Por Staff Yaconic

El artista estadunidense Richard Prince causó controversia a principios de este mes en la Feria de Arte Frieze de Nueva York con su obra de apropiación New Portraits (Nuevos retratos), que consiste en capturas de pantalla de fotografías de desconocidos y artistas en Instagram, las cuales ofertó en un precio de 90 mil dólares cada una.

richard-1

New Portraits se exhibió por primera vez en 2014 en la Gagosian Gallery, en Nueva York, y fue hasta este año en la feria Frieze que Prince puso las reproducciones a la venta, lo que reavivó el debate sobres los derechos de autor en la red, además de provocar el disgusto de algunos de los usuarios de Instagram de los que Pince tomó sus fotografías. No es la primera vez.

richard-2

Prince ha reivindicado el apropiacionismo, corriente artística que consiste en usar elementos ya existentes para crear “nuevas obras”. En 1989 utilizó publicidad de Marlboro para su pieza Untitled Cowbow, valorada en 2005 en más de un millón de dólares. En 1977 tuvo problemas con The New York Times por usar una fotografía publicada previamente en el medio, y en 2008  fue enjuiciado por apropiarse imágenes de libro Yes Rasta del fotógrafo Patrick Cariou.

richard-3

Dos fotografías de New Portraits pertenecen a la famosa cuenta Suicide Girls, modelos no tradicionales de melenas coloridas y tatuajes. Su fundadora, Selena Moony (mejor conocida como Missy Suicide), respondió a Prince con una campaña que consiste en vender las mismas fotos, pero a un precio de 90 dólares. Este dinero será destinado a la Electronic Frontier Foundation, que protege los derechos de autor en la red.

Una foto publicada por SuicideGirls 💋 (@suicidegirls) el

El debate se mantiene, ¿es correcto lo que hace Richard Prince? ¿Quién es dueño de las fotografías que subimos a las redes sociales? ¿Eso es arte? Por lo pronto, fuentes de Instagram aseguraron The Washington Post que los usuarios son dueños de sus fotografías. “Punto. Si alguien siente que sus derechos de autor han sido violados, pueden escribirnos y nosotros tomaremos las medidas oportunas”.

Una foto publicada por Doe Deere (@doedeere) el

Por su parte, el mismo Prince ha respondido en Twitter a la polémica afirmando que no está preocupado por idiotas y estúpidos.

tuit_06

Prince no ha sido el único artista inmiscuido en apropiaciones como ésta. En el pasado, Andy Warhol, Damien Hirst y Jeff Koons tampoco respetaron la autoría ajena. Algunos llegaron a juicio y otros lo arreglaron fuera de los juzgados.

YACONIC

YACONIC

Previous post

CUESTIONAR EL ESTADO DE LAS COSAS: ENTREVISTA CON PABLO ROJAS, EDITOR DE SURPLUS

Next post

CEREMONIA DE CHAMÁN: KENDRICK LAMAR Y TO PIMP A BUTTERFLY