De la columna “Discos Revancha”

Por Manuel “Lagraneme” Carrasco / @graneme_OG

Snoop Dogg es una de las celebridades más grandes en la actualidad. Ha aparecido en cientos de programas de televisión, shows de “reality” y películas. En fechas recientes lanzó al mercado un vaporizador para hornear tu forraje favorito. En ese mercado la marca de Snoop es garantía: una de las actividades por las que se le reconoce es precisamente como un gran consumidor de marihuana. Vamos, hace unos años Snoop le dio a Bunny Wailer de fumar y el viejo Bunny parecía estar en otro planeta.

En todo lo anterior no se ha considerado que Snoop es una de las máximas leyendas del rap en el mundo. Su legendario Doggystyle y los discos que hizo con Dr. Dre son parte de las lecciones indispensables para cualquiera que quiera familiarizarse con el rap de los noventa en la Costa Oeste de Estados Unidos. Snoop es el Jerry García del rap. Como mencionamos, esas colabos con Dre y su disco debut de 1993 lo mantienen vigente.

snoop dogg dam funk

Snoop Dogg, Dâm-Funk.

Hay que reconocer que Snoop tiene una de las cadencias y voces más reconocidas en la música popular del fin de siglo pasado y el actual. Sus habilidades como MC no pueden ser puestas en duda. Lo que sí debo señalar es que a pesar de una prolífica carrera musical, compuesta por más de una docena de discos de estudio y cientos de colaboraciones, sus trabajos de mayor calidad se reducen a su unión con Dre hace más de veinte años. Considero que su obra artística tocó fondo cuando viajó a Jamaica para hacer un disco de reggae, que grabó Diplo. Sí, Snoop fue a la universidad del reggae para esperar en el estudio a Diplo y grabar un disco. Por el contrario, sus esfuerzos en otros negocios han ido viento en popa.

Dado que la parte más importante de su carrera sucedió a principios de los noventa, Snoop estará irremediablemente asociado con la Era Del Funk G (G-Funk Era, en inglés). Su entrega, cadencia y líricas son el epítome de esa era. El subgénero parece haber sido creado para él.

snoop dogg dam funk 7 days of lion

En 2013 se editó el 7 Days of Funk, un disco que desde mi punto de vista es el mejor de Snoop después del Doggystyle. Snoop hizo 7 Days of Funk en colaboración con el amo del funk moderno: Dâm-Funk. La historia cuenta que ambos se conocieron durante una fiesta en la que Dâm estaba tocando. Dâm-Funk es uno de los músicos más respetados de Los Ángeles y es uno de los máximos exponentes del Funk Moderno. Su mayor inspiración son, precisamente, los sonidos asociados con la Era del Funk-G.

Dâm-Funk forma parte del prestigioso sello Stones Throw, también avecindado en Los Ángeles. Ahí ha grabado todos sus discos, en los que las reminiscencias de Roger Troutman y Zapp, Slave y Cameo son evidentes. Podemos decir que el funk electro de principios de los ochenta revivió con la Era del Funk-G y tuvo un tercer advenimiento en una generación de músicos encabezada por Dâm-Funk.

En la fiesta, Snoop se acercó a Dâm, que estaba tirando un set de beats inspirados en la consabida Era. Lo anterior llamó la atención del MC, que no tardó en tomar un micrófono para acompañar a Dâm en el escenario.

Así surgió la idea de un disco en conjunto. Snoop y Dâm son uno de los maridajes más importantes en la historia de la humanidad. No bromeo. Es un claro ejemplo de lo que los gringos llaman una situación de “ganar-ganar”. Les explico: como decía, la música de Snoop había sufrido un descalabro con su aventura por Jamaica y su personaje Snoop Lion no era tan divertido como el original. Con 7 Days of Funk revitalizó su carrera usando el tipo de beats que lo hicieron referencia en el rap noventero.

Para Dâm, grabar con Snoop significaba acceder a otro público (mucho más grande de lo que jamás hubiera imaginado) y ser escuchado fuera de Los Ángeles. Todo esto al tiempo que volvía a poner al Funk Electro en el mapa musical del nuevo milenio. Desde sus inicios, Dâm tuvo muy clara una cosa: su misión era que la gente escuchara más funk. Digamos que seguía la tradición de George Clinton y su conglomerado P-Funk de llevar el funk a la mayor cantidad de oídos posibles.

Además de ellos dos, el público, nosotros, la gente, ganamos porque tuvimos la oportunidad de gozar con las rimas y entrega de Snoop sobre beats hechos a la medida con toda la estética de de la Era del Funk-G. No tengo dudas: 7 Days of Funk es el mejor disco de Snoop desde el Doggystyle.


En Revancha puedes encontrar copias del 7 Days of Funk, el Doggystyle y buena parte de la obra de Dâm-Funk. Checa los detalles en nuestro Facebook e Instagram.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

HUNTER S. THOMPSON EN LA CRESTA DE UNA OLA ALTA Y HERMOSA

Next post

‘AROUND THE FUR’: 20 AÑOS DEL CRUDO Y SENSIBLE ÁLBUM DE LOS DEFTONES