Por Eduardo H.G. / @eduardoachege

Eptos Uno, el hijo prodigo de Obregón, Sonora, ha soltado el segundo sencillo previo de su disco con Universal Music, pronto a aparecer. “Un momento” es una oda a la infidelidad. Un dardo bien afilado con el tópico de las relaciones. Un rap que es la crónica de ese “limbo del silencio, en el espacio de nadie donde se enfrentan los valientes que a la vez son cobardes”. Pufff, sí cala denso, la neta.

Eptos Uno es una de las voces más reputadas de la escena del rap contemporáneo de México. Y una de las piezas claves para entender el desarrollo del juego en los recientes 10 años. Tony Lara es peso completo: primera generación de freestylers de las Red Bull Batalla de los Gallos (campeón nacional en 2007), beatmaker, fundador del colectivo y shop Never Die Gang, y de Spit, la primera liga de batallas escritas en español.

eptos uno un momento

Pero antes de todo eso Eptos es un MC. Profeta del noroeste, criado en Arizona, grafitero bajado a CDMX en camión por el desierto, sus credenciales se miden en discos. Desde su debut La venganza de los traumas (2009), pasando por El Despegue Mixtape (2011), el EP P.L.O.M.O (2011 ¡pinche discazo, vean el docu del link para que calen!), o los más recientes Vacaciones en la calle y La cocina del infierno.

En 2014 Eptos firmó con Universal. Desde entonces se ha dedicado a la producción de Hacer historia, uno de los discos más esperados del año pasado, que finalmente saldrá este 2017. De esta bomba Tony liberó “Esto” hace unos meses, y ese primer track del álbum puso las calderas a hervir.

“Un momento” es un tema conciso, con un coro que se cantará en miles de millones de fiestas en los años venideros, y que en los conciertos y tus bocinas la romperá seguro. Su punch radica en cierta melancolía taciturna, en su coro pegajoso y en la amarga verdad de que, eventualmente, la traición está a la vuelta de la esquina, aunque el karma sea algo serio.

“Es algo serio, esto de romper los convenios. Problemas muy sencillos donde fallan los genios”. Es la E, baby.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

SAMSUNG QLED TV: UNA NUEVA FORMA DE MIRAR TELEVISIÓN

Next post

EL CINE COMO IGLESIA: CUATRO PELÍCULAS CASI COMO IR A MISA