ENTREVISTA CON RAÚL SOTOMAYOR

 

De la sección Nuevos Ruidos

Por Berenize Rosales / @BereizeconZeta

¿Si mezclas la música electrónica con ritmos andinos, cumbia, un poco de pop y coros repetitivos que hablan de la naturaleza a través de una voz soul qué carajos obtienes? Seguro pensaste en Bomba Estéreo, pero no. Hablamos de Sotomayor, proyecto mexicano de global bass de los hermanos Raúl y Paulina Sotomayor. El dúo lanzó en marzo su primer LP, Salvaje.

Sotomayor debutó aquel mes en la carpa Doritos del Vive Latino. Y a partir de ahí se han presentado en el Festival Marvin, en el centro Discoteca y en el Lunario del Auditorio Nacional. Salvaje fue producido por Raúl Sotomayor y Edi Kistler (bajista de Los Liquits). El álbum está conformado por 11 temas frescos que te trasladan a Cuernavaca aunque estés en pleno tránsito.

El grupo, que ha ascendido en la “escena” musical independiente como la espuma en un tarro de cerveza, nació como una alternativa a los respectivos proyectos de los dos hermanos. Raúl es Dj del dúo Beat Buffet (junto a Pablo Borchi), mientras que Paulina es baterista de los Jefes del Desierto, agrupación que se define como “acid urban mexican folk”.

Sotomayor, Portada Salvaje

Pero la historia de la relación del dueto “amateur” con la música remite a la adolescencia de Raúl. Cuando su tío “chavorruco” y el mejor amigo de éste, “El gordo Garza”, Dj de house, le pasaban música. “Estaban tan conectados en ese medio que en cuanto fui un poquito más grande me llevaron a tocadas a las que yo no habría podido entrar nunca.”

sotomayor-3-foto-Emmanuel-Muñoz

Foto Emmanuel Muñoz

sotomayor-2

“Tenía 15 años, para empezar, y era súper ilegal —agrega—; no obstante, pude ver a Djs leyendas como David Morales, Danny Tenaglia y Frankie Knuckles, en eventos a los que nunca hubiera podido tener acceso si no fuera por ellos. Eso fue lo que hizo que me interesara por ser Dj”.

—¿Se estudia para ser Dj?, le pregunto.

—No; lo que aprendí lo hice en dos tornamesas cuando iba a fiestas y tocaba. Creo que tiene que ver más con la sensibilidad para escoger la música. A Mozart o Beethoven, que fueron músicos virtuosos, nadie les enseñó a tocar. Tuvieron que inventar una forma de hacerlo. Sé que para nada es lo mismo, pero así es como aprendí.

Paulina se involucró en la música, impulsada por la admiración que le despertaron las actividades de su hermano mayor. Su primer instrumento lo recibió a los 13 años, cuando su padre le regaló un djembe —también conocido como yembe— después de que ella regresó de un viaje que hizo a Veracruz.

Raúl comenzó a hacer música en una época en la que la mayoría de los grupos emergentes querían parecerse a Interpol, “ese grupo que canta en inglés y hace rock medio depresivo”; a diferencia del resto, a Raúl le gustaba la música electrónica; además, sentía la necesidad de expresar sus raíces y cantar en español. En 2013 inició Beat Buffet y Paulina siguió su formación en los Jefes.

“Creo que venimos de un bache en el que tres años atrás todo el mundo se volvió Dj y todos vendieron su guitarra y compraron un controlador. Ahorita, justo, estamos en otro bache en el que de pronto ya no hay bandas porque todos son Djs; pero eso ha facilitado el camino para que grupos como Jean Loup o Sotomayor sobresalgan en la escena”.

En cuatro meses, Sotomayor pasó de tocar en un bar a formar parte del line up de importantes festivales. Ahora la banda está lista para viajar a Londres para la clausura del año de México en Londres, donde tendrán dos presentaciones: el 30 de octubre en el British Museum y el 7 de noviembre en el Wahaca’s Day Of The Dead.

sotomayor-4

—¿En estos momentos, cómo sientes la escena de la música electrónica en México?

—Todos son Djs que están poniendo play. Ser músico electrónico no significa eso. Tú haces música con elementos distintos. En México, creo, hay poquitos. Y la gente todavía no entiende bien qué hace un músico electrónico, pero cada vez se está haciendo más fuerte porque el público es muy receptivo a escuchar cosas nuevas. Llegó un punto en el público se hartó de escuchar a Molotov y Zoé otra vez. La gente está necesitada de cosas nuevas.

—¿Alguna travesura  que hayas hecho con tu hermana?

—Es complicado. Somos bien diferentes. El yin y el yang. Yo soy el bueno y ella es la mala. Yo soy la voz de la razón diciéndole: “No Pau, no lo hagas”. Y sé que de todos modos lo va a hacer. Ahora nos pasa, vemos unas cervezas en el camerino de otra banda y es como de “no Pau, no te las robes. Bueno está bien, ve por ellas y yo te aviso si viene alguien”.

Agradecemos todas las atenciones prestadas por Deezer, la plataforma de música en streaming, para la realización de esta entrevista.

 

 

YACONIC

YACONIC

Raymondstock_Jr_entrada
Previous post

RAYMONDSTOCK JR. FESTIVAL DE MÚSICA PARA MILLENNIALS INCOMPRENDIDOS

mutek_2015_entrada
Next post

MUTEK 2015. UNA GUÍA PARA ESE FESTÍN DE CREATIVIDAD DIGITAL