Por La Gran eMe / @graneme_OG

Además de tener una vida tumultuosa, coleccionar  desafortunados encuentros con la ley y pasar horas en celdas frías, a Tim Maia (1942-1998) se le conoce por ser el músico responsable de introducir el soul a Brasil.

La prestigiosa revista de crate-diggers, Waxpoetics, lo llamó el Soul Brother #1 de Brasil: no está nada mal ser considerado un James Brown local, ¿no?

tim-5

Maia conoció a Roberto Carlos en Río de Janeiro, su ciudad natal. Con él formó una banda poco afortunada, que se convertiría en su primer acercamiento a la industria musical. Después de este fracaso, el intérprete de “Lady Laura” se volvió un ícono de la música brasileña por sí mismo; mientras que Maia aumentó su colección de encuentros poco agradables con la ley y disminuyó el contenido de su billetera, que casi siempre estaba vacía.

Eventualmente, y después de mucha insistencia por parte de Tim, Roberto Carlos le consiguió un contrato con una discográfica mayor.

PERO ANTES…

A finales de los cincuenta Tim Maia se mudó a Estados Unidos para “estudiar”. Durante su estancia cometió varios delitos menores, hasta que en 1963 fue deportado a Brasil por posesión de mariguana. La leyenda cuenta que lo único que pudo llevarse consigo fueron sus discos de soul y funk.

Su estancia en Estados Unidos fue de suma importancia. Ahí se familiarizó con el soul y el funk: la espina dorsal de su obra. Pero además, Maia, afrobrasileño, se percató de la importancia de los músicos afroamericanos y de la relevancia del movimiento por la lucha de sus derechos civiles en aquel país. Todas esas impresiones y conceptos los llevó consigo a Brasil,  junto con sus discos de James Brown.

tim-3

El regreso a su país natal no sería fácil, pues el Tropicália (movimiento cultural brasileño) y el bossa nova tenían acaparada la atención del público. Pasarían algunos años para que el soul de Tim Maia tuviera un lugar en el gusto del público. Acostumbrada a géneros ya establecidos, la gente no conocía el soul americano y la interpretación de Maia en esos sonidos.

Pero a todo perro le llega su día. Con sus primeros cuatro discos, Tim se convirtió en una súperestrella de la música brasileña. Con ello también se inició en las actividades propias de una celebridad de su envergadura: drogas, alcohol, mujeres y más drogas.

La primera parte de la obra de Maia es considerada como la información genética del soul de Brasil. Las bandas brasileñas de hip hop han sampleado muchas canciones de Tim, e incluso el baile funky también se ha alimentado de sus composiciones más funk y disco.

Durante el clímax de su carrera, Tim Maia se unió a un culto llamado Rational Culture; para ganar adeptos editó un par de discos con esta ideología como eje central. Los álbumes fueron subestimados pero hoy en día son considerados como obras maestras de la música en Brasil.

Después del éxito, la carrera de Tim tuvo varios altibajos, todos acompañados de excesos y de incursiones en diferentes géneros como la música disco. Se volvió famoso por no llegar a las presentaciones de sus shows. Para ser un cantante de soul era bastante punk. Existe una anécdota en la que Tim preguntó a alguien: “¿Fuiste al show de Tim Maia? ¿No? Yo tampoco.”

tim-2

Desafortunadamente, hasta años recientes la música de Tim ha podido ser apreciada fuera de su país y es gracias a compilaciones como la de Luaka Bop (disquera de David Byrne) que público de otras latitudes logró entrar en contacto con la música del controversial afrobrasileño de prominente vientre.


En Revancha tenemos disponible la compilación Nobody Can Live Forever de Luaka Bop, que además es uno de los discos más vendidos en Colima 110. Checa los detalles en nuestro Facebook e Instagram.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

maya pletscher ENTRADA
Previous post

ILUSTRADA REALIDAD MILLENNIAL

krautrock ENTRADA
Next post

ESO QUE TODOS LLAMAN KRAUTROCK