Por Feli Dávalos / @feligres

El calendario del rap mexa 2015 estuvo marcado por las batallas. El formato de batallas escritas (a diferencia de las de freestyle) terminó por arraigarse de lleno en la psique de la escena. Ver y comentar videos de batallas es la nueva cosa que hacen los raperos. Cuatro ligas diferentes llevaron a cabo eventos en DF: Spit, Línea 16, Colisevm y Secretos Besócrates. Mi evento favorito fue el de Spit vs. Velorio en el Pasagüero en agosto; sobre todo Denter contra Eptos y Kooper Kaiser contra Ill Máscaras. Corrijo: cinco ligas hicieron eventos en DF, pues esa fecha se llevó a cabo en conjunto por Spit y Velorio (nombre de la primera liga de batallas en español de Estados Unidos, angelina; ya hay varias ligas, los gabachos hasta batallan en español por teléfono).

Tal vez el mejor evento no fue de rap, sino de batallas de beatmakers: Chaos MX, organizado por Eptos. Y a tal grado las batallas fueron más relevantes que la música, que el rapero mexicano más famoso del 2015 fue Mauricio Hernández alias Aczino representante mexicano (por segundo año consecutivo) en Red Bull Batalla de los Gallos. Mauricio ha viajado por la mitad de Latinoamérica haciendo freestyle, pero cuánta gente se sabe un coro suyo. Y lo admiro profundamente, es sólo una dura descripción de la realidad.

Muelas de Gang contra Eric El Niño fue el eje temático principal de esta narrativa. La expectativa alrededor fue, además de la más grande que ha habido para una batalla, de posturas en el rap. La gente se inclinó secreta o públicamente por uno u otro contendiente, en una neurosis colectiva del momento por supuestas ideologías, afiliaciones geográficas o afinidades históricas. Con el paso de los meses (y los memes) las batallas se volvieron protagónicas en la charla común, y quedó claro que Muelas de ningún modo había perdido. Ambas posturas quedaron cinceladas como en piedra en las frases “háblame de flows” y “lol verga lol”, perlas de reciente manufactura, pero de enorme dominio público.

El dato de las batallas es elocuente en sí mismo y sujeto a posteriores y más densos análisis por parte de los salvaguardas de la tradición. Baste decir que gracias a ellas otro eje temático alrededor del cual giró el rap mexicano este año fue MC Dinero. MC Dinero cerrando MTV Millennial Awards 2015. Hechos reales.

Esperemos un efecto pendular y que el año entrante muchas entregas de petróleo refinado deleiten la mejor parte de mis días. En gran medida MC Dinero no tiene nada que ver con el rap mexa; como los MC’s de batalla (y el formato de los eventos) comienzan a chotearse, el efecto sorpresa se ha desgastado. La cosecha de discos no fue menor que otros años. Las batallas no cambiaron, ni en calidad ni en cantidad, el mutante panorama de los estrenos en esta ciénaga: siempre se mantiene un sector cocinando vidrio en los laboratorios. Y hubo joyas.

Pero antes: hay que aclarar que esta lista es un ejercicio personal y aunque es muy mi gusto (y si la hiciera mañana, cambiaría), el motivo de publicarla es triple: me ayuda a darle orden y sentido una obsesión personal; ayudar a que tenga mayor difusión el trabajo de artistas independientes que  me gustan; y generar una discusión alrededor del tema.

15. FUME871 – ABADDON (OSUK MUSIC LAB)

El más joven del crew 871, la escuela estricta de Torreón, entregó seis rolas como cuervos en la sombra planeando atracos. Abstracción rapera en la línea espectral y áspera que caracteriza a Osuk Lab. El rap de Fume es un cráneo que grita. Tal vez grita de más, pero no por ello el hardcore del desierto dejó de entregar otro platillo rico en nutrientes. Aunque su alarido es un lugar común, la vivencia relatada es legítima: es ese disco que se tiene que hacer a cierta edad, para después hacer otro más ponchado.

fume871 abaddon

14. THOMPSON – I.D.H.A.L.O.F. (X1992)

Thompson es una de las dos mitades del extinto dúo Émfasis, que entregó uno de los discos memorables del 2014: Husky. Monterrey es semillero de raperos en la nueva escuela y a diferencia de otros lados, los regios han cultivado un sonido distintivo: etéreo y soñador. Thompson presentó en septiembre su primer trabajo en solitario: I.D.H.A.L.O.F. (I Don’t Have A Lot Of Friends), un disco deprimido, todo en el mismo tono púrpura y traslúcido como jarabe para la tos. Malhumorado y soñoliento, el estado anímico es idóneo para entonar la balada de los nacidos en los noventa.

thompson i.d.h.a.l.o.f

13. FARUZ FEET – DÍAS GRISES

Aunque este defeño presentó en agosto un disco nada despreciable de diecisiete temas llamado Karma, fue en la contenida explosión de Días Grises donde secreté adrenalina. Cinco cortes directos y aparentemente sencillos como grafitero del Metro en misión nocturna. Un bato en forma ejercitando su rap oscuro, construyendo el mito personal. Los cinco temas fueron escritos, producidos, grabados y mezclados por el propio Faruz y estrenó el EP en mancuerna con el blog decano del rap mexicano, Cabezas Underground, dando continuidad a una fórmula que comenzó en 2013 con King Kong Mixtape.

12. DOOM PROVIDERS – STREET KILLAZ

Este dúo de Morelia, Michoacán, sazona asbesto en su cocina de humo. En 2013, Doom Providers entregó un clásico del nuevo boom bap mexa: T.D.P. Dos años después, Street Killaz es una queja larga como insurgencia criminal en la Tierra de Ooo. La visión nihilista y pesimista se mantiene y el dúo exprime su fórmula de cloaca alquimista, con colaboraciones de lujo por parte de The Incredible Tall y los hermanos saltillenses Fat Cap y CRNZ. Los beats de Harry Caine mantienen el estándar y Ace Hitter escupe barras como samuráis en Valium. Ocho cortes afilados que caen mal en el ego de raperos, hechos sin bulla, con un dedo medio bien firme.

doom providers street killaz

11. SICK MORRISON – VERANO WOODSTOCK (LA ROMA STUDIOS)

Verano Woodstock es la culminación del personaje al que este regiomontano lleva años dándole forma: el viejo lobo poeta que relata aventuras de desencanto a través de un vaso de whisky. La exploración de los catorce temas va de la psicodelia al pop, a través de densidad en las letras y coros firmes, dialogando lo mismo con King Crimson que con Mac DeMarco. Éste uno de los dos discos incluidos en esta lista grabado en La Roma Studios. El gran acierto de Prax en Verano Woodstock es saber negociar con las tendencias actuales sin perder su estilo confuso y espeso.

sick morrison verano woodstock

 10. MOF – MONEY OVER FAME (TERROR INDUSTRIES)

MOF es uno de los más hábiles y carismáticos MC’s del centro, con años demostrando consistencia en la agudeza de ingenio callejera, parte de Hood P e integrante del Jedi Revolver. Mofle presentó su esfuerzo solista bajo la plegaria Money Over Fame. Rap para darte las tres y comer tacos de canasta, compartiendo con tus homies un cigarro suelto de puestecito verde. Rolas como “whiteDust” o “Mu$ic para el corner” es mierda en tu cara como Casper violando a Jennie en Kids. Y aunque a veces me puede resultar monótono, las barras de MOF están siempre en el punto. La portada de ese Eddie rapper con sus Jordán es la favorita del año y reinará suprema por siempre en los corazones de los niños.

9. KARONNTE – EL MIXTAPE DE CARONTE (LA ROMA STUDIOS)

Karonnte es el productor, beatmaker y MC que despacha en La Roma Studios y es un nombre clave en el sonido etéreo y clasemediero de la nueva escuela regia. Su estilo es abarcador, tiene inocencia y lo que parece una fe genuina en la música. El Mixtape de Caronte es su tercer trabajo, y el primero donde se escucha dueño de la circunstancia. Su imaginación a ratos raya en lo literal, pero el disco es ambicioso, con puentes musicales sorpresivos, arreglos sofisticados y colaboraciones quirúrgicas, como los regios CLXSTA y Jozué o el saltillense CRNZ, además de Taxi Dee y un beat del hidalguense Said Zú. El resultado es ecléctico, con coros memorables y un sonido rebosante de vida a lo largo de diecinueve cortes.

el mixtape de caronte Karonnte

8. ROLLIE TX – DR. CHUCK: HISTORIAS DEL VELORIO SEASON

Una onda tumbada relax, sin compromiso en la maldad, para dar el rol en la pick up con un cartón, el perro atrás y una espiga campirana en los dientes. Chihuahua shit. Genocyde es el nombre del crew y Rollie Texas la mente maestra detrás. El título de su disco es favorito 2015: Dr. Chuck: Historias del Velorio Season. Me gusta porque no necesita justificación, como la música de los dieciséis temas incluidos: rap porque sí, con todo y skits a gusto. Como debe ser. Una bonita definición de rap es cuando alguien construye una vía de autoconocimiento sin ayuda de nadie. A veces se nos olvida que este pedo es inmediato, orgánico. Folclore de la esquina, contar la misma historia. Y funciona o no. Con Rollie funciona.

rollie tx dr chuck historias del velorio season

7. LNG/SHT – LES JURO QUE SÍ LLEGO

Primero lo obvio: con estas siete rolitas de manufactura, si no rústica, sí elemental, Lng/SHT siguió surfeando los sillones del país, y se coló en la rotación de la radio. El bato ha conquistado los lugares más inverosímiles y por segundo año consecutivo es el rapero que más gira. Aunque el flow de Gastón es a veces protoflow, cada barra es inteligente y cuenta historias. “Muchacha I” o “Llaves, Teléfono y Cartera” son ejercicios de alto vuelo, y la dosis perfecta al año para quien no escucha rap. Lng/SHT es el único adulto de clase media en México que no se ve ridículo de rapero, sabe ser él mismo. Y en este EP dotó de profundidad al personaje. Los skits son favoritos del año, se agradece cuando un artista se pone él mismo en el blanco. Y aunque Les juro que sí llego es una expiación de demonios personales, el tono es ligero. El tiro era largo, pero se la pelan.

lng sht les juro que si llego

6. ADÁN CRUZ – QUIÉRELO (GOOTI RECORDS)

Adán Cruz se convirtió un antagonista del rap. Es el América: Ódiame más. Este regiomontano transplantado al DF es el rapero actual más polarizado. Mientras casi todos estaban viendo su Facebook (o videos de batallas), Adán se dedicó a seguir alimentando el personaje de ídolo viviendo la película al límite, sonriendo y acomodándose el fleco ante la cámara. Quiérelo es un manifiesto de vitalidad narcisista, música para vestir cuartos en hoteles boutique. Algunas de las mejores rolas que ha hecho están aquí: “We Made a Plan”, “Roystonea”, “Ángeles y gárgolas”, “Por los que queremos”. Las colaboraciones caen bien: Javu, Hector Guerra, W Corona y Hood P. Los coros son geniales y Adán perfeccionó su estilo particular de escupir barras. La falla de Quiérelo es que son muchas rolas: podría recortarse chido, we. Sobre todo que es un disco para seducir modelos en camastros de playa. Y el inconveniente de la frivolidad es cansar rápido. Ojalá Adán siga cambiando de piel en próximas entregas.

5. LOGAN HATE – LA LEYENDA DEL DUR AN KI

Logan Hate es uno de los raperos chidos del sur del país, junto a Wk, Dracks Meckanickz, Señor Marrano, el mismo Lng/SHT y otros. El estilo  de este originario de Tacotalpa, Tabasco, es letrado y cerebral, ejecuta con humildad y sentimiento. La leyenda del Dur An Ki es lo que descansa a la mitad entre J.J. Benítez, Carlos Pellicer y “Above the clouds”. Una letra mesurada, con discreción en las imágenes, pero pulso firme. Logan Hate hace caligrafía contemplativa, como un aprendiz de hechicero meditando en el claro de bosque. Con La Leyenda del Dur An Ki me pasa algo particular: siento que es el libro que algunos poetas jóvenes quisieran escribir. Esto es falso porque si les preguntara a los poetas jóvenes de México me dirían que no mame. Tal vez es absurda la comparación, pero es una experiencia como escucha, un modo de generar afinidades. Lo que es un hecho es que el relato cotidiano de Logan Hate, sus referentes esotéricos, la claridad en su voz y la seriedad del tono, hacen de él una rara avis en el rap mexa.

logan hate

4. HADRIÁN – ELLAS (NEW MIND DIVISION)

Este año marcó una especie de regreso del así autonombrado “Champ”, debido a que el originario de la Ciudad de México regresó a las batallas de rap, después de años de ausencia. Estuvo en Colisevm, Línea Dieciséis y el 19 de diciembre se enfrentó contra Aczino en la batalla de freestyle más esperada de últimos años. La salida de su EP se vio opacada: seis rolas y tres  interludios que Hadrián dedicó a las damas que viven en su cuadra y en sus sueños. Bajo perfil, los mejores coros, un talento natural en Hadrián para yuxtaponer rimas consonantes con su voz entonada, y un sonido que me remitió directamente a Illya Kuriyaki (sobre todo en “Sola”) hacen de Ellas un favorito personal. Es tan pop que no sabes si estás escuchando el anuncio de Spotify o la siguiente rola. Una profundidad de melcocha rosa pocas veces ejecutada con tal naturalidad en el rap mexa. La única queja es que estas rolas no hayan vestido algún comercial de teléfonos y no sean favoritas de la radio comercial.

3. GERA MXM – NO ME MATEN ANTES DE HOY (JB ENTERTAINMENT)

El rap consiste en generar mitologías personales para conectar con el otro.  “Conectar con el otro” son las palabras clave en este contexto. Desde el título de su disco, Gera MXM es quien mejor cumple esta función en 2015. Tiene la característica más importante en un MC: le crees cuando rapea. Es uno de esos seres cuya sola presencia es suficiente para generar una respuesta. Además puede palomear los requisitos que se imponen a los raperos como camisa de fuerza: es joven, es real, humilde, cotidiano, tiene estilo propio, es calle, y no se anda con cosas: rapea y listo. Gera y Alemán son los dos raperos que mejor representan una nueva escuela de hardcore, con una identidad decididamente mexicana y de barrio, realismo adolescente. Este MC crecido en San Luís Potosí y radicado en Guadalajara está concentrado, es responsable, tiene hambre de crecer. Y así es como los artistas, bajita la mano, se convierten en referentes. No me maten antes de hoy es un pivote en su carrera, con temas de inspiración súper clásica, como “Tic Tac Toc”, “Buenos Tiempos” o “Papá”, testimonios que te miran a los ojos.

2. TXXX DEE ALIAS FVNTXY – HVBITÖ

El ejército de un solo hombre conocido como Taxi Dee es un artesano sónico que malea rap como Demi Moore barro en su torno. Su trayecto como productor es ejemplar: muchos raperos chidos tienen un track encima de un beat suyo (tan sólo en esta lista tiene beats en tres discos, además de éste). El remix del año también se lo podría adjudicar: el madrileño C. Tangana soltó “C.H.I.T.O.” a finales de septiembre y a las dos semanas Taxi Dee hizo una versión diametralmente opuesta, de la rudeza de “R.I.C.O.” a la gelatina del Baja Cali flava. En 2014, este tijuanense se montó en el boom bap como domando una perra en celo, en su disco Fortuna Wheel, en los tracks con su grupo y en producciones para otros MCs. Este año lo inauguró con un nuevo mote, Fvntxy, un nuevo soundcloud y el disco Santa María, donde comenzó esta etapa de Auto-Tune y beats de trap atmosférico. Hvbitö es su segundo disco del 2015 y la culminación de esta faceta. El balance perfecto entre sofisticación, new school, calle, estilo personal y experimentación. Hvbitö es como neo soul renovado que dialoga con el Caribe y estudia el rap de Los Ángeles. No pierde el sentido de urgencia pero está tumbado, es local pero apela a todos, actual aunque se siente atemporal. Hay hooks gloriosos: “K Y”, “Primero La Clique”, “D V M E M I D R X G V” o “Forgetful Hoe”. Y “High in Home”, “Ghetto Better” o “This Para Low Nigga” son catedrales de tres minutos que exigen alta rotación. Supongo que el único fallo es que su voz luego se parece de a madres a la de Tino El Pingüino. Pero bueno, son compas.

taxi dee

1. MASTER VINCENT VEGA – BRONZE (TERROR INDUSTRIES)

Dabeat Ramírez alias Master Vincent Vega es el segundo integrante del Jedi Revolver que aparece en esta lista y un artista que ha investigado por años las posibilidades del noble arte de hacer rap: súper héroe que surca la noche, su visión es una de las más maduras en la escena. Son raros los discos conceptuales en el rap mexa y la entrega que hizo este MC, beatmaker, productor y diseñador mexiquense, es un ejemplo afortunado. El año pasado soltó Wetback Chillin’, once cortes grabados en Corona, Queens, en donde inauguró el alias tarantinesco. El experimento fue interesante por ser el primer proyecto de un rapero mexa todo en inglés sin sonar forzado. En 2015 culminó su exploración con Bronze, donde pasó de describir la nueva sensibilidad del mojado a generar un programa de identidad callejera y cosmopolita: Bronze es una estampa de soul sobre la idiosincrasia bicultural millennial. Una discreta obra maestra. “Ballad of the walkin dead”, “High Livin´” o “Nos dejaron la ley” son colmillos de vampiro sidoso en el cuello de güeritas. A partes iguales impenetrable y soulful, Bronze es elástico y lleno de capas. Y los rapeos de David a lo largo de los quince temas son gusanos adherentes. Bronze es un nítido vitral para asomarse a ver a la raza de bronce en el siglo XXI, pero sobre todo es un buen disco de rap: barras, flows, coros, sampleos, beats, skits. Es la mierda en la que nos gusta retozar a los rappers.

daebeat ramirez

Editor Yaconic

Editor Yaconic

las mejores peliculas de 2015
Previous post

DESILUSIONES Y REENCUENTROS EN EL CINE DE 2015

cuento calera entrada
Next post

AGUINALDO GODÍN EN SANTA FE