Por Daniel Vela

Fotos: Daniel Geyne 

Off Limits comenzó con toda la fuerza de Doble D y su hardcore punk. Juntos desde 2008, los de Azcapo aportaron toda la pila para abrir el toquín. Su más reciente álbum, Mundo en Llamas (2015), contiene cuatro canciones rompe madres: “Guerra Santa”, “Esclavo”, “Nada en que creer” y “Hombre de hierro”. Con Panke al mando, en la batería, Neto en la voz, Triste y Fofo en las liras y Téllez en el bajo, Doble D llenó de sonido el 360 Evenue, de hardcore y mosh, siempre entregados.

El festival se distinguió por la facilidad para llegar, acceso rápido, un excelente registro para prensa, comida de calidad y sobre todo el cartel, compuesto de bandas locales y foráneas.

OFF LIMITS TOQUIN3

Luego vino Annapura: hardcore, punk y powerviolence. La banda integrada por Daniel, Gabo y Azael lleva dándole desde 2013 con tres increíbles producciones: Falló (2013), Annapura (2014) y Annapura II (2015). Entregan lo que prometen, algo chingón, rápido y furioso.

Para seguir con la destrucción arribó Axpi, con sus letras sobre corrupción, muerte, ira, amor y vida. Axpi se caracteriza por su rapidez. Para corroborarlo habrá que escuchar cualquiera de sus tres producciones: Along the Bitter Ways of God (2003), Prueba Esto Vol. 3 (2013) y SkullRoads: Tales from a Darkside (2016).

Curva Sur, venezolanos que no necesitan presentación, ofrecieron un recital lleno de fuerza con un hardcore punk energético, sello de las bandas sudamericanas. Vale la pena revisar Unidos Contra Todos (2014), para saber de lo que hablo.

Sin tener que presentarlos, Los Viejos —Viejo Jacobo y Viejo Eustaquio— pusieron el toque que le faltaba al desmadre. Imposible olvidar el video de “Infección urinaria”. Podemos decir que en Los Viejos hay rasgos de hardcore, thrash y metal mezclados; esa combinación ha dado vida a materiales furiosos: Quebrantahuesos (2012) y Sociedad del Miedo (2016). La distorsión se hizo presente. Cualquiera de los tracks de esta banda es un roll on: “Caderas Punk”, “Amnesia en el Estado”, “1934-1994”. Todas dignas de representarnos.

OFF LIMITS TOQUIN 4

OFF LIMITS TOQUIN1

Desde Puerto Rico, la tierra de la gasolina (la bebida), aterrizó Tropiezo, integrado por Rumbita, El Gran B, Yegui, y Snake. Unido desde 1997, esta banda boricua nos ha entregado Disparando con Sónica (2001), en conjunto con Lácteos, Distorsión Rebelde y Unidos No. Su primer disco completo fue Desenmascarando a los héroes de la hipocresía (2001). La rapidez y las diversas colaboraciones han hecho de Tropiezo una de las bandas más representativas del género. De Puerto Rico para el mundo.

En 2005 La Armada, originaria de República Dominicana, hizo su aparición en la escena. Como parte de la cultura DIY (Do it yourself), la banda decidió moverse a Chicago y empezar una gira por todo Estados Unidos. Con una fuerte temática en contra del colonialismo y a favor de la lucha de clases, dejaron un mensaje fuerte y claro en nuestro país. Crisis, un EP que lanzaron en 2014, o el homónimo La Armada (2012), son parte del material a escuchar.

Los embajadores daneses del Teutonic Thrash Metal, los Impalers, llegaron al escenario. Esta banda se basa principalmente en la temática religiosa y política, en la humanidad y obviamente en el metal. Recién lanzaron “Megalodon”, una rola top, siempre con esa influencia de Discharge.

Después de un poco de thrash, ¿por qué no un poco de violencia, decadencia y brutalidad con el hardcore de Baptists? Esta banda canadiense empezó a tocar en el 2010 formada por Andrew Drury, Danny Marshall, Nick Yacyshyn y Sean Hawryluk. Aquí se prendieron las cosas. Drury bajó del escenario y armó el slam. Lo inauguró. Estuvo intenso.

De paso a algo más “tranquilo” llegó Much The Same, banda de punk rock proveniente de Chicago. Autocatalogados como skate punk, nos hicieron recordar Quitters Never Win (2003) y Survive (2006). Habrá que mencionar que esta banda se había separado, pero tuvimos suerte con su regreso en 2015.

No hubo mejor momento para ver a Strife. Con Rick Rodney al frente, un hardcore agresivo, fuerte y vehemente. Al calor del concierto Rodney golpeó su cara con el micrófono hasta hacerse una cortada. La herida en la frente prendió a la banda, le sangró durante un largo tiempo, hasta que decidió bajar con la gente y armar el desmadre. Mientras estaba en el mosh pit, una chica se le acercó y lamió su herida, borrando toda huella de sangre.

OFF LIMITS TOQUIN2

OFF LIMITS TOQUIN5

Después de la notable muestra de amor en la pista, llegó el turno de Power Trip: puro crossover y thrash metal. Continuó la dinámica de la rapidez y la furia. En mi opinión, Manifest Decimation (2013) es una de sus mejores producciones. Este año lanzaron un split con Integrity, digno de ser escuchado en repetidas ocasiones. No puedo evitar pensar en Exodus cuando los escucho. Vaya que hicieron una buena presentación.

El curso de la noche siguió con Ignite, banda de hardcore melódico y hardcore punk, representantes de Orange County, California. Vinieron a entregar un mensaje de activismo político, siempre ha sido su línea. Zoli Téglás (cantante que ha estado también con Pennywise) le tiró un par de malas vibras a Trump, aunque no pasó de decir lo de siempre: los mexicanos son los que lavan los platos y cortan pasto en el gabacho. Su intención fue buena.

Lo más esperado de la noche fue Iron Reagan, el grupo superestrella formado por integrantes de Municipal Waste, Darkest Hour y Cannabis Corpse. Todo un lujo. El nombre de la banda se deriva de una mezcla Iron Maiden y Ronald Reagan (expresidente de Estados Unidos). Entre sus éxitos están “Miserable Failure” y “I won´t Go”. La neta rifaron.

Llegó el turno de 88 Fingers Louie, nombre peculiar que proviene de un pianista gánster de la era del crimen organizado en Estados Unidos. Denis Buckley, el vocalista, se veía un poco fuera de forma, por más que intentamos bajarlo del escenario, no lo logramos. Esta banda es icónica por varias razones, la más importante: dar vida a Rise Against en 1999, a raíz de una de sus tantas separaciones. De los 88 Fingers podemos recordar algunos super hits: “100 proof”, “Blink”, “Pent up”, entre otros. Jamás imaginé verlos en vivo.

Y, finalmente, las leyendas: Sick Of It All. Estos neoyorquinos siempre llenos de energía, entregaron un set que solo ellos podrían firmar. La actitud de los Koller, el bajo de Setari, los tarolazos de Majidi… qué más se puede pedir. La gente se entregó a la música en cuerpo y alma. La mejor manera de celebrar 30 años por parte de estos dioses del hardcore.

No hay más que decir, ¡gracias Puercords!

Editor Yaconic

Editor Yaconic

alex gamsu ENTRADA
Previous post

ESTE ILUSTRADOR ES UN PERVERTIDO

transplantes yaconic ciencia ENTRADA1
Next post

MONSTER AND MEN. 200 AÑOS DE TRANSPLANTES, ELECTRICIDAD E HISTORIAS DE MIEDO