Sin duda es el año Disney, basta con dar un pequeño vistazo atrás y nos daremos cuenta que cintas como Avengers: Endgame (un auténtico monstruo en taquilla mundial), Dumbo y ahora Aladdin han llegado a cines una tras otra, aunque justamente ese sigue siendo el punto: ¿Disney está haciendo lo correcto convirtiendo en live action las películas que marcaron nuestra infancia? Llegó el turno de Aladdin y aunque no lo creas, es el mejor remake Disney hasta el momento.

Los primeros minutos de la película dirigida por Guy Ritchie dejan muy claro el camino a seguir: cuidadosos arreglos musicales capaces de crear por sí solos una colorida atmósfera que -en sensación- podrán transportarte a la misma Arabia; por supuesto tus manos y pies no dejarán de moverse durante toda la cinta gracias a las canciones que permanecerán bailando de un lado a otro dentro de tu cabeza aún después de terminar la película.

Otro de los grandes elementos que presume este live action es la propuesta visual acompañada de una rica y detallada variedad de vestuario, una enorme paleta de colores utilizada en cada escena y el diseño de arte que por sí solo remarca la magia implícita en la ciudad Agrabah y la historia del carismático ladrón árabe que sueña con vivir en el palacio. Una vez que unimos el trabajo visual y sonoro la película comienza a caminar sin problema alguno transmitiendo su propia energía.

Ahora hablemos detenidamente de las actuaciones (quizá el tema más importante e interesante de un remake); Aladdin es interpretado por Mena Massoud, quien ha desarrollado una carrera actoral principalmente en series de televisión, por ello es un rostro relativamente nuevo en la pantalla grande; su innegable carisma crea una rápida conexión con el público, son pocos los minutos necesarios para que Massoud te caiga bien, sin embargo se queda un tanto corto en sus números musicales, no es un buen cantante, pero esto lo justifica con energía en la pantalla e inclusive algunos enérgicos bailes que aportan -sin duda- a la narrativa de la historia.

Por otro lado se encuentra Naomi Scott, actriz londinense a quien vimos en la dudosa película Power Rangers de 2017. Sin embargo en esta mágica cinta da muestra de su talento actoral presentando a una brillante y empoderada Princesa Jasmín; había mencionado que se requieren unos minutos con Massoud para conectar con él, en el caso de Scott el tiempo se reduce, le das el voto de confianza que ella es la verdadera Jasmín a tal grado que es la mejor actuación de la película. Y si eres amante de los números musicales, Naomi Scott presume de una voz sobresaliente digna de ponerte la piel chinita de algunos momentos específicos.

Finalmente llegamos a un tema aparte: Will Smith como el Genio de la lámpara maravillosa. Es imposible no mencionar lo siguiente: la persona que interpretó a este personaje en la pantalla grande y lo volvió icónico fue el mismísimo Robin Williams, así de alta estaba la vara para el actor de Hombres de negro. A pesar de esto, Smith logra crear su propia versión del Genio, en ningún momento pareciera estar copiando el estilo de Williams o robándose la fórmula, es todo lo contrario, utiliza su gran carisma y talento actoral para hacer reír al público con hilarantes diálogos, además sus números musicales son los mejores de toda la película y probablemente saldrás de la función con un buen sabor de boca de este nuevo y gracioso genio.

Debo confesar que el único elemento fuera de ritmo y sin duda es lo peor de la cinta fue su gran villano, Jafar, interpretado por Marwan Kenzari, este personaje carece de personalidad, jamás imprime temor ni respeto en la historia y termina siendo un tropiezo en esta producción, por fortuna el trabajo de Mena Massoud, Naomi Scott y Will Smith logran rescatar la película y esta tercia es capaz de cargar una película musical con muchos aciertos.

Aladdin es una cinta que revive el clásico animado de 1992 con buenas notas, sus destacados números musicales, el trabajo de producción visual y las actuaciones protagonistas son responsables de cambiar el ánimo del espectador. Te aseguro que saldrás de buenas y con una sensación distinta referente todos los remakes que hemos visto anteriormente, cambiaron su fórmula y en esta ocasión funciona, sin duda es el mejor live action hecho por Disney que hemos visto en pantalla grande hasta el momento.


Título: Aladdin

Años: 2019

Duración: 2h 8min

Director: Guy Ritchie

Guión: John August y Guy Ritchie

Género: Aventura, comedia, familia

Estreno en México: 24 de mayo


TE PUEDE INTERESAR

IMÁGENES: ARCHIDIRECTORES, EL ESTILO DE LOS MÁS GRANDES CINEASTAS EN LA ARQUITECTURA

SOLO CONTRA TODOS: EL CINE DE GASPAR NOÉ

INSCRÍBETE A EL CURSO DE CINE EN LÍNEA DE DAVID LYNCH

EYACULACIONES EN PANTALLA GRANDE: UNA VISITA AL CINEMA RÍO

AQUÍ PUEDES VER MÁS DE 200 PELÍCULAS Y ANIMACIONES INDÍGENAS GRATIS

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

CONOCE EL NUEVO SABOR DE MONSTER ENERGY MANGO LOCO

Next post

GUILLERMO DEL TORO OFRECE PAGAR EL VIAJE A SUDÁFRICA DEL EQUIPO NACIONAL DE MATEMÁTICAS