Por: Nacho Hipólito / @j.ignacio

El líder de Pearl Jam, Eddie Vedder nació en Evanston, Illinois, una ciudad a unos cuantos minutos y a unas cuantas estaciones, del Wrigley Field en Chicago, la casa de los Cubs. Desde que era pequeño, su padre lo llevaba al estadio a ver al equipo de beisbol, y desde entonces, sin importar su cambio de residencia a Seattle y su carrera como cantante, no dejó de asistir al estadio.

Los Cubs, el equipo de beisbol de la ciudad de Chicago, llevaba más de 108 años sin ganar una serie mundial. El entonces Presidente Obama dijo “la última vez que ganaron los Cubs, Thomas Alva Edision seguía vivo, y el pan de caja aún no se había inventado.

Por más de 45 años, el frontman de Pearl Jam no vio a su equipo favorito ganar una serie mundial. Hasta el 2016, cuando para sorpresa de todos los fanáticos del beisból, los Cubs ganaron. A pesar de los mitos, maldiciones y creencias que había detrás de la mala racha del equipo de beisbol de Chicago, el 2 de noviembre de 2016, la capital de Illinois celebró la victoria de su equipo.

Dos meses antes de esa histórica victoria, Pearl Jam se presentó en el Wrigley Field y ese es el eje narrativo del documental Pearl Jam: Let’s Play Two. A lo largo del filme de casi dos horas, escuchamos y vemos como la agrupación toca canciones como “Better Man”, “Last Exit”, “Black”, “Corduroy”, “Jeremy”, “Go” y “Alive”, pero lo especial de este filme es lo que hay en el intervalo entre cada par de canciones: Chicago.

A través de los ojos de Eddie, y la música de Pearl Jam, vemos cómo el beisbol afecta a la ciudad, sus habitantes, su historia, y a muchos de los involucrados en que hayan ganado los Cubs. La sensación de comunidad que hay tanto en un partido de beisbol, como lo hay en un concierto con comparables en el nivel de hermandad, adrenalina y pasión. El documental nos muestra partes de los momentos decisivos de los partidos que llevarían a los Cubs a su victoria intercaladas por las canciones de Pearl Jam durante su concierto en el estadio Wrigley.

El momento sincrético entre el beisból y la música, llega cuando Eddie Vedder toca la canción “All The Way”, un tema que compuso en tributo a la historia de los Cubs, por sugerencia del legendario jugador Ernie Banks. Mientras el cantante recita una y otra vez el coro “Someday We’ll Go All the Way”, se nos muestra el momento en el que el equipo es anunciado como ganador de la serie mundial, y cómo la victoria transforma a toda la ciudad de Chicago.

Pearl Jam: “Let’s Play Two” es el documental perfecto para los fanáticos de la agrupación de Seattle y los amantes del beisbol. Una muestra de la pasión de Eddie Vedder por los Cubs, y como ésta hace eco en miles de personas en Chicago a través de canciones como “Alive”.

Puedes adquirir tus boletos en Cinépolis.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

#Viviresincreíble PLUS en el Festival Coordenada 2017

cerveza modelo speziell
Next post

Oktoberfest 2017 una celebración alemana muy a la mexicana