Cuando el perro persigue su cola corre el riesgo de alcanzarla y ya no hacer nada más. (CONECTAR, HACER UN PUENTE CON ESTA IDEA) al amigo que partió a medio trago, al hermano que le consume el trabajo o se fue al extranjero, al amor imposible que habita la cabeza del fracasado en el amor, a los familiares que han sido testigos de cuartos con música y resaca dominguera, a los compañeros de borrachera que han sabido consolar en malos momentos y al recuerdo de un amor muerto que dejó al animal herido.

Mentiría si digo que no llevaba mucho tiempo esperando esta fecha. La ansiedad alargaba las horas, pero supe que mirar el segundero significaba un navajazo más al costado y un montón de alfileres en los ojos, así que de a poco me olvidé de hacerlo y me entregué al calor fraternal que emanaba el público.

Después de la presentación de McKlopedia y El Momo llegó R de Rumba a los platos para aumentar la euforia y dar paso a Javier Ibarra que iniciaría el rap-terapia -trabajar tres disciplinas: mente, espíritu y cuerpo- con “Intro (El Círculo)”, la primera canción de su más reciente disco que hizo despertar las voces de los asistentes. Con una enorme sonrisa en el rostro agradeció la respuesta del público e incitó a pasarlo bien, a sentir paz, a no cohibirse, a ser libres… a ser uno mismo. También agradeció a sus compañeros Sho-Hai, Lírico y Xhelazz, y pidió una ovación tan fuerte para que les llegara a España.

Después continuó con “Esto no para”, los puños en alto hacían ver que las canciones son más que sólo rimas, que también existe un mensaje verdadero capaz de hermanar a miles de personas. El MC tomó un respiro, pero la gente que llevaba esperando tanto lo aclamaba al grito de Era un romántico, se llamaba Kase.O; así fue como siguió con trabajos mentales y formas de rimar impredecibles para cantar “Yemen”, que fue seguida por un ensamble de “Triste” con “Psico mosaico prosaico”, que demostró esa simbiosis que tiene con el ritmo.

Ante esto último, el público quedó impactado y eufórico, pero había llegado el momento de trabajar el espíritu y encarar esos momentos de bajón y odio propio con verdades que son tan necesarias conocer como dolorosas, así que “Guapo tarde” dio momento a la reflexión y al ensimismamiento. 

Sin embargo, para hacer que momentos así signifiquen realmente y anclen en el pecho una razón para quererse, hay que dar paso a los placeres de la embriaguez, de esa de la que habló Baudelaire: de embriagarse de vino, de poesía o de virtud -mejor aún si es de todas en la misma noche-, así que Kase.O continuó con “Viejos ciegos”, esa oda al alcohol: a la satisfacción y pasión que éste ofrece. Aunque no se pudieron escuchar los párrafos de Xhelazz y de Sho-Hai, estuvieron presentes cuando R de Rumba introdujo la base de “El rey de las cantinas” de Guiller, para levantar su trago junto a El Momo y Javier Ibarra y brindar en lo alto.

Entre el público había bolingas y abstemios, así como adultos -incluso acompañados de sus hijos- que habían crecido escuchando a Violadores del Verso y de adolescentes que comenzaban su relación con el rap. Kase.O siguió el concierto con una muestra de su trayectoria y, acompañado del público mexicano, dio un repaso por “Pura droga sin cortar” y “Ninguna chavala tiene dueño”, para después cambiar el ánimo con “Amor sin cláusulas” que incitó al abrazo y a agradecer el hecho de estar vivo.

Pero no sólo eso, ya que Ibarra también pidió el apoyo de la gente consciente, real e imaginativa para mandar paz a Siria, Irak, Palestina, así como para todo aquél que se encuentra sufriendo, que lo pasa mal en hospitales, en psiquiátricos y su vida diaria. Esto dio paso a “Billete de ida y vuelta a la tristeza”, con bases de mandolinas sicilianas, que fue acompañada por Arianna Puello y su “Oye lo que traigo”.

La algazara de la gente aumentaba la temperatura en el lugar y hubo una comunión entre el público y Kase.O, así que continuó con temas para recordar que también el trabajo de la mente y el cuerpo se unen al saltar y gritar con “Chúpala”, “Vivir para contarlo”, “La cúpula”, “Pavos reales” (acompañada por McKlopedia) y una versión de “Boogaloo” que cumplió la promesa de hacer bailar hasta a los guapos. Para conectar este último tema, que mostró la habilidad de Javato al alterar las rimas, continuó con “No sé qué voy a hacer”, subió el calor de la gente con “Mazas y catapultas” y culminó con la ebullición de “Mitad y mitad”.

La gente se notaba agitada y descansada a la vez, por lo que el respiro que se tomaron R de Rumba, El Momo y Kase.O pasó casi sin dejar vaho y terminó abruptamente con tres canciones que hicieron cantar al público desde la mente y el corazón: “Javat y Kamel”, “Como el sol” y “Repartiendo arte”, pero que, junto a otro descanso posterior sirvieron de prefacio al momento más catártico de la noche…

El escenario se mantuvo a oscuras hasta que una luz blanca alumbró una silla que estaba colocada en medio, donde Kase.O se sentó y confesó lo duro que es combatir la depresión, donde se mostró desnudo ante las personas y fue golpeado sin compasión, donde se inundó de llanto y ahogó sus palabras por no tener a quién pedir ayuda, donde esperó que el riachuelo de lágrimas le arrebatara la respiración, donde los grilletes se apretaron al compás de los latidos sin sentido; pero también, donde recibió el calor de miles de seguidores para escampar su cielo, para levantarlo y recordarle que la luz que más vale es la que alumbra lo más oscuro, para dibujarle una sonrisa con comisuras finas que deshagan los nudos corredizos y le hagan recordar sus palabras de ánimo. Fue así como terminó la noche con la festividad de “Cantando” y “Ballantines”; para despedir y agradecer al público con “Outro” con ese lema que dice así: Cuanto más amor das, mejor estás.

TE PUEDE INTERESAR

NOCHE EN LA HOMEGROWN

“ONE LOVE”: UNA ENTREVISTA AL RAPERO MEXICANO ‘LOGAN HATE’

DELTRON 3030, EL HIP HOP DEL FUTURO DISTÓPICO

ENTREVISTA A ‘MIME 871’: “DEBES FIJARTE BIEN EN QUIEN ERES”

LOS PATEACULOS DE SLEAFORD MODS

N*E*R*D: UNA SEMBLANZA SOBRE LOS GENIOS DE VIRGINIA

Luis Enrique Samayoa

Luis Enrique Samayoa

"Siempre fui menos que mi reputación".

Previous post

VIVE LA PRIMERA EDICIÓN DEL CONTROL FEST EN LA CDMX

Next post

SELENA QUINTANILLA: LA VOZ ORIGINAL DE LA SEMILLA, EL TALLO Y LA FLOR