Music moves with the times. It’s not something we have to consciously do. Kendrick Lammar.

Por Feli Dávalos / @feligres

Una cosa que me gusta de diciembre es que escucho la música que salió a lo largo del año y que no había escuchado, o retomo la que sí había escuchado y me gustó. Sondeando un panorama súper amplio de música negra en 2015 llegué a la siguiente reflexión. Sirva para compartir algo de esta música. Si no te gusta clavarte en la textura, puedes saltarte el chorazo y pasar directamente a la lista de final.

En abril de 2014 Questlove publicó cuatro ensayos en Vulture bajo el título de How Hip Hop Failed Black America. Son un dechado de los poderes mágicos y de entendimiento profundo sobre la música popular que posee este metrónomo natural. Y para cualquiera que desee entender la música afroamericana en la actualidad son lectura indispensable. El siguiente par de párrafos son pura paráfrasis.

Uno de los argumentos del originario de Philly es que lo que entendemos actualmente por hip hop es un sinónimo, no sólo de música sino de cultura negra: son términos intercambiables. Es un acto reflejo pensar en la expresión afroamericana y en las personas negras, en asociación a algún aspecto de la estética o las disciplinas artísticas englobadas en la palabra hip hop, y viceversa. Siempre en clave de estereotipos: criminal, cool, joven, marginado, culazo, artística y deportivamente superdotado, etcétera. Cualquier divergencia en este guión mediático es una referencia al pasado, como los Black Panthers, o una excepción, como un afroamericano en la universidad.

Panthers on parade at Free Huey rally in Defermery Park (named by the Panthers Bobby Hutton Park) in West Oakland.

Black Panthers en Oakland

En sus primeros quince años como producto comercial, de 1979 a 1994, el hip hop era un sector controlado dentro de una oferta más variada, y no tenía el peso de tantos estereotipos encima: era libre y su imagen de “peligroso” estaba en plena vigencia.

A fines de los ochenta, ya contaba con diversidad y madurez estilística: de A Tribe Called Quest y De La Soul a Ice-T o N.W.A., de los Beastie Boys o Public Enemy a 2 Live Crew o Biz Markie, etcétera. Pero en términos del mercado y la historia de la música negra, Michael Jackson y Prince rifaban y controlaban supremo. Stevie Wonder y Quincy Jones supervisaban y Whitney Houston era la reina. También estaban Tina Turner, Chaka Khan y Lionel Richie. Posteriormente Living Colour, Tracy Chapman o hasta Hootie & The Blowfish seguían dando al panorama una diversidad que dejó de existir en el momento en el que Estados Unidos decidió que el único género pop que necesitaba era el hip hop, a principios de la década pasada.

Lo que pasó es que el hip hop se volvió ubicuo. El carácter hegemónico terminó por desgastarlo hasta la invisibilidad. Se volvió “urbano”. Nació la “generación hip hop”, que es otro modo decir que este hoyo negro le chupó cualquier posibilidad de expresión artística divergente a las juventudes afroamericanas.

a tribe called quest

A Tribe Called Quest

Rapear se volvió una práctica cotidiana, de dominio público, como escribir un poema o hacer un dibujo: un rito de paso común. Comenzaron a surgir categorías como teatro hip hop, moda hip hop, pintura hip hop, y luego se vaciaron de significado. También surgió una arena de especialización extrema: las batallas de rap escritas, donde el rap ha seguido evolucionando como género lírico. En este proceso, la radio comenzó a clasificar el hip hop de los años noventa, la cumbre estilística del género, en la categoría que realmente le corresponde: oldies.

Incluso los actos de música negra que no hacen hip hop comenzaron a venderse como parte. Rihanna y Beyoncé son los dos ejemplos más importantes. No rapean, pero son parte de la realeza hip hop y funcionan de manera natural en su iconografía. Más interesante es el caso de Frank Ocean, otro artista estrictamente de rhythm and blues, cuya salida del closet fue tomada como parteaguas para la cultura. Porque en esta época un artista varón, joven, negro y relevante, necesariamente es parte del hip hop. Si no: ¿dónde lo metes?

El resultado ha sido que los artistas dejaron de experimentar y se apegaron con rigor estricto a la misma fórmula. Y por ende se inclinó la oferta hacia artistas medianos y miedosos: el hip hop dejó de ser peligroso, terminó por convertirse en un reductor máximo de la identidad, perfectamente alineado con lo peor de la inercia neoliberal. Un elemento indispensable para que el trap se volviera la fuerza comercial dominante.

Frank Ocean

Frank Ocean

Una de las hipótesis básicas que propuso Jeff Chang en su canónico Can’t Stop Won’t Stop: A History of the Hip Hop Generation (Picador, 2005) es que la historia del hip hop ha funcionado en ciclos de cinco años. Y pareciera que el año pasado comenzó un movimiento pendular hacia otra cosa.

Este cambio estaría propiciado por la horizontalidad propiciada por internet como medio principal de difusión de la música y como principal medio de interacción en la sociedad. Ahora los artistas pueden explorar libremente propuestas alejadas del hip hop y crearse sus propios públicos: internet ha generado una oferta mucho más amplia, y aunque los productos tienen una vida útil más corta, el esquema permite libertad.

Vivimos en una época en la que se vale todo. Si mañana sacara un disco Nicki Minaj con puros beats de Jake One, podría ser un éxito comercial, aunque se dejara de escuchar a los dos meses. Hasta con una colabo de Lord Finesse y otra de Courtney Barnett. No tiene por qué tener una lógica. Es parte de lo que se trata.

Supongo que también es justo decir que vivimos en ­la época de Drake, quien difuminó los límites entre MC y cantante de rhythm and blues y es el amo de los raperos blandos. Su presencia ha permitido que florezcan otras sensibilidades. Y en realidad ese es el factor de mayor peso: el nacimiento de una nueva forma de sentir, vivir y hacer hip hop.

drake

Drake

Kendrick Lamar sería, claramente, la encarnación de este cambio. Y más concretamente To Pimp A Butterfly. Que el disco del año sea un disco de hip hop, el cual dialoga musical y poéticamente con un universo profundamente afroamericano, pero alejado de esta estética dominante, es un gesto elocuente en sí mismo.

No obstante, también están artistas punteros como Death Grips, Earl Sweatshirt o Chance The Rapper, cuyos discos de 2015 son testimonios poderosos. Y otros no tan taquilleros, como Ka, Milo, Open Mike Eagle, Mick Jenkins o Billy Woods, también con entregas geniales (además de otros: Mac Miller, Vince Staples, Joey Bada$$, Action Bronson, Freddie Gibbs o Lupe Fiasco, con discos igualmente firmes aunque más convencionales). Merece mención especial el soundtrack de Hamilton, el primer musical de Broadway hecho con rap (que relata la historia del padre fundador de los Estados Unidos, Alexander Hamilton), un victorioso ejemplo de las posibilidades que buscará el hip hop en próximos años y uno de los mejores discos de rap en años recientes.

chance_the_rapper

Chance The Rapper

En el verano de 2015 se estrenó la película Dope, una clásica peli de adolescentes en el high school, pero que retrata a la perfección esta nueva sensibilidad. Podría argumentarse que lo que plantea esta película es el fin de la generación hip hop. Que podría también explicarse también como que su época hipercomercial comenzó a mutar.

Comencé diciendo que esta reflexión surgió a partir de música que salió el año pasado. Y aunque Dope es argumento suficiente, y ojalá puedan verla, la música estrenada que NO es hip hop, es mejor aún. La sola mención de estos artistas y sus discos, su mero enlistado a continuación y la posibilidad de escucharlos, traza un mapa claro de esta luminosidad en la expresión afroamericana actual, merecedor de un estudio más serio y detallado.

MÚSICA AFRICANA y JAZZ

MDOU MOCTAR – AKOUNAK TEDALAT TAHA TAZOUGHAI OST (SAHEL SOUNDS)

Akounak Tedalat Taha Tazoughai OST

MBONGWANA STAR – FROM KINSHASA (WORLD CIRCUIT)

Mbongwana_Star_-_From_Kinshasha

HIEROGLYPHIC BEING & J.I.T.U. AHN-SAHM-BUHL – WE ARE NOT THE FIRST (RVNG)

hieroglyphic being & j.i.t.u. ahn-sahm-buhl - we are not the first (rvng)

CHRISTIAN SCOTT ATUNDE ADJUAH – STRETCH MUSIC (STRETCH MUSIC)

Christian Scott aTunde Adjuah - Stretch Music

KAMASI WASHINGTON – THE EPIC (BRAINFEEDER)

kamasi washington the epic

MAKAYA MCCRAVEN – IN THE MOMENT (INTERNATIONAL ANTHEM)

Makaya McCraven - In The Moment

JAZZ FUSION, SOUL y R&B

THE INTERNET – EGO DEATH (ODD FUTURE)

The Internet - Ego Death

THUNDERCAT – THE BEYOND /WHERE THE GIANTS ROAM EP (BRAINFEEDER)

thundercat the beyond where the giants roam

NEOSOUL, SOUL

D’ANGELO – BLACK MESSIAH (RCA RECORDS)

D’Angelo – Black Messiah

ERYKAH BADU – BUT YOU CAINT USE MY PHONE (MOTOWN RECORDS)

Erykah Baduh - But you caint use my pone

HIATUS KAIYOTE – CHOOSE YOUR WEAPON (SONY MUSIC)

Hiatus Kaiyote - Choose Your Weapon

LIANNE LA HAVAS – BLOOD (WARNER MUSIC UK)

Lianne Le Haves – Blood

TUXEDO – TUXEDO (STONES THROW)

Tuxedo – Tuxedo

LEON BRIDGES – COMING HOME (LISASAWYER63/COLUMBIA RECORDS)

Leon Bridges - Coming Home

NICOLE WILLIS & THE SOUL INVESTIGATORS – HAPPINESS IN EVERY STYLE (TIMMION)

Nicole Willis & The Soul Investigators - Happiness In Every Style

POP

SEINABO SEY – PRETEND (SENAIBO SEY/UNIVERSAL MUSIC)

SeinaboSey_2015_Pretend

JANET JACKSON – UNBREAKABLE (BLACK DOLL/BMG)

Janet Jackson – Unbreakable

CIARA – JACKIE (EPIC RECORDS)

Ciara - Jackie

R&B

JAZMINE SULLIVAN – REALITY SHOW (RCA RECORDS)

Jazmine Sullivan - Reality Show

KEHLANI – YOU SHOULD BE HERE (KEHLANI)

Kehlani - You Should Be Here

MIGUEL – WILDHEART (RCA RECORDS)

Miguel – Wildheart

JEREMIH – LATE NIGHTS (DEF JAM RECORDINGS)

Jeremih - Late Nights

PBR&B, ELECTRONICA

DAWN RICHARD – BLACKHEART (OUR DAWN ENTERTAINMENT)

Dawn Richard – Blackheart

FKA TWIGS – M3LL155X EP (YOUNG TURKS)

FKA twigs - M3LL155X EP

KELELA – ALUCINOGEN EP (CHERRY COFFE MUSIC)

Kelela - Alucinogen EP

ABRA – ROSE (DARK WAVE DUTCHESS)

Abra - Rose

THE WEEKND – BEAUTY BEHIND THE MADNESS (THE WEEKND XO/REPUBLIC RECORDS)

The Weeknd – Beauty Behind The Madness

PETITE NOIR – LA VIE EST BELLE (DOMINO RECORDING)

2400x2400sr

HIP HOUSE

SHAMIR – RATCHET (XL RECORDINGS)

Shamir-Ratchet-2015-1200x1200

FOLK

RHIANNON GIDDENS – TOMORROW IS MY TURN (NONESUCH RECORDS)

Rhiannon-Giddens-Tomorrow-Is-My-Turn

MADISEN WARD AND THE MAMA BEAR – SKELETON CREW (GLASSNOTE ENTERTAINMENT)

madisen_ward_and_the_mama_bear_cover

Editor Yaconic

Editor Yaconic

musica y coexistencia ENTRADA
Previous post

NO SE PELEEN, HAY MÚSICA

bahidora entrada
Next post

BAHIDORÁ 2016 A LA VISTA: LINE UP, PLAYLIST… PREPARA EL BIKINI