Cargando ...
CRUDO Y GUTURAL: “BEZOAR” DE KHIIS
MÚSICA

CRUDO Y GUTURAL: “BEZOAR” DE KHIIS

Khiis —que no los bobalicones de ‘Kiss’— son unos desarrapados jóvenes provenientes (providentes) de los bajos mundos de Oakland, y vomitan un Hardcore Punk crudo y gutural. Mira que hay muchísimas bandas de Hardcore en el mundo, pero no demasiadas que toquen con la urgencia, el hambre, la rabia o la intensidad con la que Khiis se sube a los entramados.

Tocan rápido, muy rápido y rudo, ÁSPERO, tan desagradable como para asustar la conciencia de la novia más Punk que se jacte de serlo (really); a pesar de ello, nunca se convierten en ruido enlatado, fragoso, todos los instrumentos suenan bien, eso, sin siquiera limpiar un poco su ejecución. Está en sus manos, la decisión es suya; pero si no deciden escucharlos, se perderán de un sonido real, memorable y triunfante, algo para recordarnos que sólo el Punk nos puede salvar del Rock and Roll (y del hip-hop y todas sus variantes).

¿Qué más quieres, quieres más? Khiis canta, en algunos tracks, en Farsi (una lengua oficialmente hablada en Irán, Afganistán, Tayikistán y partes de Uzbekistan) como un rebelde acto político. Eso, unido al Hardcore Punk, suena tan fuerte y agresivo que no siempre podrás distinguir el lenguaje real (sólo el lenguaje del desgobierno, que es lo que verdaderamente importa). Khiis aprovecha el clásico sonido de la D-beat (‘Discore’ o ‘Kängpunk’, caracterizado por un ritmo de batería con un tempo más rápido que el del Hardcore habitual) de una locomotora descarrilada para decirnos que la anarquía es el verdadero orden.

Hasta hace algunos días, solo habían lanzado algunos sencillos y materiales de bajo perfil, incluyendo el portentoso ‘Saboor’, un EP de 7 pulgadas. Pero esta primavera, proyectaron su debut a todas las latitudes rebeldes y andrajosas: ‘Bezoar’ (que recibe su nombre de la acumulación de algunas sustancia no digeribles, capaces de formar masas de volumen variable; aglomeraciones sólidas que se encuentran en los intestinos o estómagos de los animales; les dije que era algo GUTURAL). Recién acaban de compartir dos sencillos: “Venom” y la canción que le da título al álbum; ambos tracks son jodidamente monstruosos, tanto, que bien podrían colocarle las siglas de RIP a la acicalada tumba de la música pop.

Khiis es parte de un creciente grupo de bandas de Hardcore estadounidenses que gritan sobre la marginación y la injusticia, en la lengua nativa de algunos de sus miembros más exóticos. ‘Bezoar’, como su nombre lo dice, es el antídoto contra el veneno global que parte de los estómagos de los animales muertos de la originalidad. En ‘Bezoar’, Khiis nos implanta la creencia de que este mundo es lo que hacemos de él, que la verdad proviene de nuestra comprensión de cómo son las cosas, no del ciego apego a fórmulas acerca de cómo deberían ser. “Venom” es la costumbre compartida de ir a contra corriente. Y que cualquiera que haya sobresalido en una multitud de indigentes, palpará la verdad de la experiencia.

Esta doctrina Punk ya está disponible en todas las tiendas digitales y plataformas de los loquitos de ‘La vida es un Mus’.

TE PUEDE INTERESAR

CONOCE LA NUEVA FACETA MUSICAL DE HENRY D’ ARTHENAY

LA COMPOSICIÓN DE MÚSICA CLÁSICA DE THOM YORKE

¡DIEZ LIBROS SOBRE MÚSICA QUE TIENES QUE LEER YA! VOL.2

DIEZ LIBROS SOBRE MÚSICA QUE TIENES QUE LEER ÉSTE AÑO

AFIRMAN QUE DESPUÉS DE LOS 30 AÑOS SE ESCUCHA MENOS MÚSICA NUEVA

Mixar López

Narrador, cronista y periodista musical. Es colaborador de varias revistas y periódicos de México, Estados Unidos y América Latina. Vive en Des Moines, Iowa. Su primer libro de crónicas, Prosopopeya: La voz del encierro, está próximo a ser publicado.