Inshallá (Dios lo quiera)

Por Lola Ancira 
[button link=”http://letrasymaullidos.blogspot.mx” target=”blank” style=”small” title=”letrasymaullidos.blogspot.mx”][/button]

La noche del martes 2 de julio fue presentado, en la Librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica el libro Primavera de Damasco de Diego Gómez Pickering (México, 1977), maestro en Periodismo y Desarrollo Cultural.

En la mesa acompañaban al escritor los periodistas Salvador Camarena y José Carreño, así como los escritores Alberto Ruy Sánchez y Rose Mary Espinosa, un grupo de lo más pertinente, pues el libro precisamente está conformado por más de treinta crónicas narradas de manera literaria.

La presentación dio inicio con la lectura de algunos textos del poeta Mohamed Aladdin en su lengua natal, contando también con la lectura de su traducción al español.

Pickering nota

Las primeras palabras dirigidas para el libro y el autor fueron dichas por José Carreño, quien comenzó por describir a Pickering como un diplomático moderno muy bien formado, definió el estilo del libro como una crónica periodística en frontera con la literatura. La obra, según Carreño, es un registro documental de viaje, que incluye datos históricos (tanto recientes como antiguos) y revelaciones con el valor noticioso de la sorpresa, contado a través de crónicas coloridas, retratos humanos de historias trágicas y sobrevivientes de cada día, revelaciones que logran conmover al lector no importando su religión, pues estos datos reveladores son aceptados por los creyentes de todas las religiones. Este registro político-literario, dice Carreño, nos deja claro que de alguna manera todos somos o venimos de Damasco, ese país que está en un sueño del que no ha despertado: una equívoca primavera árabe.

Tocó el turno a Alberto Ruy Sánchez, quien destacó el valor periodístico del libro, que a través de su apertura e información, deja un sentimiento de privilegio al saberse en Damasco, al saberse vivo, como ese ‘gran viajero’ que se privilegia unicamente por poder estar en cualquier lugar. Compara también a Damasco y el libro con la luna, con una gran luna y sus diferentes fases: llena de luz, con claroscuros, que deja ver sutilezas o en la completa oscuridad. El autor, para Ruy, es una especie de cuentacuentos de Damasco, una ciudad maravillosa que está siendo trágicamente destruida piedra por piedra y los crímenes históricos que ocurren en ella, un libro que parte de la dictadura y desea llegar al “ojalá”, palabra que viene del árabe Inshallá, que significa “Dios lo quiera”.

Rose Mary Espinosa agregó comentarios sobre su viaje a Siria y sus experiencias, siempre positivas. Habló sobre ese lugar misterioso que revela sus secretos a quien lo visita, ese Damasco en el que también hay bondad y sensibilidad, arte y cultura.

Finalmente, Salvador Camarena cerró la fase de los comentarios y calificó a la obra como una crónica ágil y trascendente, que no alecciona sino que enseña, en el sentido de mostrar; crónicas que se convierten en referencias para poder entender a Damasco y el mundo.

Para concluir, Pickering agradeció los comentarios de los presentadores, así como la lectura de Mohamed, leyó un fragmento del libro invitando a todo el público a adentrarse en ese mundo oriental que a pesar de la lejanía, es tan parecido al nuestro.

YACONIC

YACONIC

Esmirna en llamas
Previous post

HOMERO ARIDJIS Y SU ESMIRNA EN LLAMAS

Body worlds vital
Next post

BODY WORLDS: LA VIDA, UNA MARAVILLA