Al contemplar de las fotografías de Pierre Winther puedes viajar a través de una roadmovie, ambientada en los años 50. Sus personajes enigmáticos y sus escenas, tan parecidas a un fotograma, te invitan a continuar con la historia que esta ante tus ojos. El fotógrafo de Dinamarca es experto en mezclar la ficción con la realidad y llevarnos a un mundo extraordinario.

Winther ha colaborado con revistas como The Face y Rolling Stone, además de haber trabajado para distintas marcas como Levi´s y Diesel, dejando su marca en cada una de las campañas en la que ha estado. Una de las más famosas es su colaboración con Levi´s en 1992, donde recibió fuertes críticas al haber fotografiado a un hombre montando un tiburón.

El fotógrafo aclaró que su intención era hacer una fotografía similar a la de las portadas de National Geographic, pues durante su adolescencia había sido fuertemente influenciado por las fotografías de la revista, por la naturaleza y los fenómenos naturales.

Para que Winther lleve a cabo el montaje de las escenas de sus fotografías necesita aproximadamente entre 50 y 60 personas, es por ello que trabaja con marcas internacionales, pues son las únicas capaces de pagar los costos que requiere, esto le permite tener los elementos necesarios para crear los escenarios que nacen de su mente.

Las fotografías del artista son un perfecto ejemplo de que el arte puede ser parte de la publicidad, pues el trabajo de Winther les parece, a las marcas,  casi como una obra de arte, mientras que para el mundo del arte no acepta su trabajo, ya que lo realizo para un cliente. Esto es aprovechado por el fotógrafo, pues sus fotografías son subastadas, en cada trabajo se propone crear imágenes tan hermosas que quieras colgarlas en tu pared.

La obra de Winther es tan surrealista que a veces parecen montajes hechos por computadora, sin embargo, el artista prefiere crear cada una de las fotografías, como si estuviera a punto de grabar una película. Es por ello que realizó una serie de fotografías en Polaroid en donde demuestra su capacidad creativa y de que no necesita de herramientas digitales para lograr el mismo efecto en sus fotografías.

En el 2015 Winther, tras 25 años de trabajo, publicó Nothing Beats Reality su primer libro, con una recopilación de algunas de las fotografías que había realizado en esos años de trabajo. El libro tiene una narrativa cinematográfica en donde el lector puede encontrar cinco o seis historias que se desarrollan al mismo tiempo, dándoles la oportunidad de que sean ellos mismos quienes le pongan fin a esa historia.

La obra del fotógrafo ha sido expuesta en la galería Fotografiska de Estocolmo, Deichtorhallen en Hamburgo, Øksnehallen en Copenhague, NRW-Forum Düsseldorf, Hilversum Museum Netherlands y Paris Photo. Además una selección de sus fotografías fue publicada por TeNeues en el photobook Nothing Beats Reality

TE PUEDE INTERESAR:

ESTAS SON LAS NOMINADAS A MEJOR FOTO DEL AÑO WORLD PRESS PHOTO 2018

DARREN PEARSON CREA DINOSAURIOS CON LUZ EXPUESTA

EL ARTE DEL CAOS EN LA OBRA DE OLIVIER VALSECCHI

LA MINUCIOSIDAD DE PHILIP-LORCA DICORCIA

IZUMI MIYAZAKI | REINVENTANDO LAS SELFIES CON SARDINAS, ONIGIRIS Y TRIPAS

NADIA LEE COHEN: “FEMALE DOMINANT!”

Zeltzin Aguilera

Zeltzin Aguilera

Una nube con pantalones | así pasa a veces | sólo soy una persona | siendo.

Previous post

CENTRAL DE MUROS: MURALISMO PA’ LA BANDA

Next post

RITA GUERRERO: DESDE EL PRESENTE Y EL FUTURO