Vicente Gayo es una banda de amigos. Cuatro individuos que hacen a una sola persona. En conjunto cada quien es una parte de ese Vicente Gayo que crearon. Empezaron tocando varios años atrás cuando se hacía llamar Meet Your Feeble con bandas como Gula, Sad Breakfast y Austin TV.

Por  Adán Ramírez  / @AdanIsGod 

Ahora con más de una década dentro de la despiadada industria musical mexicana editan su segundo material, Despierta y vence (2012), el cual nos instiga a creer y realizar los sueños por más complicados que parezcan. No quedarnos quietos en el estuche que el mercado nos vende como la mejor opción de vida. Tomar acciones en forma de crítica para poder cambiar el mundo que no nos parece.

En esta sociedad dónde todo tiene etiquetas y estigmas es complicado clasificar su música. Su sonido tiene lapsos de Punk, Math Rock con  secuencias electrónicas progresivas. Sus canciones son como un licuado de bits, dónde su espacio natural se desarrolla a través de la energía emotiva que transmite la banda en directo. “El hecho de tocar en vivo siempre es una experiencia muy diferente, nunca va a ser igual que un disco, ya que con la gente siempre estamos retroalimentándonos. En cuestión de sonido es difícil poner un género, es mucho de convicción y lo que nos sale, realmente no hay un género que domine. No podemos hablar de que nuestro sonido es algo nuevo o eso. Creo que ya nada va a ser nuevo, pero siempre habrá muchas fusiones y muchas influencias y creo que ahí queda la personalidad de cada persona que hacemos en conjunto.”, comenta Alan Ortiz mientras acomoda su espalda en el sofá de terciopelo negro.

HACER MÚSICA, UN JUEGO MUY EN SERIO 

vicente gallo 1

Una de las características armónicas de Vicente Gayo es la implementación del Circuit Bending, que no es otra cosa que la personalización creativa, basada en la posibilidad que dan los circuitos dentro de dispositivos electrónicos de bajo voltaje, como juguetes, equipo de cómputo y aparatos domésticos. Esos sonidos que se crean son grabados y después utilizados en samplers.  Javier Sánchez, miembros de Vicente Gayo, en ocasiones imparte cursos de Circuit Bending en el Centro Cultural Digital donde fabrica algunos instrumentos.

La banda en vivo no lo usa tanto, pero en cuestión de composición y en estudio lo usan bastante. Samplean el resultado y lo mezclan con otros herramientas, es parte del sello de grupo.  “Empezamos a usar desde una Commodore 64 que tiene un cartucho que genera sonidos como de sinte, un Game Boy para programar baterías y sonidos diferentes de 8 bits, un Casio MT-40, una manzana de juguete. Todos tienen un sonido diferente y al implementar Circuit Bending genera sonidos muy característicos, que hace que no creas que se trata de un juguete. Para nosotros era como darle otro sonido a lo que imaginábamos. Nunca lo vas a poder generar con otra cosa, es un timbre que nos ayuda a complementar.”, asegura Josué Ortiz, guitarrista de la banda.

Eso que imaginan con el sonido lo fusionan con la lírica. Despierta y vence es una radiografía de sus creadores. “Habla mucho introspectivamente de que uno tiene la manera y sus propios medios de lograr lo que quiera. Sólo tienes que empezar convenciéndote a ti mismo que lo puedes lograr, que esa es la manera. Es mucho como nuestra vida diaria. Hacer música no es fácil, es un camino largo y tienes muchos obstáculos que enfrentar.”, confiesa Alan.

DESPIERTA Y VENCE 

Hoy en día la independencia pasó de ser una etiqueta a una respuesta ante la globalización. Para Vicente Gayo la música independiente es más que nada no pertenecer a una industria grande que te va a decir qué hacer para vender millones de copias. Ser independiente es hacer música por convicción, por gusto y por tus medios la difundirla: “Obviamente dentro de la independencia siempre habrá gente que se une y te ayuda no y que cree en el proyecto. Sigue siendo así pero siempre sabes que va haber personas en el camino que van a creer en lo que haces y es lo que ayuda a que esto siga creciendo”, complementa Josué a lo Alan concluye : “Al final es algo más real y no sólo porque es un artista Pop que está en una disquera “major” y van a poner tu música porque tienen que ponerla. En esto la pones porque realmente le gusta, porque alguien la recomienda. Entonces es una cosa real. Así como ustedes que tienen un medio independiente, eso es lo que hace que todos crezcamos al mismo tiempo. No sólo en revistas, sino en la radio independiente y programas de internet”.

Aprovechando ese impulso se crea hace siete años los Indie-O Music Awards (IMAS), premios donde Vicente Gayo ha sido reconocido en diferentes ediciones. Los IMAS son una plataforma que impulsa la industria independiente en México. La banda ha sido nominada y premiada en varias ocasiones. Con su disco debut hace cuatro años los nominaron en cinco categorías, entre ellas a Mejor Banda Nueva y Mejor Vídeo: “fue padre saber qué había gente que se fijaba en lo que estábamos haciendo y lo consideraba para un premio. Esto de los premios es un poco complicado decir que hay un ganador para algo, pero nos llevamos el gusto que hay gente que está dentro del medio que te voltea a ver y aprecia lo que haces”, finaliza Alan.

La pregunta es cómo integrar a la sociedad, cómo hace que la gente voltee a ver proyectos independientes y no sólo sea un simple espectador del consumismo voraz. Para Vicente Gayo depende mucho de los intereses de cada individuo. Si en realidad la gente no quiere algo nuevo y no tiene la inquietud por conocer más opciones, seguramente el contenido en los medios masivos será su única opción.

YACONIC

YACONIC

Previous post

Barberian Sound Studio

Next post

GLORIA: DESEO EN OTOÑO