Por Cesar Garay

La Ciudad de México esconde, tras su condición de urbe híper poblada y postapocalíptica, una oferta musical que rebasa las expectativas de cualquier melómano o sibarita de los ritmos, los beats y los riffs.

Bandas de lo que sea, en el momento que imagines, están tocando en un garaje, en un parque, en los vagones del subterráneo o en un foro. No hay una sola “escena”, mucho menos una “escena independiente” que acuerpe todas las propuestas: es un sueño guajiro y está bien.

Todavía no sabemos nada y Martin son dos bandas muy contemporáneas de electrónica “orgánica” que se presentan este jueves 1 de junio en el Imperial (Av. Álvaro Obregón 293). Una buena mancuerna para abrirse a la pléyade subterránea de sonidos siderales.

Todavía no sabemos nada es un dúo de live electronics, como ellos afirman, compuesto por Rodrigo Martínez (guitarra y progamaciones) y Enrique Bojorquez (saxofón y piano). El combo usa sampleos e instrumentación en vivo para guiar paisajes rítmicos, cadencias electrónicas y atmósferas de trip hop. Recién estrenaron un set en un showcase del Festival Nrmal.

Por su parte, Martin inició como dúo audiovisual. Ahora son un trío de electrónica que navega entre lo bailable, la exploración electroacústica y la improvisación con instrumentos en vivo. El grupo está conformado por Jorge Servín (batería/electrónica), Federico Sánchez (guitarra/sintetizador) —ambos músicos de jazz— y Martín Rivera (bajo, teclado y visuales).

El concierto es organizado por Otono, una especie de agencia inclasificable que procesa un amor profundo por la música. Otono evolucionó de un sitio de contenidos llamado Otoño en Hiroshima, que a su vez era un programa de radio en el 105.7 de FM hace unos tres años.

¡No faltes! Todos los detalles del evento están por ACÁ.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

SARGENTO PIMIENTA: 50 AÑOS DEL TRIUNFO DE LA IMAGINACIÓN

Next post

DEALER: ADICCIÓN AL ARTE EMERGENTE