Todd Clouser es músico y poeta, originario de la luterana ciudad de Minneapolis, Minnesota, y de aquella escena Downtown Manhattan de galerías de arte, Soho, teatro y música alternativa. Reside desde hace tres años en México, donde se desenvuelve en el underground, tanto en la música como en las letras. Un guitarrista que viaja por el mundo ejerciendo la filantropía en busca de la música.

Todd Clouser es coeditor del libro Músicos en la Ciudad de México, que reúne diversas voces provenientes de la música que cruzan la frontera de la escritura creativa y presentan en este proyecto editorial gráfica, fotografía y distintas clases de textos verbales. 

En el marco de la presentación de esta publicación impresa y electrónica se ofrecerá un concierto el viernes 20 de abril a la una de la tarde en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, en donde  una buena parte de los músicos participantes en el libro, realizarán un  jam, en el que cada intérprete irá subiendo por parejas al escenario para tocar durante dos minutos, retomando la música donde la haya dejado el músico anterior. 

Entre los músicos que se presentarán se encuentran Iraida Noriega, Alex Otaola, Benny Schwarz, ‘A Love Electric’ (Todd Clouser), Aarón Flores, Nur Slim, Brian Allen, Alex Mercado, Denise Gutiérrez y Natalia Arroyo.

¿Cómo se compaginan la música y la literatura?

Son dos maneras para expresar sentimientos, perspectivas y el carácter de una persona. A veces con diferentes medios artísticos el artista tiene chance de encontrar, y expresar, diferentes facetas de su visión. Eso es lo que queríamos hacer con este libro, dar espacio al músico, compartir algo de su visión y experiencia en un texto, sin intermediarios. 

¿Qué recuerdas de tu infancia en una ciudad luterana como lo es Minnesota?

Cosas muy luteranas como fumando mota en una manzana en un campo de golf, evitando ir a la iglesia, y tocando música con mi hermano. Siempre mucha música. Viaje mucho del país a los 16 años persiguiendo a mis bandas favoritas. 

¿Cómo es que se origina ‘A Love Electric’, agrupación que formaste en México en el año de 2009?

Insistencia y búsqueda. Llegue a la Ciudad de México después de conocer a Hernan y Aaron y de dejar de tomar alcohol y droga. Esos cambios y la relación con ellos me permitieron abordar la música con todo y no hemos parado.

¿Por qué interpretar covers de ‘Black Sabbath’, ‘Nirvana’ y ‘Bob Dylan’ en ves de tocar temas propios?

No es uno o el otro. Tocamos 95% música propia. Me gustan esas canciones y tener la libertad de hacer arreglos nuevos de esas canciones que me inspiran. 

¿Qué es lo más valioso que aprendiste en Berklee?

Que voy a tener que trabajar mucho si quiero que la música que me gusta hacer suene como debe de sonar, y más si quiero vivir de esa música. 

¿Por qué dejar tu país para tocar música en México?

Por conocer músicos quienes me inspiran y enamorarme con México. Persigo música sobre todo. 

¿Qué opinas de las condiciones políticas en nuestro país?

Frustrante. También en mi país. 

¿De qué manera te integras a las comunidades indígenas de México y de todo el continente, cómo eres recibido ahí?

Siempre es un gusto poder visitar comunidades y aprender de ellas. He podido trabajar con músicos jóvenes en Guerrero, Oaxaca, Veracruz y más y me ha permitido crecer como músico y persona. La música hace esas experiencias posibles. 

¿Qué representa para ti el baterista Hernán Hecht?

Un gran amigo y colaborador. Gran músico y artista. 

“En cuestiones de arte, el trabajo del YO tiene más importancia social que la filantropía, escribe Pérez-Reverte, ¿tú qué opinas, y de qué manera ejerces la filantropía en México?

No sé qué tiene más importancia. Me gusta el trabajo filantrópico y me parece un ejercicio básico en empatía humana. Mas que filantropía mucho de mi trabajo lo veo como intercambio cultural, así sea trabajando con alumnos en Ayotzinapa o fundaciones, o sólo visitando nuevos lugares para escuchar y compartir música. 

¿Qué es el proyecto Músicos en la Ciudad de México?

www.musicoscdmx.com da le explicación. 

“Los mejores músicos en un sólo libro y en un sólo concierto”, ¿en verdad son ellos los mejores músicos?

No, no son los mejores. ¿Quien dijo eso? 

¿Cómo nace este proyecto, dirigido también por la poeta Zazil Collins?

Zazil y yo platicando sobre proyectos literarios.  Es una gran poeta y editora y siempre queríamos colaborar. Fue un buen momento para hacerlo. 

¿Cuál fue el criterio para elegir a los músicos que serán antologádos en una memoria cultural en un primer volumen?

Son músicos a quienes Zazil y yo admiramos y quienes nos han inspirado. Estoy agradecido por ser parte de lo que sucede musicalmente en la Ciudad. 

Mixar López

Mixar López

Narrador, cronista y periodista musical. Es colaborador de varias revistas y periódicos de México, Estados Unidos y América Latina. Vive en Des Moines, Iowa. Su primer libro de crónicas, Prosopopeya: La voz del encierro, está próximo a ser publicado.

Previous post

SUSAN MEISELAS: LA FOTOGRAFÍA COMO ARMA VISIONARIA

Next post

LLEGARON LOS MEMES DEL DEBATE CHILANGO