Clases de baile latino con María Delirio

Por Alejandra Cisneros @lauzi_

Si buscas un espacio donde puedas encontrarte con tus raíces a través del baile te tenemos buenas noticias; este mes de noviembre la querida chilena: María Delirio (coreógrafa de Mon Laferte en algunos clips musicales) impartirá un taller para redescubrirnos como latinos con ritmos que van desde Chile hasta Brasil, llegando hasta México.

Delirio latino, es un espacio de experimentación donde conectas con tu cuerpo y encontrando parte de él, esa parte de la cual no estamos consientes en nuestro día a día aparte de recordarnos que los latinos traemos el ritmo en la sangre y ninguna conquista o pena nos lo quitará.

A veces nos olvidamos de la movilidad que cada parte de nuestro cuerpo tiene y ni siquiera nos damos el tiempo para ubicar cada una de nuestras extremidades como extensión de nuestro ser lleno de sensualidad.

En este taller de danza se exploran los ritmos desde una propuesta de baile contemporáneo donde nos ayudan a identificarnos como latinos en el mundo y en nuestro propio cuerpo dejándonos llevar por la música de manera improvisada.

Probablemente creerás que las clases son únicamente para mujeres pero en este espacio son bienvenidos todo aquel que quiera gozar, disfrutar y expresar con su cuerpo la historia y pasión que lleva dentro. Estas clases sirven para reencontrarnos así como si traes alguna pena atravesada te ayudará a pasarla mejor y olvidarte de los juicios que a veces nos hacemos a nosotros mismos.

El curso comienza el miércoles 1ro de noviembre pero no te preocupes si no puedes ir desde la primera clase, todos los lunes y miércoles de noviembre, en punto de las 8 de la noche puedes presentarte en Mooi Collective (Dr. Vertiz #86) y pagar por clase ($150.00 c/u, curso completo $900.00). La duración de cada clase es de hora y media. Si te animas a ir te recomendamos llevar ropa cómoda, tenis y dejar fluir tu cuerpo.

Conoce todos los detalles aquí.

YACONIC

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

EL EROTISMO MUTILADO EN MÉXICO DE ANTOINE D’AGATA

Next post

ESTREMECER EL CONCRETO: GRANDMASTER FLASH EN PHONO 2