De la sección: Jueves de Urbex

Por Berenize Rosales / @BereizeconZeta

En los desiertos del oeste de Estados Unidos se encuentran olvidados fragmentos del “Sueño Americano” a la espera de visitantes perdidos. Como Troy Paiva, quien desde hace 25 años se ha dedicado a la exploración urbana nocturna, retratando parques temáticos, depósitos de chatarra, pueblos fantasmas, caminos en ruinas e instalaciones militares construidas durante la Guerra Fría.

A través de su blog, Lostamerica.com, Paiva documenta  y examina desde 1999 la evolución y el declive que se generó durante el siglo XX en las ciudades y desiertos del oeste de Estados Unidos. Su arte se basa en fotografías nocturnas que capturan la esencia de estos lugares muertos.

lost-3 lost-4 lost-1 lost-2

El sitio, de fondo negro, cuenta con siete apartados: “Galleries”, divido en 38 álbumes; “Prints”, donde te explica cómo obtener sus fotografías; “Bio/Cv”, apartado en el que describe su pasión por la fotografía, explica su trabajo y pone algunos artículos y entrevistas; “Technique”, donde aclara que sus obras no son creación de Photoshop y explica a grandes rasgos su técnica; “Books”, en el que encuentras una breve sinopsis de los cuatro libros que ha publicado (Lost America: The abandoned roadside west, Night visión: The art of urban exploration, Light painted night: The Lost America technique y Boneyard); “Workshops”, sección en la que se lee que actualmente están suspendidos los grupos, y el “Blog”. Además, el sitio está enlazado a su página de Flickr.

La técnica que Troy Paiva utiliza es tan antigua como la fotografía misma; sin embargo, se necesita mucha práctica, dedicación y valentía, pues no existen muchas personas que estén dispuestas a merodear solos por la noche en un lugares tétricos haciendo exposiciones que van desde los 2 hasta los 10 minutos, lapso que le toma en capturar una imagen, una vez lista la iluminación.

lost-9 lost-5 lost-6 lost-7

Las imágenes de Paiva convierten estos paisajes henchidos de abandono y oscuridad en escenarios multicolor. Para hacerlo, añade una iluminación de colores con linternas y luces estroboscópicas gelificadas. Todo está hecho a mano, pues para filtrarse es importante que todo su equipo quepa en una mochila pequeña. Se trata de entrar, disparar y salir rápidamente de cada lugar.

Con sus imágenes, Paiva resucita eternamente los fragmentos del “Sueño Americano” que han sido abandonados y reclamados por la naturaleza. Sus fotos son fantasmas que nos recuerdan lo frágil que es el mundo moderno.

lost-12 lost-10 lost-11

SIGUE EL TRABAJO DE TROY EN EL SITIO OFICIAL DE LOST AMERICA.

YACONIC

YACONIC

gus-entr
Previous post

GUS Y YO (LA PRIMERA GUITARRA DE KEITH RICHARDS)

andy-entr
Next post

CUATRO MOMENTOS WARHOL