Cargando ...
‘APRENDE A AMAR EL KARMA’
CULTURA

‘APRENDE A AMAR EL KARMA’

El momento exacto en donde te quebraste, cuando uno se convierte en dos por la matemática del Karma

Taita, Yajé o Ayahuasca, es una planta ritual de sanación otorgada al Hombre por la naturaleza salvaje de Dios, con el permiso de los sabios ancestros indígenas, en comunidades tradicionales que han sobrevivido pese a todo. El Yagé enseña respeto por la vida, propia y ajena. Arroja luz sobre la fractura del bien en la constelación del cuerpo; una escafandra mística, un viaje en el tiempo hacia el dolor propio y el dolor ajeno, para reconocerlo y sanarlo.

El momento exacto en donde te quebraste, cuando uno se convierte en dos por la matemática del Karma, y esas dos partes colapsan, tomando caminos distintos, hasta que vuelven a encontrarse, como ríos que logran olvidarse de sí mismos para dar de beber. El problema no es conocer la respuesta, es encarar la respuesta. Ayahuasca es aprender a morir.

Un poeta colombiano amigo mió, me contó que posterior a su ceremonia de sanación con Yajé, tras aclarar sus pensamientos en la noche más laga de su vida, aferrado a un cubo de vómito y una sleeping bag hedionda, el Taita lo trasladó a la selva, hizo que cavara un hoyo y lo enterró en ese lugar durante horas, cuando despertó, sacó la mano y logró salir; vio entonces por primera vez el mundo, el verdadero color del cielo.

Recordé esa escena narrada por el poeta, cuando veía una serie titulada ‘Living with yourself’ (2019), en donde el actor Paul Rudd interpreta a Milles Elliot, un Copywriter de Pool Marketing que no está contento con su vida. Milles se somete a un misterioso tratamiento tecnológico, y descubre que ha sido reemplazado por una nueva y revitalizada versión de sí mismo.

William Burroughs buscaba la Ayahuasca

Por debajo de la latitud cero, William Burroughs buscaba la Ayahuasca, escapaba de México y del juicio por el asesinato de su esposa Joan Vollmer, tras representar el acto de Guillermo Tell; escapaba del Karma. Se hospedó en un cuarto en la Avenida José Leal, en Lince, Lima, muy cerca de lo que ahora es La Choza Náutica.

Entonces era 1953 y poco se sabía de la liana sagrada del Amazonas, se creía que los rusos la querían particularizar. Atacado por las almorranas, redactó epístolas a Allen Ginsberg que después se  convertirían en el libro ‘Cartas del Yagé’, que contenían todas las noticias acerca del “Vino de los muertos”, que buscaba con vehemencia en un intento de cambiar los hechos: “el Ayahuasca tal vez sea el chute definitivo”, decía, lo encontraría finalmente en El Putumayo. El etnobotánico Paul Holliday recuerda la toma de Burroughs de la siguiente manera:

“El viejo indio ingano le dio un vaso lleno de la cosa (una mezcla de dos alcaloides de una planta salvaje), y quince minutos después lo envió totalmente fuera de sus cabales: violentos vómitos cada pocos minutos, pies entumecidos y manos inútiles, incapaz de caminar en línea recta […]. Regresó al hotel alrededor de las siete de la mañana después de una noche bastante horrible”.

Posteriormente, comenzaría su carrera literaria, en los bohemios barrios de Tanger en Marruecos.

A través de un recurso de clonación, un cambio de vida muy a lo Hollywood (integrando un elemento ficcional que todo lo puede), Milles Elliot, aquejado por la mediana edad, decide regenerarse en un laboratorio disfrazado de ‘Top Happy Spa’, un tratamiento revolucionario que promete purificar el alma y el cuerpo del hombre por cincuenta mil dólares.

Ulterior a la clonación, el laboratorio sepulta al Yo enfermo de Milles y deja libre al nuevo ser humano; pero en un error, nuestro protagonista descubre a su antigua personalidad tratando de emerger a la vida, confinado en las entrañas de un bosque. Ahora, tendrá que decidir si debe matar a su otro Yo, o aprender a vivir con Él.

Lejos de presentar una narrativa trillada de Sci-Fi, la serie es una metáfora de los procesos posteriores a la toma de Yajé: descubrir todas las cosas buenas que posee el Mal; cambiar los hábitos más abúlicos; aprender a amar el Karma, tu Otredad, y abrirse a un mundo de posibilidades por descubrir, a pesar de que sus recuerdos implantados le marcan otro rumbo, justo como a Burroughs, en un camino de aprendizaje, dejando atrás el cubo de mierda que le pesaba tanto, un cubo no tan diferente al nuestro

La serie, dirigida por Timothy Greenberg (The Detour), además de entretenernos con cortas entregas de un humor agridulce, nos perfecciona, como escribe Futuro Moncada en el libro de poemas ‘Yagé’ a: “contar nuestra historia, e iluminar nuestro cuerpo antes de dar pasos”.

TE PUEDE INTERESAR

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL QUEER

EL AMOR ES UNA HISTORIA DE CACA

VOYEUR

LOS AMARRES ERÓTICOS DEL SHIBARI

COMPILACIÓN DE SIMBOLOGÍAS ANCESTRALES

Mixar López

Mixar López

Narrador, cronista y periodista musical. Es colaborador de varias revistas y periódicos de México, Estados Unidos y América Latina. Vive en Des Moines, Iowa. Su primer libro de crónicas, Prosopopeya: La voz del encierro, está próximo a ser publicado.