Por David Cortés

Año 17 del tercer milenio D. C. y a la humanidad ya nada la sorprende. Quizá habría que invertir la proposición y decir: si nada te sorprende es porque no has estado en el lugar correcto en el momento adecuado.

En días próximos la presencia de Psychic TV o Genesis Breyer P-Orridge en NRMAL será uno de los principales atractivos del festival. Si es un grupo o una persona es poco relevante en la discusión. Es simple: sin Genesis sería inexistente una parte oscura del subterráneo, rica por su misterio, propuestas y contradicciones.

genesis breyer p-orridge psychic tv nrmal

Genesis Breyer P-Orridge.

COUM, EL PERFORMANCE MALDITO

Genesis nació como Neil Andrew Megson en 1950, en Manchester, y es mejor conocido porque en 1969, cuando se mudó a Londres, se unió a una troupé de performance llamada Transmedia Explorations; sin embargo, la verdadera epifanía llegó un día que, en un viaje familiar, “se separó de su cuerpo, escuchó voces y oyó las palabras Coum Transmissions”.

Entonces Genesis se puso a trabajar en el resultado de sus visiones y de 1969 a 1976 fundó un colectivo que se encargó de perturbar la flemática sociedad británica con sus montajes. En estos retrataban las perversiones y los impulsos más “bestiales” de los seres humanos.

En su último año de vida, cuando en sus filas ya se había integrado Cosey Fanni Tutti (Carol Newby), Coum realizó un performance llamado Prostitution, en el Instituto de Arte Contemporáneo (ICA, por sus siglas en inglés). El acto fue presentado como “un paradigma de las condiciones generales bajo el capitalismo, para hombres y mujeres”.

genesis breyer p-orridge psychic tv 1

Coum Transmissions, Prostitution.

Prostitution desató la ira de políticos y medios. Se quejaron acremente de la utilización de fondos públicos para la realización de semejantes puestas en escena. El escándalo concluyó con la declaración de Nicholas Fairbairn, integrante del Parlamento Británico, quien definió a Coum como “destructores de la civilización occidental”.

(Simon Ford tomó la frase para darle título a su libro Wreckers of civilisation: The story of Coum Transmissions and Throbbing Gristle. Cabe mencionar que el reputado DJ John Peel públicamente señaló: “Algunos dirán que Coum fueron unos locos, pero la constante exposición a la humanidad me hace creer que necesitamos más locos como estos”).

DE THROBBING GRISTLE A PSYCHIC TV

La parte siguiente de la historia es una de las más brillantes, pero también de las más desconocidas, permeada por mitos y leyendas urbanas del underground. Mientras estaban en Coum, Genesis y Cosey conocieron a Peter “Sleazy” Christopherson y más tarde a Chris Carter. Los cuatro fundaron Throbbing Gristle (el nombre significa pene erecto en el slang de Yorkshire) el 3 de septiembre de 1975, fecha en la que se cumplió el 36 aniversario del ingreso del Reino Unido en la Segunda Guerra Mundial.

genesis breyer p-orridge psychic tv

Throbbing Gristle.

En su breve existencia —su primera presentación fue en julio de 1976, la última en mayo de 1981—, Throbbing Gristle hizo lo mínimo necesario para llamar la atención a partir de una música sin concesiones. Grabaron cuatro álbumes en estudio durante ese periodo. En estos se encuentra el germen del sonido industrial y el noise. El grupo no abandonó la directriz vanguardista y lanzó una infinidad de discos en directo en los que el caos, la densidad, demencia e irreverencia se hicieron patentes. Hay que decir que la musicalidad brilló por su ausencia en la mayoría.

Cuando Throbbing Gristle se desintegró, Genesis fundó, con Christopherson y Alex Fergusson, una nueva agrupación a la que llamó a Psychic TV. El nombre, según su instigador, recupera algunas de las posibilidades de este medio de comunicación: “La televisión es una forma de indoctrinación y control de las masas, pero también puede utilizarse como una esoterrorista forma de magia para combatir el control institucional”.

Esa demencia de la cual hablaba John Peel se concretó aún más en los primeros años del grupo, cuando P-Orridge se alió con Anton La Vey, fundador de la Iglesia de Satán. La Vey colaboró en el corte “Joy” de Force the hand of chance, el debut discográfico de Psychic TV.

genesis breyer p-orridge psychic tv

Psychic TV en 1988.

Asimismo, en la demente creación de Thee Temple ov Psychick Youth (TOPY), “secta” ocultista fundada con la idea de crear un foro para discutir las ideas ocultas. Pero desde su fundación, Thee Temple fue asumida por algunos de sus integrantes como sucesora de la Ordo Templi Orientis (Orden del Templo del Este u Orden de los Templarios Orientales) fundada por Aleister Crowley y cuyas enseñanzas —tatuajes, body piercing, raves, magia y esoterismo— están asentadas en el texto de 550 páginas The Psychick Bible: Thee Apocrypha Scriptures ov Genesis Breyer P-Orridge and Thee Third MInd ov Thee Temple ov Psychic.

Probablemente la mejor definición de ese Psychic TV temprano sea su carencia de contención. Llegaban a una nueva década —los ochenta— y la libertad adquirida se expresaba en una música que tomaba algo de las sonoridades étnicas, del industrial y abandera el post punk, aunque también se caracteriza por su falta de coherencia, un sello que se encuentra unido de forma indeleble a toda la carrera de su creador.

La idea central que persigue Genesis es la iconoclastia; una guerra permanente que él explicó a Carl Abrahamsson en una entrevista publicada en The Fenris Wolf en 1989: “He estado envuelto en una guerra absoluta con la cultura desde el día que comencé… Estoy en guerra con el status quo de la sociedad y estoy en guerra con aquellos que tienen el control y el poder. En guerra con la hipocresía y las mentiras, con los medios de comunicación. También lo estoy con cualquier bastardo que intenta lastimar a alguien más solo por su gusto. Contra el privilegio, contra todas las cosas que uno debería de estar en guerra básicamente”.

La vida de Genesis está repleta de altibajos. Estos también se hacen advertibles en una trayectoria sonora en la que la inconsistencia ha sido una de las dominantes. Los primeros años de Psychic TV fueron amorfos, caóticos; pero muy interesantes porque fueron muestras de libertad, de concatenación de ideas. Muchas de ellas no del todo logradas. Pongan oído, por ejemplo, a un disco como Dreams Less Sweet (1983) o a When Lone Wolves Gather… They Could Start a War, un directo de 1984, o a esa gema de hermoso título Were you ever bulied at school…Do you want revenge?.

Estos primeros años no tienen nada que ver con ese Psychic TV que, a fines de los ochenta viró hacia el techno, concretamente al acid house, y que se convirtió en uno de los responsables de su popularidad en Europa. Para muestra: Tekno Acid Beat (1988), una de las varias “falsas” compilaciones puestas en circulación por la banda a fin de conseguir adeptos para la música house. Es el llamado periodo de Fred Giannelli, en el que algunos de los colaboradores fueron Dave Ball (Soft Cell), Richard Norris (The Grid) y John Gosling. Desde una perspectiva global, este periodo se antoja el menos interesante desde el punto de vista artístico, aunque comercialmente arrojó algunos dividendos.

PSYCHIC TV EN MÉXICO

¿Cuál es el Psychic TV que veremos por primera vez en México? ¿Qué desata la atención?, ¿la música de la banda o la figura de este hombre ahora transformado en otro (a) luego de llevar a cabo su proyecto pandrógino recogido en la cinta The Ballad of Genesis and Lady Jaye de Marie Losier?

Porque el Psychic TV que llega a México es uno más psicodélico. La colaboración del baterista Edley ODowd (ex Toilet Boys) ha sido fundamental. Hay que recordar que en 1999 se declaró la muerte de la banda y su resurrección en 2003. Una vez que se pusieron en circulación hundieron la nariz en una propuesta más viajera, incluso cósmica, alimentada de psicodelia, con predominio de las guitarras y en la que el jam es condimento esencial. Música plasmada en trabajos como Silver sundown machine vs. Alien Lightning Meat Machine, Mother Sky vs Alien Sky o Snakes.

Con Psychic TV o PTV3, como también se hacen llamar ahora, la propuesta se antoja infinita; se presta a una multiplicidad de interpretaciones (y también, hay que reconocerlo, de aberraciones, porque hay muchos discos cuya escucha es difícil, especialmente sus placas en directo).

Psychic TV es un grupo inabarcable, una obra que se ha construido-expandido a lo largo de los años y que va más allá de la simple historia de un colectivo de rock. Porque la vida de Genesis Breyer P-Orridge ha estado siempre en el limbo y su destino quedó signado desde que Coum y Throbbing Gristle aparecieron en la escena.

genesis breyer p-orridge psychic tv

Genesis Breyer P-Orridge.

Para las revistas musicales el primero era inexistente y el segundo una entidad de rock experimental, mientras la prensa especializada en arte ignoraba a TG y veía a Coum como un grupo de performance. (Recientemente Genesis, más ODowd, pusieron a circular un par de placas en las que colaboran con Tony Conrad, músico veterano que compartió créditos con John Cale y Faust, entre otros, y en las que la improvisación libre, abstracta y nuevamente difícil de asimilar es la dominante.)

El/ella está aquí. El/ella es el escándalo, un verdadero destructor de la civilización occidental, un iconoclasta de los tiempos modernos para quien, el comentario de uno de sus fans, tal vez sea uno de los mejores elogios: “Todo lo que puedo decir de Psychic TV es que después de escuchar su discografía completa, todavía los odio”.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

NOCHE CÓMEME: DE LAS CALLES ALEMANAS A LA CDMX

Next post

OBITUARIO PARA REN HANG