la iglesia podría enfrentar encarcelamiento. En un momento políticamente tenso en Perú, hablamos con Barboza-Gubo y Mroczek sobre por qué es importante celebrar la comunidad trans de Perú, y por qué el arte debería ser libre para comentar sobre la religión.

Denise, Yefri, Angie. Yefri ha jugado un papel importante en la promoción de leyes contra la violencia para personas transgénero, después de haber sido víctima de un ataque brutal que fue presenciado por dos policías que se negaron a ayudarla. Cortesía de Juan José Barboza-Guba y Andrew Mrozcrek ¿Cómo comenzó Virgenes de la PuertaAndrew Mroczek: Juan nació en Perú y pasó la mayor parte de su vida allí. Cuando tenía alrededor de siete años, fue testigo de la paliza de una mujer trans en la calle.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

Fue una situación difícil para él presenciar no solo porque fue el peor acto de violencia que había visto, sino que lo que le dejó una gran impresión fue que nadie ayudó a la mujer en absoluto. Creo que a partir de ahí, siempre ha estado en el fondo de su mente hacer algo para ayudar a la comunidad. ¿Es esa la razón principal por la que decidiste hacer el proyecto? Andrew Mroczek: El objetivo era darles una plataforma a estas mujeres, después de haber sido silenciadas durante tanto tiempo.

Cuando decimos que se los considera la forma de vida más baja del Perú, esa es la verdad absoluta. Hay tanta marginación, tanta opresión, tan pocos recursos a los que estas mujeres tienen acceso. De las historias que hemos escuchado de todas las entrevistas que hemos hecho, estoy bastante sorprendido de que la mayoría de ellos hayan podido sobrevivir a algunas de las situaciones que se presentaron. Gran parte del proyecto consiste en volver a sumergirlos y volverlos a integrar en la cultura que aman; su cultura.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

Quieren sentirse representados. Para la mayoría de las mujeres trans, no se les permite participar en la mayoría de las funciones eclesiásticas y culturales. Entonces, para ellos poder verse a sí mismos en su propia cultura era increíblemente importante. La mayoría, si no todas las mujeres, son muy católicas. Entonces es muy difícil para ellos no ser aceptados por su propia iglesia. “Gran parte del proyecto consiste en volver a sumergirlos y volverlos a integrar en la cultura que aman; su cultura. Quieren sentirse representados “- Andrew Mroczek.

Destacando la discriminación dentro del sistema de salud del Perú, Gaby ha sido segregada a secciones aisladas de clínicas médicas, obligada a someterse a exámenes médicos, y ha sido rechazada por completo por ser transgénero. Cortesía de Juan José Barboza-Guba y Andrew Mrozcrek.¿Por qué usas la iconografía religiosa peruana en la serie? Juan José Barboza-Gubo: Perú es tan devotamente católico. La mayor parte de Sudamérica lo considerará el centro del catolicismo para el continente.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

Hay tanto lenguaje visual y código que existe dentro de la iconografía asociada, ya sean las coronas, las capas o las telas. También hacemos referencia al folklore porque los peruanos son personas increíblemente orgullosas y para ellos, ser parte de su cultura es uno de los sentimientos más importantes. Es una parte tan integral de lo que son como personas que para las mujeres transexuales ser rechazados es un sentimiento difícil. Andrew Mroczek: Nuestro uso de esa iconografía se trata de inclusión, pero también se trata de la elevación.

Las coronas, las capas y los vestidos hablan sobre el estado social. Trabajamos con artesanos locales para hacer toda la iconografía porque queremos esa autenticidad. Juan es peruano, soy estadounidense, y luchamos para asegurarnos de no pisar ideas de apropiación cultural. Queríamos que las mujeres y los peruanos hicieran todo lo posible con nosotros. “Es increíble que estas mujeres se permitieran convertirse en objetivos más grandes … Obviamente, al mismo tiempo, esto podría proporcionarles una plataforma” – Andrew Mroczek .

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

¿Cuál ha sido el resultado de Virgenes de la Puerta hasta ahora? Juan José Barboza-Gubo: Ha habido un aumento en el orgullo de las mujeres en el proyecto. Ahora establecen metas más altas para ellos mismos. A medida que las comunidades gay y trans en Perú se fortalecen y se unen más para luchar por la igualdad de derechos, simplemente están fijando sus metas más altas. No se trata solo de “solo quiero que se lo considere normal” y más acerca de “podemos ser mejores que lo normal / promedio”. Y lo merecen. Escuché que el show tuvo una reacción bastante severa por parte del gobierno peruano, un congresista dijo que el programa era blasfemo …

Juan José Barboza-Gubo: el catolicismo en Perú tiene fuertes lazos con el gobierno. Trabajan juntos, deciden las leyes. Se sabe que el cardenal peruano se involucra mucho en política. Incluso le pone dinero de la iglesia al gobierno para cambiar las leyes de la manera que él quiere. Él tiene su propio canal de radio y convence a la gente para que haga ciertas cosas. Es realmente complicado.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

Pero, lo que sucedió fue que después del espectáculo, un congresista propuso una nueva ley que dice que si ofendes o faltas al respeto a cualquier religión, específicamente a la iglesia católica, irás a la cárcel por un mínimo de dos años, un máximo de cuatro. Entonces, en este momento, hay un gran drama en Perú que define lo que significa esa ley, lo que significa libertad de expresión. Todo esto estaba basado en la serie.

Janny y Nuria son las mujeres más jóvenes de la serie. Muchas mujeres transexuales jóvenes son excluidas de sus hogares y sus familias las repudian cuando salen. El apoyo familiar de Janny representa la esperanza para el progreso social y la aceptación. Cortesía de Juan José Barboza-Guba y Andrew Mrozcrek. Es una locura que la serie pueda evocar una reacción tan fuerte … Andrew Mroczek: ¡Lo sé! Y cuando se le preguntó al congresista si había visto la exposición, ¡y él dijo que no! ¿Pero todavía lo dice como blasfemo? Pero el problema más grande es que él pinta a la iglesia católica y a él mismo como una víctima.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

Y él usa la serie para justificar eso. En Perú, la corrupción dentro de la iglesia hace que la iglesia sea un villano, no una víctima. Entonces, ahora el acosador afirma ser la víctima y es absolutamente repugnante que incluso lo proponga, especialmente sabiendo que la iglesia católica en Perú ha cometido crímenes atroces contra la humanidad. La iglesia es responsable de destruir cientos de templos incas de una manera para obligar a las personas a creer en el catolicismo, y él está pidiendo que el peruano promedio cotidiano los defienda.

Y nuevamente, estas mujeres, en su mayoría, la mayoría de ellas son católicas. Entonces, llamar a la exhibición una blasfemia cuando estamos usando la iconografía de la misma manera que la iglesia la usa, contar una historia, no es el problema para este congresista o la iglesia, sus transmujeres. Pero él simplemente no puede decirlo, no lo dirá.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

¿Por qué es importante que el arte tenga la libertad de comentar sobre la religión? Andrew Mroczek: Cuando consideras cualquier movimiento importante dentro de la humanidad, el lenguaje visual es de suma importancia. Cuando hablamos de cuestiones de humanidad, ¿de qué otra manera podemos ser realmente críticos? ¿De qué otra manera podemos realmente investigar algo que no se hace comúnmente antes? El impacto de las imágenes visuales realmente resuena entre las personas.

Si piensas en cómo la iglesia ha encargado pintores y pinturas para difundir su mensaje. Creo que Juan y yo solo seguimos ese hilo. Es fundamental utilizar este lenguaje y tener esta libertad de expresión y expresión artística para establecer una narrativa para los temas que estamos fotografiando. ¿Cuál será su futuro? Andrew Mroczek: Tienen que tener éxito y tendrán éxito; todo apunta a eso. Ellos son luchadores. Puede encontrar más información sobre Virgenes de la Puerta aquí

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

La contribución continua de Leyla a su comunidad comenzó estableciendo Feminas, una organización que dirige cuya misión es proporcionar educación sobre salud y seguridad. Dedica su vida a establecer una atención médica adecuada para las mujeres trans. Cortesía de Juan José Barboza-Guba y Andrew Mrozcrek.

Fotografías: Juan José Barboza-Gubo y Andrew Mroczek

Este texto fue publicado anteriormente en la revista Dazed and Confused Magazine.

TE PUEDE INTERESAR:

Staff Yaconic

Staff Yaconic

Previous post

AFTERLIFE: UNA ODISEA A TRAVÉS DEL REINO DE LA CONCIENCIA

Next post

NOCHE EN LA HOMEGROWN