Cargando ...
Cómo comprar un auto cuando estás reestructurando una deuda
AUTOMOVILISMO

Cómo comprar un auto cuando estás reestructurando una deuda

Comprar un auto es una decisión muy importante en la vida de cada persona. Quizás te has planteado la posibilidad, pero no lo has podido hacer porque estás en el proceso de negociar una deuda actual para reestructurarla.

Si este es tu caso, debes saber que tienes varias opciones disponibles para comprar tu auto sin importar que tu historial crediticio sea bajo.

¿Qué significa reestructurar una deuda?

El proceso de reestructurar una deuda involucra negociar con la entidad o institución financiera nuevos términos para que puedas comprometerte a pagar lo que debes en su totalidad, bien sea en pagos mensuales más bajos o un periodo de pago extendido.

No obstante, es importante resaltar que igual es una obligación, ya que te comprometes a pagar la deuda en su totalidad, pero bajo nuevos términos.

¿Qué opciones tienes para comprar un auto si tienes un mal historial crediticio?

Un mal historial crediticio, denominado también como un puntaje de crédito bajo, es una representación numérica de tu capacidad de cumplir con tus deudas.

El Buró de Crédito es la institución encargada de llevar estos registros, y proporcionan esta información a las entidades o bancos que lo solicitan. Esto les permite saber si es recomendable concederle un crédito a esa persona o no.

Si tienes un mal puntaje crediticio, es probable que no puedas obtener un préstamo automotriz cuando lo solicites. Además, en dado caso que te lo concedan, implica tener tasas de interés más altas.

automovil

En este sentido, puede que pienses que es más difícil obtener financiamiento para comprar tu auto, pero en realidad tienes varias opciones. Si no puedes comprar tu auto de contado, puedes optar por cualquiera de las siguientes opciones:

Renta con opción a compra

La opción más recomendada si tienes un mal historial de crédito es la renta con opción a compra. En este caso acudes a un proveedor de vehículos en alquiler, pero optas por un acuerdo en el que rentas un auto por un monto mensual y un tiempo fijo.

Lo mejor de todo es que no necesitas dar un depósito y puedes acordar el plan de pago que más te convenga. Además, de esta forma puedes incluso mejorar tu historial crediticio.

Entre las ventajas que tiene la renta con opción a compra están las siguientes:

  • Flexibilidad para devolver el vehículo si luego tu situación financiera no te permite comprarlo
  • Es una opción excelente si no tienes para dar un depósito
  • Los contratos de la renta con opción a compra incluyen costes de mantenimiento básico y reparaciones sencillas

¿Qué otras opciones tengo disponibles?

La renta con opción a compra es la mejor opción si lo comparas con otras modalidades:

  • Comprar un auto en una agencia: algunas agencias ofrecen financiamiento, pero por lo general incluyen tasas de interés más altas y no te permiten negociar los términos de pago.
  • Comprar un auto usado: un vendedor puede querer vender su auto y ofrecerte facilidades de pago, pero en muchos casos no puedes examinar bien el vehículo y estos por lo general manejan altas tasas de interés.
  • Solicitar apoyo monetario: puedes pedir dinero prestado a amigos o familiares, pero esto solo te comprometería más en cuanto a los pagos mensuales que debes hacer.

Staff Yaconic