“TELL ME SOMETHING GOOD”

Clownesco, divertido, intenso y apasionante, así es el sentir de la música de Víctor Wooten, su concierto en el Lunario del Auditorio Nacional fue una delicia que tuvo espacio para todos los gustos y sabores. Un recorrido por los más de 40 años de carrera que tiene el legendario bajista estadounidense

Victor Wooten band 1

Por: Uriel Levra

Foto Ricardo Trejo

El extraordinario señor Wooten, con una larga y sólida trayectoria que evolucionó en compañía de grandes colegas como Curtis Mayfield (la mente maestra detrás de la música en Superfly), Chick Corea, Steve Bailey, Béla Flek and the Fleaktones -con quien grabó 14 discos- y el proyecto S.M.V grabando el mítico albúm Thunder, en el que reúne a Stanley Clark, Marcus Miller y el recién fallecido George Duke.

Un talento y técnica que lo han llevado distinguirlo entre los mejores bajistas del mundo, dio vida el pasado fin de semana en el Lunario del Auditorio Nacional a una noche de Jazz, Funk y el tan esperado desborde de virtuosismo celebrado por Victor Wooten Band, en esta ocasión integrada por, Karlton Taylor en el teclado, el baterista Derico Watson, Regi Wooten en la guitarra y el toque Soul en la voz de Krystal Peterson.

Victor wooten band m1

Comenzando con un entramado de sonidos suaves, emotivos, que inminentemente subieron el tono hacia un groove intenso, vivido; una invitación implícita a bailar y despegar los pies del suelo al ritmo del slap funky de Wooten.

Momentos en los que disfrutamos canciones como Tell me something good, de Stevie Wonder, que varias décadas atrás interpretaba Chaka Khan, ahora en la voz de Krystal Peterson y los arreglos tan característicos al estilo Wooten, nos conducían a My life, del disco What Did He Say? en el que a un ritmo lento, la voz de Victor Wooten se mueve entre líneas con un halo de Blues y Soul.

Una muestra de humor y talento aderezado con el carisma que lo distingue, Victor y su hermano Regi Wooten logran un singular solo entrelazando sus brazos por debajo de sus instrumentos y tocando el instrumento del otro en una suerte de batalla con “manoteos” que arrebató ovaciones en todo el recinto del Lunario cuya acústica ayudó a entrar en el mundo sonoro de esta banda.

Luego del gran solo y no satisfecho con el éxito obtenido, se atenúan las luces y tras un breve silencio, Krystal Peterson vuelve para cantarnos Summertime, con una joya de Bill Withers; Ain´t no sunshine, en la que al momento del coro reincorpora con un tono terso el famoso “Ain’t no sunshine when she’s gone, It’s not warm when she’s away…”.

Victor Wooten m2

Un momento para la introspección y el piano con tintes siderales, de manos de Karlton Taylor, una pieza en la que los demás instrumentos junto al mismo Wooten silencian su voz y dan paso a la atmósfera narrativa que estaba por regalarnos Taylor, una balada Jazz, una melodía serena que ascendía y descendía entre sonidos cósmicos, en el que después de unos minutos se unen todos los músicos para descubrir una danza Funk, una explosión de energía, que continuaba a través del tema Flex y un excelente repertorio de canciones ingeniosamente adaptadas con toda la experiencia que precede a estos genios, para transmitir ese cúmulo de emociones al público.

Una noche para recordar, agradeciendo a Victor Wooten sus recientes visitas a México en los últimos años, en esta ocasión dentro de su tour 2013 por Sudamérica que continúa por Guatemala, Argentina, Uruguay y Brasil.

Victor Wooten Band f

YACONIC

YACONIC

Previous post

EN LA CASA DEL ÁRBOL, EXPEDICIÓN A LA VERDAD

Next post

ENTREVISTA DEAD GIRLS REQUIEM