Leonora Carrigton no sólo está presente en el imaginario de quienes gustan tener sueños vívidos a través de sus pinturas. No permanece inmóvil dentro de los museos ni es reservada a espacios de exposición. Como un elemento más para honrar a tan destacada artista, la iniciativa Maizz Visual trabajó desde 2013 para lograr llevar sus pinturas a la red mediante una colección de gifs que muestran algunas de sus obras con animaciones que resaltan aún más su onírico mundo.

Estas pinturas en movimiento forman parte de el homenaje nacional que se le celebró a Leonora con motivo de su primer centenario de nacimiento en 2017 y  este año, salieron de nuevo a la luz,  acompañando la magna exposición que se presenta en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México y destacando como el arte y la tecnología pueden conjugarse para arrojar resultados extraordinarios. Es importante resaltar que cada determinado tiempo se siguen generando nuevos gifs para el deleite de los apreciadores del trabajo de esta artista.

Entre las piezas animadas a partir de las pinturas se encuentran: “The Symphony”, “Kron Flower”  y “The Ancestor”. También pueden encontrarse otras piezas sin título pero que no pierden las características que distinguen la obra de Carrington. Pese a la intervención de la tecnología, las obras intervenidas no pierden la esencia, por el contrario, suman al disfrute de las mismas ya que la magia de su obra adquiere vida.

 La artista surrealista logró expresar un mundo inimaginable para muchos a través de su trabajo que no sólo se quedó en la pintura, sino que lo llevo hacía la escritura y la escultura. El bestiario que Leonora Carrington plasmaba en sus obras, tenían una representación simbólica sobre hechos de la vida cotidiana. Rasgos que hablan de una mujer que deseaba romper a todas luces el esquema establecido.

Carrington adoptó México como el país donde nadie podía detener su imaginación y deseos de expresar lo que su mente gritaba a través de su trabajo. Huyendo de un internamiento es un hospital psiquiátrico, encontró refugió en nuestro país hasta su último día de vida, creando piezas gráficas y literarias que desprendían toques de magia, misticismo e irrealidad dejando un legado que hoy en día, incluso la tecnología usa para no olvidarla, para mantenerla viva dentro de la memoria colectiva como una de las máximas exponentes del movimiento surrealista y una mujer que decidió despojarse de las ataduras de la realidad.

Remedios Varo está considerada una artista de la alquimia dedicada a hacer revivir mundos que en su pintura surgen de los cuentos de hadas del insconsciente destaca en la recuperación de su memoria la periodista cultural e investigadora española Mercè Ibartz. La obra de la pintora es vasta y compleja con un estilo característico y fácilmente reconocible.

En su obra aparecen con frecuencia figuras humanas estilizadas realizando tareas simbólicas, en las cuales se tienen a la vez elementos oníricos y arquetípicos. 

Su obra completa está teñida de una atmósfera de misticismo, plasmado en las figuras representativas del mundo secular moderno. Su pintura está puntualizada por un marcado interés por la iconografía científica, por ello años después las obras de la pintora han sido retomadas cada vez con más frecuencia en la literatura de divulgación.

Sus lienzos están realizados con la minuciosidad de un orfebre y reflejan la unidad cósmica y las interconexiones entre diferentes planos de la realidad: la materia y el espíritu, el mundo animal, el humano y el vegetal. Otro de sus grandes temas, que fascinó a los surrealistas, es el de la mujer maga, más ligada al inconsciente que los hombres y dotada de poderes superiores. Su originalidad reside en que nos las emplaza en el en ocasiones tan denostado ámbito doméstico

Remedios Varo es de las primeras mujeres artistas en introducir y popularizar su trabajo en México, gracias a sus relaciones personales con otras artistas que radicaban allí, como la pintora británica Leonora Carrington, con quien conservó una buena amistad, y otros miembros de la élite artística e intelectual mexicana de mediados del siglo XX.

Sus cuadros, muchos de los cuales están conservados en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, han sido expuestos en numerosas ocasiones como exposiciones temporales. Junto con la obra de otras mujeres surrealistas se presentaron cuadros populares de Varo en In Wonderland, llevada a cabo en el Museo de Arte Moderno a finales del 2012 y principios del 2013.

Su obra ha tenido un gran impacto en el mundo del arte especialmente en México, el país que la acogió y donde la imagen de Remedios Varo se ha popularizado. En España a pesar de algunos homenajes en Barcelona en el 2008 su obra es todavía poco conocida

TE PUEDE INTERESAR

CUENTOS MÁGICOS, LEONORA CARRINGTON COMO NO SE HABÍA EXPUESTO

EL MUNDO SURREALISTA DE LEONORA CARRINGTON

¿ESTAS LISTO PARA ENTRAR EN LA CASA ESTUDIO DE LEONORA CARRINGTON?

CÓMO HACERLE UN HOMENAJE A LEONORA CARRINGTON

5 GALERÍAS DE ARTE, UN PRETEXTO PARA RECORRER LA SAN RAFAEL

Stephanye Reyes

Stephanye Reyes

Periodista en formación.
Humana por imposición, bruja por elección.

Previous post

APOLORAMEN 2: UNA FIESTA SECRETA DEDICADA AL RAMEN

Next post

VANS ROYAL SIDE STRIPE 2018