No he ido al campo de batalla para hacer propaganda, sino a elaborar un natural análisis de la realidad. Otto Dix.

Por Scarlett Lindero Cortes / @ayapocosi

La obra de Otto Dix ha sido despreciada por lo que algunos entendieron como atracción por lo brutal. Dix atravesó los horrores de la guerra y de su funesta estela; de la primera fue soldado en el ejército alemán, para pintar y sentir de cerca la muerte. Luego fue un artista degenerado para los nazis y un misterio del siglo XX. Uno que ha llegado a México en Otto Dix. Violencia y pasión, magna muestra que el Munal abre este 11 de octubre.

Ulrike Lorenz, la curadora de esta primera gran retrospectiva en México de Dix, lo ha definido así: “expresionista, dadaísta o un maestro antiguo, pintor propagandista y ecléctico, fanático de las observaciones y visionario, moralista y cínico… fue esto y mucho más. Sin embargo, este artista excepcional alemán fue ante todo otra cosa: un realista, un contemporáneo y testigo de su época, un afectado y un observador. En su vida atravesó casi todas las estaciones del siglo de los extremos.”

otto dix01

Schädel (Cráneo, 1924) © Otto Dix / Bildkunst / Somaap.

Otto Dix nació en 1891 en Gera, una ciudad en el centro de Alemania. Se enroló como voluntario en las filas del ejército alemán en 1914 y atravesó la Gran Guerra en diferentes cargos y misiones, hasta 1918. Sobre ello pintaría y dibujaría encarnadamente, y el escritor y académico español Antonio Muñoz Molina escribiría: “Después de una hora entre los grabados y las pinturas de Otto Dix empiezo a sentir un desagrado semejante al que me provoca la prosa de Céline, que aspira a contar un grado de exasperación semejante. Demasiado resplandor de estilo para tan poca compasión.”

Otto fue influido por la llamada Nueva objetividad, movimiento que rechazaba al expresionismo y propugnaba por un arte crudo, provocativo y satírico. Pero acaso su peor drama personal no fue  su participación en la guerra, sino el ascenso del nacionalsocialismo. “En el apogeo cultural de la República de Weimar —escribe Lorenz en un texto curatorial—, Dix avanzó hasta ser el representante más importante de un realismo crítico, con el que adoptó una postura crítica ante su época.”

otto dix en mexico

Sturmtruppe geht unter Gas vor (Tropas de asalto adelantadas con máscaras de gas, 1924) © Otto Dix / Bildkunst / Somaap.

otto dix en mexico2

Mahlzeit in der Sappe (La hora de comer en las trincheras) © Dacs.

Una vez caída la República y con Hitler en el poder, Dix emigró con su familia al Lago Constanza después de que los nazis le persiguieran y quemaran buena parte de su obra —260 cuadros—, le prohibieran exponer en territorio germano y consideraran su arte como “degenerado”.

Dix había penetrado críticamente en las entrañas de la primera posguerra. Sus obras habían disparado contra la Alemania burguesa. En su tríptico “Grobstadt” (“Metrópolis”, 1928) se observan algunos personajes de la clase alta bailando gozosos al centro, mientras veteranos de guerra mutilados y desesperadas prostitutas callejeras ocupaban los dos laterales.

otto dix04

Großstadt (Metropolis 1927-1928) © Ars, NY.

otto dix en mexico3

Ungleiches Liebespaar (Pareja desigual, 1925) © Otto Dix.

“Exploró la seducción y la decadencia, representó la lujuria en el burdel y la muerte en la recámara, investigó la miseria de la clase media y el discreto encanto de la burguesía. En todo, permaneció fiel a sus temas e intransigente en sus detalles”, dijo Lorenz al diario El Universal. Dix, había escrito la curadora, toca las preguntas fundamentales de la existencia humana y sus cuadros son a la vez espejo y comentario.

Tras la Segunda Guerra Mundial Dix continuaría pintando, exponiendo y recibiendo homenajes. En 1966, a los 75 años, recibió los premios Alfred-Lichtwark y Martin-Andersen-Nexö. Después recibiría el premio Hans-Thoma y el premio Rembrandt. El pintor fallecería el 26 de julio de 1969 en Singen, Alemania, víctima de ataque de apoplejía.

Un “degenerado” comprometido con su tiempo.

otto dix03

Selbstbildnis mit Staffelei (Autorretrato con caballere, 1926) © Otto Dix / Bildkunst / Somaap.


Otto Dix. Violencia y pasión se exhibirá del 11 de octubre al 15 de enero de 2017 en el Museo Nacional de Arte (Munal) de la Ciudad de México. Los detalles están por ACÁ en el sitio oficial del recinto.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

transplantes yaconic ciencia ENTRADA1
Previous post

MONSTER AND MEN. 200 AÑOS DE TRANSPLANTES, ELECTRICIDAD E HISTORIAS DE MIEDO

hoyos fonquisENTRADA
Next post

LOS HOYOS FONQUIS