“la bala la hirió a la mitad de un pensamiento”

 

Rose 1

Rose es una conmovedora obra del mirífico Martin Sherman (dramaturgo americano, 1938) con la cual fue nominado al prestigioso Premio Laurence Olivier en 2000. Bajo la dirección de Sandra Félix (Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte), quien ha dirigido también obras de dramaturgos como Samuel Beckett o Nicolás Gogol, traducida por Lucía Leonor Enríquez (directora, dramaturga y actriz mexicana, 1981) y que cuenta con la magnífica actuación de Amanda Schmelz (actriz mexicana, 1970).

 

Por: Lola Ancira 
[button link=”http://letrasymaullidos.blogspot.mx/” target=”” style=”small” title=”letrasymaullidos.blogspot.mx”][/button]

Martin Sherman creó este texto dramático como una forma de evocación a uno de los hechos del pasado que marcó la historia de la humanidad: el Holocausto judío. A través de una sola voz, la de un emotivo monólogo que testifica y llama a rescatar el pasado para evitar condenarnos a su repetición, a erradicar el odio irracional y el fanatismo exacerbado por cualquier religión o creencia. Es un texto circular que mantiene el suspenso, la ironía y una duda perpetua que sólo se puede responder con más preguntas: la vida misma. La vejez, el olvido, la disgregación familiar, un odio arraigado disparado contra inocentes y enfocado a nuevas víctimas que muy probablemente repetirán el mismo patrón, hasta que no haya un cambio radical que inicie en la consciencia, son algunas de las temáticas más recurrentes en la obra.

La caracterización de la protagonista, Rose, una octogenaria que habla un perfecto español pero con un marcado acento extranjero, es perfecta y demasiado emotiva. En un solo escenario, pequeño y acogedor, Rose permanece sentada en una banca de madera, sosteniendo una libreta, durante toda la obra (aproximadamente tres horas que se pasan en una intriga constante), con una pequeña mesita de noche a un lado y una lámpara sobre ella. Esta escenografía crea una sensación de privacidad e intimidad necesarias, pues estamos ante la presencia de una víctima más, de una mujer que abrirá no solamente su mente, sino su corazón y sentimientos ante unos espectadores sorprendidos por la franqueza y familiaridad con la que narra las ocho décadas de su tormentosa, increíble pero también asombrosa historia de vida, que hace contacto visual con sus oyentes para poder crear una comunicación no verbal que es mucho más poderosa que la lograda por las palabras. Rose trae de vuelta, a través de su inconsciente (que nunca olvida, como un elefante), recuerdos que han marcado su experiencia de vida presa de un odio y resentimientos ajenos e inexplicables, pero también una crítica a su propia religión y origen, como lo explica con el mejor invento del judaísmo: ‘pero por otro lado’, con el que logramos ver que incluso ella acepta que su religión no es la única, que da más preguntas que respuestas y que incluso no acepta todos sus preceptos al pie de la letra. 

APESTAN A SIGLO PASADO 

Rose logra cobrar vida y transmitir un número interminable de recuerdos que a veces se extravían y confunden en el tiempo y el espacio. Rose es un duelo perpetuo por nuestros muertos y todos aquellos de los que nos apropiamos, por conmiseración, por empatía. Muertos extraños que se vuelven cercanos por el simple hecho de su inocencia. Rose es la eterna búsqueda errática de aquellos que comparten una misma religión y visión del mundo, de aquellos que en el siglo pasado fueron víctimas de un antisemitismo mortal y que en este nuevo siglo parecen vengar su sufrimiento realizando los mismos actos de crueldad que los que ellos sufrieron. Seres humanos que, como la misma Rose explica, “apestan a siglo pasado”, “las víctimas de prejuicios que a su vez tienden a desarrollarlos”.

Rose m1Rose es una voz que encierra a millones de otras voces acalladas que no pudieron expresar nunca el dolor de convertirse en repentinas víctimas anónimas y todo el sufrimiento de ser anulado por una ideología. Es la revelación de una memoria cercenada por el dolor pero que no ha perdido la capacidad de amar, que ha iniciado de nuevo cuantas veces ha sido necesario y que lucha porque su voz sea escuchada, porque todos esos recuerdos no mueran en el olvido, con la esperanza de lograr una mínima reflexión en cualquiera que preste atención y logre percibir ese anhelo de armonía con la vida para todo ser humano por parte de quien ha sufrido atrocidades y, que a pesar de todo, confía en que la bondad de algunos seres humanos alguna vez será más grande que el odio irracional de la mayoría a través de la manifestación de su mundo interior y su mente, ya que “el conocimiento es más fuerte que el dolor”.

Rose en algún momento menciona “quiero irme tranquila, a mitad de una frase…” pensamiento alusivo a una de las expresiones con las que inicia la obra: “la bala la hirió a la mitad de un pensamiento”, refiriéndose a que la niña fue asesinada con un tiro en la frente. Para saber qué ocurrirá con la vida de Rose, habrá que conocerla en estas tres horas llenas de fantasmas, pesadumbre y felicidad por la vida misma que conforman su memoria.

Rose se estará presentando todos los lunes, del 21 de octubre al 9 de diciembre, a las 19:00 horas en el Teatro La Capilla: Madrid 13, Del Carmen Coyoacán.

YACONIC

YACONIC

Previous post

ENTREVISTA CON EL DOCUMENTALISTA AARÓN ACOSTA

Next post

EN LA CASA DEL ÁRBOL, EXPEDICIÓN A LA VERDAD