Por Yair Hernández / @yairaudio
Fotos: Carmen Cerón

Desperté tarde. Casi a mediodía. Quedé de ver a Fabro en su casa a la una de la tarde para llegar a las dos al Salón Bolívar, pero por cuestiones de pereza llegué a su casa media hora después. También Andrés llegó a casa de Fabro. Tomamos un taxi en Eje 3 que se hizo 20 minutos a metro Tacuba. 30 pesos del taxi; 15 por los tres boletos. Después de eso sólo me quedaban 10 pesos. “Tarde pero ya vamos”, les dije. “Sí, a ver cómo se pone, estoy nervioso”, dijo Fabro. Mientras tanto, Andrés veía con interés a una de las chicas del vagón. En metro Normal nos marcó Moy: “Ya llegó Joe Volume y el lugar está cerrado”… ¡Puto metro, apúrate!

EL SHOW

El Salón Bolívar está ubicado en el número 283 de la calle del mismo nombre (Bolívar), en el corazón de la Obrera, colonia considerada por muchos capitalinos como una de las más peligrosas de la ciudad. Llegamos al lugar minutos antes de las tres. Ya estaba abierto y encontramos a Joe patinando en la acera. Saludamos al resto del colectivo (Moy, Chazz y Hugo) y pusimos manos a la obra: montar equipo, poner las chelas a enfriar, acomodar mesas y sillas, coordinar lo que haría cada quien durante el evento. Labor manual, aquí no hubo más personal.

Poco a poco fueron llegando las bandas y los espectadores. Run Golden Boys no llegó al soundcheck pero sí  Yo Mate A Tu Perro. Terminaron de probar minutos antes de las cuatro y en tiempo record Lowboy se montó en el escenario. Entonces ya había más 50 personas en el recinto; entre ellos Albar, el vocalista de Apolo.

Yo Mate A Tu Perro

Yo Mate A Tu Perro

Lowboy

Lowboy

Run Golden Boys

Run Golden Boys

Lowboy inició con “el píe derecho” las actividades del festival. Después toco el turno a Ver Llover, quienes calentaron a la audiencia con sus guitarras frenéticas. Los presentes ya comenzaban a mover sus extremidades al ritmo de los golpes de baqueta y tarola. Run Golden Boys fue una grata sorpresa porque dieron un set tremendo (se los cuenta alguien que ya los había visto en vivo varias veces); al parecer su viaje a Austin para el SXSW revitalizó a la banda, que arrancó aplausos, gritos de júbilo y los primeros “¡otra, otra…!”

San Louis mantuvo el ánimo. Para cuando terminaron el aforo ya superaba las 200 personas. A pesar de que los cuatro ventiladores del salón estaban funcionando a tope, el calor era por momentos insoportable. En el transcurso de las primeras bandas vimos a gente del Festival Nrmal, del colectivo Lxs Grises, de los IMAS y amigos de otros grupos como Vyctoria, Monogatari y La Era Vulgar. Nos gusta que pase eso: bandas van a apoyar a otras bandas aunque no toquen. Comunidad: el objetivo principal de ANHE.

Ver Llover

Ver Llover

San Louis

San Louis

Minutos antes de las ocho subió Budaya al escenario. Los originarios de Guanajuato tuvieron un set accidentado (técnicamente hablando) pero salieron airosos. Sus ritmos lentos pero cadenciosos, y la alegría que irradia su vocalista, enamoraron los oídos y la vista de más de uno. ¡Después los regios! Yo Mate a Tu Perro mató el desánimo con sus temas garageros. Primeros esbozos de slam, que se volvieron proyecto final con Felina.

¡Los de Guanatos reventaron el ANHE! Con los primeros temas, Chica Muerte, la vocalista de Felina, convocó el “pogo” inicial, que se prolongó durante los poco más de 30 minutos de set de la banda. El público lucía fascinado… Les prometemos que regresan para el ANHEversario II.

Los estelares. Fue grato ver que Belafonte, Joe Volume y Tino El Pingüino llegaron temprano al festival para ver y convivir con las primeras agrupaciones. Con Joe llegó Daniel Goldaracena, curador del Bestia Festival. ¿Por qué resaltó esto? Porque como organizador es padre ver que gente de otras iniciativas más estructuradas y con más tiempo en el medio se interesan en tu evento.

Felina

Felina

Belafonte

Belafonte

Budaya

Budaya

Después de Felina había aproximadamente 400 personas en el recinto. Momento ideal para que Belafonte logrará uno de los sucesos de la noche: romper una guitarra. Las cuerdas saltaban y el brazo le caía a alguien del público. Frenético. La palabra que embona en la descripción del show del autor del tema “Lo hice por el punk“.

Joe Volume tardó en ecualizar. Pero una vez listo provocó tremendo caos y baile. La gente se arremolinó para alcanzar la parte frontal del escenario. Varios cayeron al piso; algunas cervezas volaron. Joe dio un set de poco más de una hora donde repasó su discografía y se dio el lujo de tocar algunos covers junto a Belafonte, su invitado sorpresa. El regreso de Joe pudo ser mejor técnicamente, pero en cuanto a pasión y frenesí sobrepaso las expectativas.

Joe Volume

Joe Volume

Tino

Tino

Tino resistió. Subió después de medianoche al escenario. Su respaldo, el beatmaker y productor Maiky Navajas, lo acompañó durante todo el set. Sonaron temas de su nuevo disco, Ego, fui a comer regreso pronto, y de materiales pasados. Al principio el sonido jugó una mala pasada e hizo que Tino no se sintiera cómodo la primera parte del show: “Súbele más al beat, por favor”… lo malo de la noche fue el ingeniero del lugar.

Perro Agradecido despidió a todos con su cumbia instrumental. Otro ANHE exitoso, pero la fiesta de esa noche no acabó allí…

PANORAMA

¿Qué sigue? Trabajar.

Se abren nuevas puertas. La oportunidad de llevar el festival a Guadalajara a finales de año a Castillo del Toro (un edificio habitado por bandas con terraza para shows). También la colaboración con la primera edición del festival de documentales sobre música InEdit (Cuernavaca en agosto) donde haremos dos shows. Más noches ANHE con propuestas musicales novedosas. Más sesiones mensuales y el fanzine de Coordenadas, la plataforma de charlas sobre diversos aspectos de la música en México. En julio el ANHEversario II, con, esperamos, Joliette, Felina y más bandas que han pasado por los cinco festivales. El regreso de Discos del Tianguis, la maquila que lanzamos hace medio año. Posibles shows en Puebla y Tlaxcala. Más amigos, más sonidos.

Posdata: ¡Súmense al proyecto, escriban a la página con su propuesta musical, de show o cualquiera otra cosa!

 

 

YACONIC

YACONIC

Previous post

ISABELLE PATEER Y SUS FOTOS SOBRE LA DESAPARICIÓN DE DOEL, EN BÉLGICA

Next post

INDUSTRIAS CREATIVAS Y ANIMACIÓN EN EL CREATIVA FEST 2015