Cargando ...
BIQUETTE: LA HISTORIA DE LA CABRA QUE AMABA LOS CONCIERTOS
MÚSICA

BIQUETTE: LA HISTORIA DE LA CABRA QUE AMABA LOS CONCIERTOS

Biquette la cabra hardcorera que se la vivía en conciertos, sí existió. Es una historia muy tierna y a la vez llena de excesos para esta cabrita, quien aplicó la filosofía de todo rockero y aceptó vivir rápido y desafortunadamente morir joven. Pues la verdad es que a Biquette le encantaba la música punk y el tabaco. Su historia comenzó cuando se salvó y pudo escapar del matadero a una edad temprana, pronto encontró el camino que la llevó a formar parte de la audiencia en los conciertos de Wormrot.

METAL CATS: METALEROS JUNTO A SUS MICHIS

La vida nocturna para Biquette

Ahora nos ubicamos en Mauriac, Francia, donde existe una granja con amplios terrenos y un área acondicionada solamente para conciertos. La escena que se desarrolló en este sitio fue principalmente la del punk y el grindcore, subgéneros extremos del metal y más underground. Biquette salía cada noche de su establo y se dirigía felizmente a presenciar aquellos shows llenos de breakdowns. Muy pronto comenzó a ser reconocida en las fotos que se tomaban del público y especialmente los slams que se armaban durante el show.

Desde entonces la cabra siempre se encontraba en primera fila y entre la multitud muy atenta a las bandas. Biquette se convirtió en una verdadera leyenda en la escena, cambiaron las gestiones de la granja y la ubicación de conciertos, pero ella siempre permaneció fiel y apasionada a su música. Así pasaron diez años y la cabra fue testigo de todas las actuaciones en vivo que pasaron por aquel sitio.

CORPSE PAINT: MAQUILLAJE EN EL METAL Y BLACKMETAL

Le encantaba la atención de los rockeros y punks que se presentaban, pero «su verdadero amor era el escenario». Eso dijo Flo una de sus cuidadoras en una entrevista por Vice. Y describió que cuando no estaba hurgando en su granero en busca de colillas y botellas de alcohol medio vacías, estaba de fiesta con la banda. Biquette tenía una conexión especial con los conciertos. El piso del recinto donde se realizaban los shows era mitad establo, tierra y de madera; por eso la cabra sentía las vibraciones en sus cascos. E incluso solía acostarse al lado de los altavoces a reflexionar sobre la vida.

LA BANDA DE METAL QUE DESTRUYÓ TUMBAS EN UN PANTEÓN PARA UN VIDEO

Vive rápido muere jóven

Las fotografías de Biquette en medio de los conciertos le dieron la vuelta al mundo a través de internet. Y por supuesto que surgieron personas quejándose de un trato horrible para la cabra, pero sus cuidadores aclararon que nunca fue obligada y que era libre de venir o irse cuando quisiera. Finalmente Biquette siempre se salía a como diera lugar de su establo.

Y bueno, la cabra no nació allí precisamente y antes de su vida de transgresiones, Biquette era propiedad de campesinos que la utilizaban para extraer leche. Sin embargo nunca produjo lo suficiente y por lo tanto no les servía, entonces debido a la falta de dinero la mandaron al matadero. Afortunadamente como se menciona en un inicio, pudo escapar y encontrar la felicidad de la música extrema.

BANDAS DE METAL QUE MÁS DISCOS HAN VENDIDO

Pero como todo, la historia de Biquette llegó a su fin en 2014 a la edad de 10 años, cuando el promedio de vida para las cabras es de 15 a 18 años. Se atribuye su fallecimiento a la mala dieta que llevó todo ese tiempo, Biquette solo fue libre y vivió como quiso. A pesar de tener cuidadores que la alimentaban la cabra hizo lo que deseaba y fue una rockstar verdadera.

LA PRIMERA GENERACIÓN QUE NO CONOCE A METALLICA

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.