Hace 29 años cuatro chicos de los suburbios de Manchester le dieron a la música del Reino Unido lo que los jóvenes estaban esperando. Influenciaron a toda una generación no sólo de músicos que hoy son héroes de masas, sino influenciaron a la clase trabajadora en la depresión del “Thatcherismo”. Hoy como hace tantos años, los Stone Roses vuelve a ser adorados por casi 6 mil personas en el Pepsi Center WTC de la Ciudad de México.

STONE ROSES OCESA 01

Por: Adán Ramírez
Fotos: Salvador Bonilla / OCESA 
Ciudad de México, 9 de abril.-De pronto todas las luces del lugar se apagaron. En el centro del escenario se ilumina la batería de Reni con dos enormes parches que en el centro muestran el clásico logo del limón partido. De pronto a las 21:25 Ian Brown,John Squire,“Reni ”Wren y “Mani”Mounfield salen al escenario del Pepsi Center WTC para pisar por primera vez suelo mexicano, así ofrecer el primer concierto de su historia en Latinoamérica.

El rasgueo del bajo de “I Wanna Be Adored” hizo vibrar el piso del Pepsi Center mientras un genial juego de luces invadía el lugar. Los clásicos pasos torpes de “King Monkey” mientras pronunciaba ¡Viva México! provocaron la locura de los 6 mil asistentes. Al finalizar la primera canción el líder de la banda inglesa pronunció algunas palabras en español, recordando los años que vivió en Coyoacán junto a su ex Fabiola Quiroz.

La alineación original de los Stone Roses tocó 15 canciones por más de hora y media, entre ellas “Mersey Paradise”, “Sugar Spun Sister”, hasta que llegó el primer gran momento de la noche con “Sally Cinnamon” y el enorme rave que se armó por 20 minutos, mostrando que a pesar de estar separados por 15 años aún están bien aceitados. Inmediatamente “Ten Story Love Song”, “Where Angels Play” y “Shoot You Down” hicieron regresar el aliento a los espectadores.

“Fools Gold” vuelve a subir los ánimos a tope, de nuevo toda la audiencia comienza a bailar junto con las luces de fondo como en el mítico concierto de Blackpool en 1989. Aún el corazón está agitado, John Squire con el rostro cubierto por su pelo comienza a tocar el riff de guitarra de “Waterfall”, lo que desata la fiesta. “Don’t stop”, “Made of The Stone” y “This Is The One” siguieron.

Llega el final de la noche. “Love Spreads” refleja la vitalidad que aún conservan como banda y reafirma porque los Roses han sido una de las bandas más importantes de Inglaterra en todos estos años. Para finalizar el concierto con un Ian Brown excitado regalando flores y todo lo que se encontraba en su camino “She Bangs The Drums” fue la elegida y despedirse con un himno que los caracteriza en su regreso mundial “I Am The Resurrection” entre aplausos sinceros a Ian Brown, John Squire,“Reni” Wren y “Mani” Mounfield cuando se abrazaban por el buen trabajo realizado. Ya cuando todos los miembros habían salido del escenario, Reni regresó al micrófono para gritar “¡Viva Chicharito!”, así culminar una noche especial.

stone-roses-ocesa-02

stone-roses-ocesa-02

stone-roses-ocesa-02

stone-roses-ocesa-02

stone-roses-ocesa-02

stone-roses-ocesa-02

YACONIC

YACONIC

Previous post

MURAD OSMAN

Next post

NICK FRANK