Por @Ugo_Kid

Recuerdo con gusto los festivales de Día de las madres. Eran siempre los momentos ideales para romper la fachada impenetrable de la mamá fresa con eternas gafas de sol, o bien hacer sentir orgullosa a tu mami demostrándole tus dotes artísticos y que no sólo eras un pequeño rufián sin alma.

Ya fuera cantando en coro, con una actuación impecable, pánico escénico que provocaba ternura o humor involuntario (mi caso), esos momentos de morrito babas eran importantes para mamá: lo hacíamos con gusto.

Ayer platicaba con mi madre sobre aquellos viejos tiempos. Cada quién con su visión de los acontecimientos, llegamos a la conclusión de que hubo dos festivales que se robaron nuestros recuerdos.

El primero fue cuando fui Elvis Presley (obvio, cuando yo tenía cabello). Me tocó “interpretar” un remix de “Jailhouse Rock” con “All Shook Up” ¿Por qué esas rolas? Ni puta idea. No sé quién escogía la música; pero gracias porque no tenía que cantar una porquería de Timbiriche. Yo me divertía mucho porque tenía que vestir y bailar como Elvis, traía una guitarra con la que le hacia a la mamada, como que tocaba poca madre. Las mamás en mood de chippendale chiflando y gritando a un morrito de tercero de primaria que emulaba ser un rockstar drogadicto. Sí, ganó la maldad. Por favor no piensen que a esa edad tenía la cabeza para analizar eso, era un pillo divertido, no un genio.

El segundo recuerdo tiene que ver con una temática más geek, porqué no sé quién (again), pero tuvo la fabulosa idea de que los grupos más grandes de la primaria representaran toda la saga de Star Wars, en ese entonces sólo existían tres pelis. Obvio todo fue un caos desde la pre producción. Yo bien modernouu usando estos términos para festivales infantiles.

El drama se veía venir: niños con ínfulas de “dinero”, nada de educación (groseros sin valores) y sumamente arrogantes, excelentes padres detrás de esta generación de mocosos. Pues el día de entregar los papeles llegó, y la verdad es que yo quería ser Darth Vader, pero era consciente de que probablemente sería Chewbacca por mi estatura, lo que estaba cool ya que ya era un niñodonte. Pero… oh sorpresa, sorpresa, las maestras no quisieron tener problemas e hicieron un sorteo, porque no hay nada más justo que eso. Todo fue más drama.

El sorteo se fue al demonio desde que al más pequeño de estatura (por no decir enano) le tocó ser Darth Vader, pero cuando se sorteó el papel de Luke Skywalker yo salí como el ganador. ¡Chingó a su madre el festival!

Nunca he ganado nada en la vida. Sólo eso y una mochila en una rifa en el ya extinto Hard Rock, así mega random mi vida. ¿Se fijan cómo de todo de lo que hablo está viejo, muerto o desaparecido?

Por dentro estaba contento, mucho diálogo, el estelar en la obra y ¡¡¡UNA PUTA ESPADA!!!. ¿Qué más genial para un niño?

Por fuera no decía mucho, porque todo era una pequeña Civil War (la de la peli no la del cómic) en donde yo era Bucky pero sin un Capitán América que me ayudara a defender. Bueno, ni las maestras de S.H.I.E.L.D. Que bueno que no existía YouTube.

El candidato al papel de Luke Trotacielos era el más “wero” del salón, porque no hay nada más racista que niños educados así. El famoso divo decidió no participar en el festival, porque obvio, soy más importante yo que tratar de hacer sentir bien a mi mamá en su día.

Al final todo fue muy divertido. Desde que la producción no tenía sables láser y me dieron a Saba, la espada del Power Ranger blanco (no la toalla femenina), hasta las escena donde Darth “mini” Vader dice: “No.. yo soy tu padre” a un Luke moreno de metro y medio. La pura comedia involuntaria.

Puede que todo este choro sea una tontería para ustedes, pero para nosotros son momentos gratos, pero en particular yo recuerdo cómo mi madre siempre me apoya en todo, todo el tiempo, ya fuera luchando por mi sueño de ser parte de una obra de Star Wars o hacer lo que me gusta en la vida.

Por eso este es un día donde homenajeamos a las madres, pero sabemos que todos los días son de ellas, por eso y todo lo demás, siempre GRACIAS MAMÁ y ¡Feliz día de las madres a todas!

 

Editor Yaconic

Editor Yaconic

lado bbq mucho muchacho
Previous post

TRES PLATOS PARA UN BBQ RAPERÍSTICO EXCEPCIONAL

los larva PORTADA
Next post

LOS LARVA, UNA BANDA DE PUNK Y PIEDRA