UN ARTISTA “MULTI-INDISCIPLINADO”

Platicamos con Sergio Arau, artista, cineasta y músico fundador de la Botellita de Jerez (legendario grupo de guakarock) durante su participación en la mesa de discusión “Ensambles de la era post-digital” en el foro de industrias creativas, Bonus Creative Week, realizado del 13 al 15 de agosto en la ciudad de México. Arau es un artista “multi-indisciplinado” que cree en “obras”, más que en “productos”.

Sergio ArauPor Uriel Levra

Entre nuevas estrategias, herramientas, medios y formatos, encontramos un sinfín de caminos a nuestra disposición para recibir y promover contenidos. Algo que en nuestros días no se pone en duda; sin embargo, Sergio Arau reflexiona y asegura que pese a no haber sonado en las estaciones de radio, Botellita de Jerez se dio a conocer por sus conciertos: “llegamos a ofrecer 300 en un año”, con lo que sumaron seguidores “de boca en boca” al llamado del guacarock. Otros tiempos para la distribución. Para la música y el arte.

Sergio Arau termina su participación en la mesa a la que fue invitado (“Ensambles de la era post-digital”) y aprovechamos para charlar con él.

En esta línea de la era “post-digital”, ¿has utilizado medios digitales en el proceso de creación?

Para la creación no funciona, como tema. La verdad es que tengo temas apartados y más generales. La única canción que hice con ese tema se llamó “Desde que tienes computadora”. Y ya.

La chamarra de cuero que suele portar Arau es especial, tiene la imagen de su pintura llamada “Medusa”. Le preguntamos al respecto y nos muestra en su celular el estampado de otra de sus obras (con el tema de El Santo) que realizó con la misma técnica: la sublimación.

Bueno, esta es una técnica nueva, relativamente, porque ya se ha utilizado en muchas cosas; pero ahora es mucho más accesible. El material se imprime sobre poliéster. El de la chamarra es original, se lo pinté directo con el aerógrafo y tinta. Me gusta el grafiti, pero no soy grafitero, no me considero así. La verdad no me gustaría hacer un grafiti en la calle y que venga alguien a pintarle encima.

Las obras de la exposición (en las que se incluye la de El Santo) son reproducciones con sublimación. La tinta va de estado sólido al gaseoso sin pasar por el líquido. Te lo imprimen, lo ponen en una plancha de mucho calor y al final no queda como un sticker, no parece que le pusiste algo pegado, queda como parte integral de la pieza; puedes imprimir en madera, plástico. Imprimí guitarras, playeras, chamarras… un buen de cosas.

sergio-arau-1

¿Esto también lo vendes?

Sí. De hecho en la exposición “Netafísica” las vendimos. Pero ahorita estoy abriendo una tienda en línea, con todas estas obras. Cuando estaba tocando con la Botellita, teníamos la “Guacatiendita” en Facebook, pero la verdad es que funciona sólo si hay Botellita.

Durante la mesa de discusión mencionaste la diferencia entre producto y obra…

Sí. Lo que vendo no son productos, son obras. Lo que rige en mí no es la venta. Todo lo hago de acuerdo a lo que siento. Suena romántico, cursi, lo que quieras, pero responde a eso. A lo que hago le llamo “mi obra”, no “mi producto”.

Una cosa es que tengas buenas ideas y las mantengas; pero el que te pongas el nombre de empresario ya te manda a otra parte. Yo no soy empresario. La mercadotecnia funciona, la tecnología funciona por supuesto, y hay muchos productos que hacen inmensamente ricos a corporaciones y personas, porque lo hacen todo en base al marketing, o para crear un producto que deje millones. Como estos productos musicales de chavitos como RBD, que los ponen guapos y los muestran tocando. Obviamente los que cantan o los que tocan en el estudio de grabación no necesariamente son ellos. No se juntaron a tocar, ensayar en un garaje, no, ni madres. Por supuesto que un producto así genera millones.

Con Botellita todos los discos los hicimos nosotros, equivocándonos, ensayando. Lo que nos interesaba era: ¿Qué estamos diciendo?, ¿por qué lo estamos haciendo?, ¿para qué lo estamos haciendo?

“AHORA TODOS QUIEREN SER EMPRESARIOS”

sergio-arau-2

Para Arau, es una pendejada que la venta esté por encima de todas las cosas. Es algo con lo que no conecta…

Que lo haga quien quiera. Ahora todos esos que quieren ser empresarios, todos dicen lo mismo, todos quieren ser generales, no se puede; siento que hay como una contradicción, no todos pueden ganar, no todos van a ganar, por ahí no va la cosa. A menos que seas el primo de Peña Nieto. Esto es muy reciente en la historia del mundo, desde los 70, cuando empezó el neoliberalismo, lo más simbólico fue eso, que le dieron en la madre a las pequeñas empresas. Ahora ya entendieron que tienen que atender a las pequeñas empresas.

¿Hay artistas o bandas que sigan el espíritu guacarock?

Hay un chingo. La verdad no era tan consiente hasta el 2005, en el Vive Latino. Molotov, Café Tacuva… He platicado mucho con ellos, me cuentan las historias de cuando iban al Rockotitlán.

La semana que entra voy a grabar con un grupo que se llama “Los amantes de Kahlo”, con ellos grabe disco Mi Frida Sufrida.

Muchos de aquí quieren hacerla cantando en inglés y todo eso, pero si se van a Estados Unidos, no los pelan. Aquí todo lo queremos hablar en inglés, allá les late el español. ¿Sabes cómo le pusieron a Amores perros allá?: Amores Perros. Allá la Margarita es Margarita.

Comentas que el dinero está en esos productos multimillonarios; sin embargo, tú continúas grabando discos, realizando cine y promoviendo tus obras, “la has hecho”, ¿cuál es el secreto?

La he hecho muy discreto. Si toco llenaré un lugarcito, no un estadio o cosas así. A mis exposiciones no va mucha gente, más bien es el nicho.

¿Cómo ha sido trabajar entre México y Estados Unidos?

Bueno, la verdad, allá cuando haces algo, aunque sea una producción independiente, siempre hay alguien para cada parte, todo está como muy bien repartido. Tuve la oportunidad de hacer un mural digital en el “Conga Room” de Los Ángeles, este lugar que abrieron Jimmy Smits y Jennifer López.

Es bien chistoso, cuando estoy aquí extraño allá y cuando estoy allá extraño estar aquí.

Sobre sus nuevos proyectos, Sergio Arau adelantó la noticia sobre el estreno de “La Bala”, el nuevo video de los Tigres del Norte, que él dirigió.

YACONIC

YACONIC

Previous post

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

Next post

SUGAR MAN Y MALIK BENDJELLOUL