De la columna “Discos Revancha”

Por Manuel “Lagraneme” Carrasco / @graneme_OG

The Notorious B.I.G. es considerado uno de los más grandes MCs de la historia del hip hop. Biggie grabó dos discos antes de ser asesinado; mismos que bastaron para hacerlo el MC más importante de su generación. La capacidad de Christopher Wallace para contar historias quedó documentada dentro de sus álbumes y pocas veces ha sido igualada.

Rolas como “Respect” o “Warning” del Ready To Die (1994) pueden considerarse pequeñas novelas de tres minutos en las que Biggie deja claro que sus habilidades no podrán ser igualadas fácilmente. Deberían darle, al hijo pródigo de Clinton Hill, un Nobel póstumo de Literatura.

the notorious big

Como todos sabemos Biggie fue abatido a tiros en Los Ángeles, California el 9 de Marzo de 1997. Cuatro balas disparadas desde un automóvil, que viajaba al lado del auto de Biggie, acabaron con su vida. Desde ese momento el hip hop no volvió a ser igual.

A pesar de que el género estaba en plena juventud, el asesinato de Biggie exhibió su violencia intestina. “Ser un MC es peligroso/ Mataron a Biggie y a 2Pac”, recitaban el poderoso Mos Def y Talib Kweli en “Definition”.

Quizá la rola más famosa de la obra en vida de Christopher Wallace es “Juicy”. Se ha convertido en un himno para generaciones de cabezas. Es la rola que cierra la cara B del disco debut de Biggie y la acompaña un video de los más memorables para los aficionados al rap de los noventa.

El video muestra a Biggie en sus inicios siendo un dealer de esquina en Brooklyn y su consiguiente paso por la cárcel. También exhibe a un Biggie redimido y exitoso rodeado de chicos y chicas en una piscina. Por supuesto el video es lo de menos: la letra de “Juicy” documenta todo lo que tuvo que atravesar Biggie Smalls antes de convertirse en una de las primeras superestrellas de la generación hip hop.

La rola abre con una dedicatoria a todos los maestros que tuvo Biggie en su breve estancia en la escuela y que le aseguraron que nunca llegaría lejos. También incluye en esa dedicatoria a sus vecinos que le enviaban a la policía cuando Biggie se había convertido en un dealer para poder mantener a su familia. Y finalmente dedica el tema a todos esos chicos inmiscuidos en las batallas diarias que suceden en las calles.

La letra sigue con una remembranza con la que se identifica cualquier persona que haya empezado a escuchar hip hop en los noventa: los programas de radio, las revistas y las bandas de esos momentos. Para cualquier aspirante a MC es un mantra: “Para aquellos que dudaron de mis habilidades vean hasta dónde he llegado. Para ustedes que me subestimaron durante todo este tiempo les tengo una sorpresa: mi hija tiene un diamante de veinticinco quilates colgando de su oído y bebemos champán cuando nos da sed”.

La rola representa a todos los que han sido subestimados y descartados. A todos aquellos que no fueron elegidos y cuyas habilidades se soslayaron, pero que eventualmente tuvieron más éxito de lo que cualquiera hubiera podido imaginar. Ese es el carácter del que tanto se habla cuando la gente se refiere a los neoyorquinos: es el lugar más duro para lograrlo pero si lo logras ahí lo puedes lograr donde sea. Bien lo dijo Frankie Ojos Azules.

Además, no podemos olvidar que la rola posee uno de los beats más distintivos y famosos. El beat está basado en la rolota “Juicy Fruit” de Mtume. Para los que no estén familiarizados Mtume es la banda del otrora miembro de la agrupación de Miles Davis: James Mtume.

Mtume cobró notoriedad a finales de los setenta y principios de los ochenta por su funk moderno. “Juicy Fruit” conforma la base del beat de “Juicy”. No importa si lo has escuchado mil veces, su ritmo te hará mover la cabeza.

El beat de “Juicy” tiene una historia singular. En los créditos del Ready To Die aparecen Poke de los Trackmasters (un dueto de productores de hip hop) y Sean “Puffy” Combs. Puffy estuvo involucrado en todo el proceso de producción del disco. La cuestión viene cuando durante el 2004, la prestigiosa revista de crate-diggers avecindada en Brooklyn, Wax Poetics entrevistó a Pete Rock y este mencionó que el beat de “Juicy” no era de nadie, más que de él. Pete también dijo que no estaba molesto ni mucho menos, solo quería que se le diera el crédito que merecía.

Rock recuerda que Puffy y Biggie visitaron su estudio, mientras preparaban el Ready To Die,  y escucharon el beat basado en la rola de Mtume, entonces Biggie le comentó que le gustaría usarlo, pero nada más. No existió ninguna formalidad en su petición. La próxima cosa que sabe Pete es que el beat aparece en el disco de Biggie.

No nos sorprende nada que Puffy haya tomado el beat prestado de Pete dada la forma de hacer negocios de Sean Combs. Pete no tuvo nada más que decir y en su última declaración se mostró triste de no haber seguido colaborando con Biggie.


En Revancha contamos con una gran selección de hip hop y soul/funk. Checa los detalles en nuestro Facebook e Instagram.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

JUAN RULFO: LA LENGUA COMO UN ANIMAL VIVO

Next post

TODOS ESTÁN MAL MENOS YO: LOS 23 AÑOS DE LA SEKTA CORE