El sutil halo de lo perverso

The Art of Mass Destruction 1

Por Pablo A. Anduaga / @Pablo_Anduaga

Deconstruir: mostrar la construcción de un concepto cualquiera a partir de procesos históricos y acumulaciones metafóricas evidenciando que lo claro y evidente dista de serlo (término de Jacques Derrida). Así es como el artista visual mexicano Asdrubal Grendel trabaja lo que entendemos por belleza, no sólo en la estética de la foto sino en las modelos mismas. Eje creativo en su proyecto The Art of Mass Destruction, charlamos con él para diseccionar su obra, pensamiento y conciencia.

¿Qué entiendes por “perversidad”?

Perversidad… pues es de lo más sano. Todo mundo quiere ser perverso aunque digan que no; hasta el más persignado siente atracción hacia lo que es pervertido; no es tanto el cliché de “romper las reglas” sino es algo más íntimo, es lo que te mueve en defensa para imponerte sobre alguien o algo.

¿Qué quieres provocar con The Art of Mass Destruction?

Quiero que la gente se sienta atraída; quiero que la gente lo vea y no diga “esto está bien” o “correcto”, sino que lo sientan atractivo porque es incorrecto. De una manera surrealista no es llegar al punto de lo mundano. Hay fotógrafos o proyectos que capturan un happening de una mujer desnuda en cualquier calle y eso no provoca nada. Se ha visto muchísimo y pasa de ser entretenimiento para traileros o mecánicos. Yo quiero ir más allá, que la gente se sienta atraída y se permitan soñar, que especulen por qué está pasando eso.

The Art of Mass Destruction G1

A pesar de que las series tienen un alto contenido de desnudos, lo sexual no está en un primer plano…

Lo sexual tiene que ser el último plano siempre. Un desnudo no tiene que ser porque sí, debe estar justificado. Si lo presentas así ya es algo vulgar. Si eres de los que sólo hacen desnudo y no hacen otra cosa es algo muy triste. Significa que no puedes hacer nada más allá. Tu mentalidad está muy cerrada en un concepto. Lo que intento es expandirme, darle varios giros a lo que estás viendo, incluso mucha gente puede ver las fotos, ver la sangre, el escenario, la historia y al final: “ah, también está desnuda”.

Hay una delgada línea entre lo morboso-mal gusto y lo artístico, en tu caso, ¿cómo la trazas?

Definitivamente. Trato mucho de no caer en lo vulgar o morboso, siempre busco personas que sepan actuar, más que modelos; una actriz que sepa modelar, porque el chiste es poner una idea. Cada personaje representa algo y tiene una historia y background que no es igual que su compañera. En las fotos se debe reflejar eso. La actitud que están mostrando debe verse real y convincente para que la gente lo crea. Si tú presentas a una mujer que sólo se está desnudando, abre la boca como Cindi Lauper (no porque sea vulgar sino porque no les queda a todas) mostrando las bubis, pues se vuelve vulgar; material de revista para mecánicos, de tres pesos.

Su trabajo de producción los ha distinguido, pero entiendo que es muy de guerrilla, ¿cómo lo has resuelto para que tenga calidad?

Tiene mucho que ver con manejar el concepto, cuando manejas una historia tienes que pensar en el concepto, trabajar y bocetar cada personaje. Al final de cuentas lo que termino haciendo es un guión, no es una película sino una sesión de fotos, pero tiene que haber un propósito y ése me lo reservo pues no tengo que andar diciendo porque pasa. Tampoco pretendo parecer dadaísta y decir que lo hice porque se me dio la gana. Es hacerlo porque si manejas bien un concepto puedes lograr la reacción deseada, cuando la gente lo vea puede sentirse atraída y va a dar el resultado que tu buscabas porque así lo quieres. Cada producción y personaje está realizado de cierta manera, no puede ser cualquier modelo, si te funciona para una foto no puede servirte para las siguientes 100, entonces tienes que buscar a la modelo indicada para cada escenario, y sobre la fisonomía de cada una vas desarrollando el diseño de efectos especiales y maquillaje.

The Art of Mass Destruction G2 The Art of Mass Destruction G3 The Art of Mass Destruction G4

¿Cómo es el proceso y shooting?

Tengo la historia. La resumo lo más posible para quitarle toda la verborrea y para que cuando lo platiqué con el fotógrafo y la modelo les sea fácil entenderlo. Primero hablo con el fotógrafo que considero indicado, porque cada uno tiene un estilo diferente, no funciona el mismo para todas y sería encasillar el trabajo. Luego hablo con cada modelo. Se busca locación, se fija el día, luego viene un mes en el cual se trabajan las piezas (efectos especiales), se depuran bien los bocetos y se asegura la locación; luego se llega temprano para preparar todo y que en la tarde se empiecen a tomar las fotos. Es como una filmación.

Lo erótico, ¿cómo lo concibes?

En mi percepción está muy ligado a lo perverso. Es lo que te prende. No es ser atractivo físicamente sino que me obliga a ser algo más. Si una mujer me gusta es porque me incita a algo más que verla; me incita a tener fantasías con ella. Lo erótico se vuelve más fuerte cuando sé que ella está dispuesta, porque si no sólo se queda en una fantasía cualquiera. En mi propuesta tiene que ir sugerido poco a poco; tiene que mezclarse con todo lo que hay alrededor. Muchos de mis trabajos no llevan desnudos, todo depende del mood y la emoción principal que quiero demostrar, si no es así se puede volver vulgar o la emoción real va a perder mucha fuerza, hay un distractor que si lo quito la emoción se intensifica. Es algo que tienes que manejar muy sutilmente.

Normalmente usas una modelo muy guapa, de rostro hermoso y vemos que lo deconstruyes, ¿cómo trabajas algo tan complejo y abstracto como transmitir una emoción?

Depende de la conexión con la modelo, cada una ha hecho una labor de maravilla; pero no puedo meterlas a todas. Cuando trabajas con cada una debes platicar sobre lo que siente, sobre su personaje… y para que yo creé esa emoción tengo que meterla en un humor en el que se sienta bien. Si veo que está incomoda de alguna manera tengo que buscar un detalle para que lo esté. Cuando son sus primeras veces haciendo este tipo de fotos pueden estar incómodas, yo necesito darles todo el poder, darles toda la confianza, consentirlas.

The Art of Mass Destruction G5The Art of Mass Destruction G6The Art of Mass Destruction G7

Suena muy viable si no fuera porque hacen sesiones al extremo: shibari, violencia… se necesita de un trabajo físico intenso, las llevas al extremo y además intervienes el rostro y lo deformas.

Así es. Ha sido muy fácil. De hecho creo que les gusta (risas). Una vez, una de ellas me dijo que le gustaba hacer este tipo de fotos porque le hartaba ser Barbie, cuando le piden ser modelo le dan sus medias, zapatos bonitos, ropa linda, una locación tipo Polanco… y cuando trabajan conmigo hay vidrios, clavos en el piso, mucha incomodidad física… no es que sea kinky para ellas pero sí una especie de fantasía. Me he rodeado de las mejores, y cuando no he podido amarrar o maquillar a todas, la gente que me ha ayudado ha sido excelente. Todo el equipo tiene ese tipo de perversión escondida; todos se dedican a otra cosa pero cuando les propones este tipo de sesión aceptan porque es el momento de hacerlo, el hoy o nunca porque jamás lo habían hecho.

¿Censura?

Sólo con algunas modelos cuando su vida cambió. Sí se desnudaron, sí hicieron fotos violentas y estaban muy contentas, pero luego se casaron, embarazaron, se volvieron cristianas y me pidieron que destruyera esas fotos. Es la única censura que he sufrido. Cuando difundo este tipo de material, por ejemplo en Facebook, trato que la gente vea lo menos “obvio”, si es en Tumblr hay más libertad, pero censura directa por fortuna no.

The Art of Mass Destruction G8

asdrubalartofmassdestruction.tumblr.com
YACONIC

YACONIC

Previous post

DISTRITAL. CINE Y OTROS MUNDOS

Next post

WALLPEOPLE 2014 / BACK TO THE NATURE