De la sección Jueves de Urbex

Por Berenize Rosales / @BerenizeconZeta

Foto: Natacha Pisarenko / AP

Ruinas, árboles muertos, hierros oxidados, paredes desgastadas, barro mezclado con escombros y los recuerdos de mil 500 habitantes conforman el paisaje catastrófico de Villa Epecuén, un pueblo ubicado a 7.3 kilómetros de la ciudad de Carhué, en Buenos AiresArgentina.

Villa Epecuén se encuentra en las orillas del lago con el mismo nombre, cuya agua tiene 10 veces más sal que la del océano, por lo que es muy parecida a la del Mar Muerto en el Medio Oriente. Esta característica ocasionó que el lugar fuera visitado por 25 mil turistas cada verano.

epecuen-1

epecuen-2

En 1975 el gobierno provisional de Ítalo Luder inició la construcción de obras hidráulicas para estabilizar el caudal irregular de la laguna. Pero las obras fueron abandonadas tras el golpe de Estado de 1976. Entonces, el lago creció entre 50 y 60 centímetros cada año.

Finalmente, el agua se desbordó el 10 de noviembre de 1985, tras una tormenta. El caudal derribó uno de los muros de contención haciendo que el pueblo se  inundará y fuera evacuado. Para 1993 Villa Epecuén quedó sumergida casi diez metros bajo el agua.

epecuen-3

epecuen-4

Tengo amigos que los recuerdo por fotos… desde aquella mañana nunca más supe de ellos y de muchos he perdido hasta su nombre, porque en la desesperación la gente huía a casa de sus familiares en otras ciudades… muchos no regresaron nunca…”, escribió Ariel Sewald, en su blog.

En los recientes cincos años el agua ha bajado varios metros, y hoy quedan pocas cuadras inundadas, dejando al descubierto paisajes que evocan a Hiroshima tras la bomba nuclear, por lo que Villa Epecuén ha vuelto a convertirse en epicentro turístico de la región.

epecuen-6

epecuen-7

La gente va a ver las ruinas y fotografiar los automóviles oxidados, las casas desmoronadas, los muebles y electrodomésticos rotos, así como algunas zonas que aún están en el agua. Entran a edificios abandonados, suben las escaleras que ya no llevan a ninguna parte, pasean por las calles desoladas y visitan el cementerio de lapidas derribadas.

epecuen-8

epecuen-9

 

 

Redacción Yaconic

Redacción Yaconic

la musica de las tortillerias entrada
Previous post

LA MÚSICA DE LAS TORTILLERÍAS Y OTRAS MÚSICAS

detonar-entrada-DIEGO-MORENO
Next post

LA FOTOGRAFÍA EN MÉXICO YA NO SUCEDE EN LAS GRANDES CIUDADES