Por Antonio Frias / @jafrias26

Más allá de la religión, el personaje de Jesús es un ícono. Su figura representa al héroe canónico, al elegido que deberá superar dificultades, atravesar un martirio, formar una comunidad y sacrificarse por ella. Todo para convertirse en el mítico salvador. Dicha premisa podría describir muchas cintas clásicas; pero en ésta en específico se añade el factor religioso, adquiriendo importancia histórica, cultural y social.

Desde sus inicios, el cine tomó inspiración en las escrituras sagradas. Georges Méliès y los hermanos Lumière hicieron su respectiva cinta protagonizada por El Hijo de Dios, demostrando la riqueza y profundidad simbólica del personaje. No podemos negar que por si solo es atractivo. Ya sea que se realice un trabajo fílmico con intenciones propagandísticas, con devoción o, por el contrario, se utilice la historia de este Mesías para criticar a los fanáticos, o a la sociedad, Jesucristo es un personaje recurrente en el cine, además de ser un emblema que no deja indiferente a nadie: creyentes o escépticos.

Precisamente por eso, y aprovechando la temporada, aquí están cinco películas que por una u otra razón incomodaron a algunos sectores del público; algunas de plano fueron censuradas, criticadas, consideradas blasfemas e incluso, se “excomulgó” a los responsables.

LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE CRISTO (1988) – MARTIN SCORSESE

LA ÚLTIMA TENTACIÓN

Basado en la novela de Nikos Kazantzakis, esta película fue censurada en muchos países (México incluido), ya que mostraba una versión ficticia de la crucifixión. En ese momento decisivo de la vida de Cristo, el personaje de Jesús, interpretado aquí por Willem Dafoe, recibe la visita de un ángel, quien lo invita a bajar de la cruz, lo tienta a abandonar su misión redentora y, en cambio, le ofrece una vida junto a María Magdalena (Barbara Hershey).

Desde el inicio se aclaró que la historia pretendía humanizar al Hijo de Dios, mostrarlo como una persona confundida, con deseos e impulsos —“pecadora”, dirán algunos—; aún así, a la Iglesia, y muchos creyentes, no les gustó nadita. La consideraron un insulto a sus figuras emblemáticas y a su historia, razón por la cual se excomulgó a Martin Scorsese, a Kazantzakis y a varios colaboradores.

Más que una ofensa, esta mítica escena, musicalizada por Peter Gabriel, es, como el propio Scorsese lo dijo, un retrato de la dualidad de Jesús; una exploración a su fascinante naturaleza humana y divina:

LA PASIÓN DE CRISTO (2004) – MEL GIBSON

LA PASIÓN DE CRISTO

En 2004, Mel Gibson realizó La Pasión de Cristo y demostró su fervor religioso, provocando un enfrentamiento entre grupos de creyentes. Por un lado estaban los fanáticos católicos y conservadores; mientras que por el otro los judíos fervientes, molestos por la forma sádica en que se les proyecta en pantalla.

La Pasión es un vía crusis gore, protagonizado por el flagelado James Caviezel, en el que el supuesto mensaje de amor y comprensión queda salpicado por una estética excesivamente sangrienta, violenta y sadista. “Hiperrealista e histórica”, diría Gibson.

Mientras que el Vaticano la apoyó, fueron muchos más los líderes religiosos que llamaban a la protesta y que criticaban una tendencia antisemita en el filme. El salvajismo explícito únicamente llamó la atención de los espectadores, si bien el morbo la hizo un rotundo éxito de taquilla. La devoción que expresó Gibson posteriormente, y el hecho que la Iglesia católica la considerara material para evangelizar, dejaron en claro las intensiones de este filme hecho por y para devotos con una visión similar del sacrificio de la crucifixión.

 LA VIDA DE BRIAN (1979) – TERRY JONES

LA VIDA DE BRIAN

A través del humor, la sátira y la irónica ridícula, el grupo de comediantes ingleses Monty Python (Graham Chapman, John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones y Michael Palin) realizó un comentario ácido acerca de la espiritualidad —y en especial— de la forma en que las personas interpretan la religiosidad, llegando incluso al dogmatismo, con La vida de Brian.

Con el apoyo financiero del Beatle George Harrison, este filme narra la historia de Brian Cohen, un tipo que nació el mismo día y a la misma hora que Jesús, sólamente que en el pesebre de al lado. A partir de este personaje, los Monty se dan vuelo y proyectan escenarios paralelos a los del Mesías real; se burlan del machismo que impera dentro de la religión, del sectarismo y de la cultura de masas que busca héroes, símbolos y termina santificando prácticamente cualquier cosa.

Como era de esperarse, y a pesar de no estar centrada en Jesús, la película fue considerada blasfema en Noruega, Irlanda y otras localidades inglesas. De hecho eran los gobiernos municipales los que debían decidir si se proyectaba o se vetaba, aunque ni la hubieran visto. De igual forma, los grupos conservadores y católicos alegaron inmoralidad y un golpe a la fé de cualquier persona.

Los Python hicieron una sátira religiosa por demás divertida, en forma de sketches criticaron la organización religiosa-política y la facilidad con la que se puede confundir el “mensaje divino”. La escena final, de todos los crucificados cantando una canción burlona, “Always Look on the Bright Side”, fue una de las más polémicas ya que decían que transformaba el sufrimiento en risas.

 JESUS CHRIST SUPERSTAR (1973) – NORMAN JEWISON, CON MÚSICA DE A.L. WEBB Y TIM RICE
JESUCRISTO SUPERESTRELLA

La Pasión vista como una rock-opera-hippie, Jesús tiene enfrentamientos musicales con Judas Iscariote. Las canciones compuestas por el mismísimo Andrew Lloyd Webber fueron una renovación a la figura religiosa, una mirada más jovial; sin embargo, a los grupos de cristianos les pareció una blasfema poco apegada a la Biblia y, lo peor de todo, el Mesías parecía un adolescente interesado en el sexo, la diversión y la psicodelia en general.

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (1964) –  PIER PAOLO PASOLINI

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO

Una visión única, mucho más poética, alejada del mito y la grandilocuencia; un Jesús humanizado al punto de que luce desarreglado, mundano… crudo. Protagoinizada por Enrique Irazoqui y actores no profesionales, El evangelio según San Mateo presente a un Mesías que cuenta sus enseñanzas en grandes paisajes, rodeado de campesinos, vendedores y personas reales.

Pier Paolo Pasolini, excéntrico director italiano, abiertamente homosexual, con tendencias marxistas y ateas, entregó una pieza que, aunque transmite espiritualidad y respeto, es un acercamiento neorealista en el que se ve a Jesús como un revolucionario comprometido, impaciente; algo muy poco común y que molestó a los conservadores de la época, ya que era una interpretación abierta, libre, de la Biblia.

Vale la pena recordar que otros trabajos de Pier Paolo fueron todavía más polémicos, como El Decamerón y Saló o los 120 días de Sodoma. Esto lo llevaría a ser perseguido por sus preferencias políticas y sexuales, culminando en su misterioso y brutal asesinato en 1975.

Acá el tráiler:

Y acá la peli completa:

También puedes ver las cintas: Superchrist!, Hitler Meets Christ, Dracula 2000 y Dogma

YACONIC

YACONIC

Previous post

EL DO IT TOGETHER DEL FESTIVAL AQUÍ NO HUBO ESCENA

Joseba Elorza
Next post

EL RUIDO VISUAL DE JOSEBA ELORZA