Era el lejano 1989 y unos chicos ingleses de clase trabajadora estaban empeñamos en vivir del rock. Hicieron sus propias canciones, las grabaron y salieron a tocar muchas puertas. Todos les dieron una patada en el culo. Nadie quiso ofrecerles un contrato discográfico, así que hicieron su propio sello bajo el nombre de Dead Dead Good Records para lanzar “Indian Rope“, un single claramente influenciado por el éxito abrumador del primer disco de los Stone Roses.

Corrían los primeros meses de 1990 y el sonido Madchester se expandió como epidemia por todos los rincones de Reino Unido. Todas las estaciones de música independiente no hacían más que tocar a las bandas que estaban dando la cara por el rock británico. El single “Indian Rope” trepó rápidamente al número uno del chart de música indie, gracias a la movida que sucedía con otras bandas que seguían empujando para mantener vivo el movimiento. Después de “Indian Rope” nada fue igual, finalmente consiguieron un contrato con el sello Beggars Banquet para lanzar “The Only One I Know“, su segundo single que llegó al Top Ten. El tercer single fue “Then”, que dio paso al primer material de larga duración, Some Friendly (1990), que trepó al número uno en el momento de su lanzamiento.

Charlatans lo habían hecho, pero no lo hicieron solos. Estuvieron parados en el momento y lugar adecuado. La moda era ser baggy, consumir drogas bajo el sonido acid house y psicodélico del “beat funky” de bandas no sólo de Mánchester como los Stone Roses, Northside o Happy Mondays. sino provenientes del resto de Gran Bretaña. El Madchester se hizo adulto, se convirtió en algo más que un sonido. Fue un movimiento contracultural que agrupó a la clase trabajadora de lugares tan eclécticos como Belfast en Irlanda del Norte, Edimburgo, AberdeenGlasgow en Escocia, Cardiff en Gales y Londres, Liverpool, Oldam, Oxford, Shiffield, Leeds y muchas otras ciudades en Inglaterra.

Los ochenta dejaron una resaca tan fuerte en Mánchester gracias a Joy Division, New Order, BuzzcocksThe Smiths y The Fall que era inevitable que la generación subsecuente no se organizara en torno a un movimiento identitario bajo la bandera de la incertidumbre del porvenir juvenil. Las medidas neoliberales de la Administración Thatcher generó un ascenso del desempleo en el norte de Gran Bretaña, donde en una ciudad tan industrializada como Mánchester, acabaría proyectando una generación jóvenes pobres y encabronados con el gobierno. El gran gurú del movimiento fue Tony Wilson con su sello discográfico The Factory, pero sobre todo con The Haçienda, un club nocturno que gestó míticas noches. Bandas como World Of TwistThe Candyskins, EMF, The FarmInspiral Carpets, The Real People, The High, My Jealous God, Paris AngelsNew Fast Automatic DaffodilsThe Soup DragonsThe Mock TurtlesFlowered Up, Jesus Jones, The ShamenThe Mighty Lemon DropsPop Will Eat ItselfCarter the Unstoppable Sex Machine, Candy Flip, Primal Scream, Stereo MC’s, The Beloved, The Future Sound of London, Big Audio Dynamite hasta James y Blur fueron tocados por este sonido. Los productores a finales de los ochenta y principios de los noventa encontraban jugoso ese sonido, de ahí escuchar bandas ahora tan alejadas de ese sonido pisar en algún momento las calles del sonido baggy. 

Tony Rogers, tecladista de los Charlatans es hijo de este movimiento. Es superviviente de un sonido que parece esfumarse a través de los iPad, apps y redes sociales. Las generaciones actuales parecen estar alejadas de estos sonidos. “Nunca fuimos realmente parte de la escena de Madchester, estuvimos metidos en ella, pero también la pasamos y pasamos el britpop y hemos pasado muchísimas otras cosas. La razón por la que los Charlatans siguen vivos es porque hacemos nuestro pedo. Somos parte del pedo de Charlatans y no de ningún otro movimiento. Siempre hemos hecho nuestra onda, pertenecemos a lo que hacemos en los Charlatans en vez de pertenecer a otra cosa. El órgano Hammond tiene un papel importante, en vez de ser solamente una banda de rock inglesa con guitarras. El hamond nos ha guiado y eso nos ha separado de los demás. La razón por la que seguimos primero es porque podemos y porque creemos en nosotros y porque amamos hacer música. El sentido principal de pertencer a los Charlatans es hacer música, hemos hecho música durante los últimos treinta años y no sé cuanto tiempo más hagamos música, pero seguiremos haciendo música porque disfrutamos hacerla“.

Después de la trágica pérdida de su antiguo baterista Jon Brookes en 2013, una nube de dudas comenzó a afectar a los Charlatans. Nunca es fácil para una banda perder a un miembro clave, especialmente uno que ha estado allí desde el principio. Sin embargo, esto no acalló a los espíritus de los Charlatans y regresaron en 2015 con el fantástico Modern Nature (2015)El amor por hacer música se puede escuchar en Different Days (2017). “Es un álbum único con un sonido muy particular, un disco que tiene muchísimas colaboraciones porque les preguntamos a amigos que si podían venir y unirse. Paul Weller (The Jam), Johhny Marr (The Smiths), Anton Newcombe (The Brian Jonestown Massacre) o Kurt Wagner (Lambchop). Les preguntamos a distintas personas de otras bandas que tocaran en este álbum. Esto ha contribuido mucho al sonido del disco. Seguimos siendo una banda que “jamea” e improvisa cuando toca. En Modern Nature y en este disco eramos cuatro personas “jameando”. Siempre habíamos jugado con la idea de tocar con Johhny Marr y lo logramos en este disco. Fue muy emocionante hacerlo, pero el sonido realmente del disco es nosotros cuatro jameando, siendo cuates y disfrutándonos.  Fue regresar a las raíces básicamente“.

Los Charlatans como parte de su gira mundial pisan suelo mexicano y qué mejor que en El Plaza Condesa. Sus seguidores podrán disfrutar un setlist lleno de sus rolas más emblemáticas dentro de sus casi treinta años de carrera y la gente que aún no los conoce podrá disfrutar de una banda de rock en su máxima expresión. “Tocar en vivo es una experiencia completamente distinta. Si quieres ver una verdadera banda de rock que está en lo más alto de su carrera tienes que vernos tocar. ¿Pero cómo se preparan para esto? “Hay mucho nerviosismo al principio de cada show y no importa qué tanto tiempo llevemos haciendo esto siempre nos ponemos nerviosos al principio porque quieres que el show sea un éxito completo porque hay mucha adrenalina fluyendo. Hay una gran sensación de hacer esto realmente bien, vamos a patear traseros. Apenas ponemos un píe en el escenario entramos a un mundo completamente distinto, entramos a nuestro mundo y queremos que todos se suban a él. Disfrutamos hacer esto cada noche, no hacemos otra cosa, no sabemos hacer otra cosa. Esto es lo que nosotros somos, lo que tocamos todas las noches es lo que nosotros somos. Esperamos que la gente se jale el pelo, aviente los sombreros mexicanos en el aire, que nos echen meados como en cualquier lugar al que vamos. Esperamos no decepcionarlos, queremos que todos vengan para que pasen un buen momento porque el setlist que tenemos preparado tiene algo de cada década, así que alguien que nunca nos ha visto podrán escuchar qué es lo que estábamos tocando por allá en 1990, después en 1999, luego en 2009 y ahora. Vivirán tres décadas en una sola noche.  

Traducción Yeicko Sunner para YACONIC.

TE PUEDE INTERESAR

HAPPY MONDAYS: HIERBA, EMOCIONES Y DOLORES DE ESTÓMAGO

GORILLAZ: NOS TRATAN COMO DINOSAURIOS, ASÍ QUE ES TIEMPO DE ELEVARNOS

PULP. UNA PELÍCULA SOBRE LA VIDA LA MUERTE Y LOS SUPERMERCADOS

LIAM GALLAGHER Y SU SORPRESIVO REGRESO COMO SOLISTA

SHEFFIELD, LA SEX CITY Y SUS ESTRELLAS MUSICALES

SNEAKERS DEPORTIVOS Y FUTBOLEROS DE CULTO

A 20 AÑOS DEL INOLVIDABLE DISCO ‘BE HERE NOW’ DE OASIS

Adán Ramírez

Adán Ramírez

Sweet and Tender Hooligan!

Previous post

ANIMASIVO ABRE SU CONVOCATORIA 2018

Next post

SPENCER MACMULLEN O EL ARTE COMO UN GRITO