De la columna “Discos Revancha”

Por Manuel “Lagraneme” Carrasco / @graneme_OG

Uno de los grupúsculos más importantes y representativos del rap de los noventa es Hieroglyphics, de Oakland, California. N.W.A. es la banda más reconocida en esos códigos postales y su importancia está perfectamente bien cimentada: inauguraron el gangsta rap durante la tan mencionada Era del G-Funk, y el subgénero no puede ser soslayado: significó un golpe en la mesa de la industria musical (mayoritariamente blanca y conservadora). Inmediatamente detrás de N.W.A. estaba Hieroglyphics.

Curiosamente, Ice Cube (N.W.A.) es primo de Del Tha Funkee Homosapien (Hieroglyphics). La pandilla de Del Tha, integrada por MC´s y DJ´s/Productores, editó hace un par de años su más reciente disco, The Kitchen. Pero los tiempos son otros y lo mejor quedó durante los noventa y la primera parte de la década anterior. Hieroglyphics eran numerosos y talentosos, como el Wu-Tang Clan, aunque con un perfil más bajo.

hieroglyphics souls of mischief

Hieroglyphics.

Los MC´s de Hieroglyphics que más acapararon la atención por sus habilidades en el mic fueron Pep Love y por supuesto Del Tha Funkee Homosapien. Las rolas estaban armadas para que cada MC tuviera su participación muy al estilo de las bandas de los ochenta y finales de los setenta. Una herencia que legitimizaba al grupúsculo, además de que sus líricas no eran tan belicosas como las que estaban en boga por aquellos años. Los MC´s de Hieroglyphics eran una combinación de elegancia y pulcritud, con la personalidad y contenido que solo un adolescente en las calles de Oakland buscando diversión podría crear.

Sabes que los Hieroglyphics eran una banda más profunda que las de su era desde el momento en que visualizas su logo: el símbolo maya que representa el ocho, que a su vez representa el infinito. Sin artilugios, el logo del tercer ojo de los Hiero es un tipo de mierda mística.

De la obra del grupo es indispensable revisar sus dos primeros discos, 3rd Eye Vision y Full Circle, que fueron grabados en 1998 y 2003, respectivamente. Ambos representan al grupúsculo en su mejor momento. Domino, Toure, Phesto, Opio o A-Plus rimando sobre los beats jazzy-funky. Su tercer disco llegó hasta 2013.

Afortunadamente, los Hieroglyphics se mantuvieron ocupados durante los años entre su último disco y el anterior. Del Tha Funkee Homosapien se hizo de una carrera exitosa y prolífica como solista, que incluye su participación en el clásico del rap de ciencia ficción Deltron 3030 junto con Dan Nakamura y el Kid Koala. De hecho, fue en ese proyecto, donde también participa en una rola Damon Albarn, que surgió la idea de Gorillaz. Fue en Gorillaz, precisamente, donde Del consolidó su carrera como uno de los MC´s más celebrados el “rap de mochila al hombro”.

souls of mischief 93 til infinity

Souls of Mischief, ‘93 ‘til Infinity‘.

Pero la historia de los Hieroglyphics no está completa sin mencionar a los Souls of Mischief, que en realidad es una banda que se incorporó y conformó la alineación original de los Hiero. Los Souls of Mischief se formaron en los tempranos noventa en el Este de Oakland. Los eventuales integrantes de los Hieron eran Opio, Phesto, Tajai y A-Plus. Los cuatro se conocen desde la adolescencia y son los responsables de haber creado uno de los discos más emblemáticos del rap californiano de los noventa.

Los Souls of Mischief grabaron en 1993 el clásico 93 ‘til Infinity. El disco, entre otras cosas, es muy importante por el tema que le da título. La rola es una oda a pasarla bien, acompañado la diversión fumando mariguana. Los Souls of Mischief describen lo que la vida de un adolescente en Oakland era a principios de los noventa. Una rolota sin parangón en la obra de cualquier proyecto de los Hieroglyphics.

93 ‘til Infinity también es importante porque se une a otros discos de la era para formar un representativo del Hip Hop en California, que se desmarcó del gangsta rap y el G-Funk que dominaba las ondas radiales y las ventas. Souls Of Mischief representa una alternativa indispensable en el amanecer de los disturbios en Los Ángeles. El grupo afirmaba una postura viable para una juventud californiana bañada en sangre.

El tema que da título al álbum ha sido covereado en un par de ocasiones. Ese tratamiento solo se le ha dado a un par de rolas en la historia del rap. Vamos, solo “Rapper’s Delight” ha sido reinterpretado más veces. No hay manera de escuchar “93 ‘til Infinity” y no querer encender un porro kilométrico, echarse a andar por la ciudad, planear con tus amigos la fiesta de esta noche y especular acerca de qué chicas asistirán.

Al final, los chicos solo quieren divertirse.


En Revancha tenemos copias del icónico 93 ‘Til Infinity. También recuerden revisar nuestra sección de hip hopCheca los detalles en nuestro Facebook e Instagram.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

IGGY POP, MI DEIDAD TÓXICA DEL ROCK

Next post

LA VIDA DE JUAN RULFO EN UNA 'ROAD MOVIE'