Cargando ...
LARGA VIDA AL DOOM CITY FEST 2020
Agenda MÚSICA

LARGA VIDA AL DOOM CITY FEST 2020

Este 22 de febrero se realizó la primera edición del festival Doom City Fest, dejando muy alta la vara para los festivales de música alternativa que se realizan en la República Mexicana.

Desde hace tiempo muchos se preguntaban, en la creciente ola de festivales, cuándo llegaría un festival dedicado de lleno al doom, sludge y demás géneros de alto decibel.

De la primera edición de Doom City Festival, podemos decir muchas cosas y la verdad todas buenas, expliquemos en tres partes fundamentales el porque creemos que fue un gran éxito:

ORGANIZACIÓN

Para empezar el cartel fue victoriosamente curado y nos  presento bandas de muy alto calibre tanto nacionales como extranjeras.

Fotos: Juan Rodrigo Jardon Galeana

La organización estuvo muy bien, paso algo que al parecer se les ha olvidado a los promotores de conciertos, algo de lo que nadie habla, (tal vez por miedo a no ser acreditados de nuevo) ¿Qué tan accesible es el lugar para que la gente llegue fácil?, ¿Qué tan importante es hacer el festival en una buena temporada?..

Un sin fin de cosas que al parecer han olvidado los promotores. Ahora si que mientras salga el dinero, ahora si que los fans de las bandas que “le hagan como puedan”.

El Doom City fue buena opción para el público, llegar a la Ex Fábrica de Harina es relativamente fácil, es un spot bien chingón, el clima como sabemos en esta época está suave, la seguridad era la necesaria, baños limpios y donde muchos fallan o se manchan: la comida y la chela tan solo $50 pesitos, con $200 pesos te armabas tres chelas y una hamburguesa.

Una de las mejores partes es que para no generar tanta basura podías llevar tu vaso para la chela o bien podías pedir uno para usar durante el festival por $20 pesos y en cuanto terminara el festival te regresaban tu dinero. Lo que generó un festival limpio. Eso es cuanto a la organización que se saco un 10.

BANDAS

En cuanto a las bandas, no creo que algún asistente se haya sentido defraudado o haya salido decepcionado por la calidad de los «madrazos» que nos proporcionaron las bandas, empezando por el escenario LSDR que se encontraba en la parte de arriba del Perro Negro, ese escenario fue épico una madriza sónica real y 100% mexa.

Los encargados de empezar el hecatombe fueron los rifados de Satánico Pandemónium, la banda mas joven de este festival pero salieron a partirse su madre con un Doom del que Aleister Crowley estaría orgulloso. Tekarra fue la segunda banda en atacar el escenario, esta banda oriunda de Canada llegó a tronar el escenario principal.

Para aquellos que no estén familiarizados, les recomendamos ampliamente el split que lanzaron junto con Malamadre (banda mexa de Merida) que representó a Merida con harto lodo, nuestros oídos empezaban a resentir los decibles, probablemente para la próxima recomendemos unos tapones para cuidar nuestros amados oídos.

Fotos: Juan Rodrigo Jardon Galeana

Le llegó el turno a 16, «ostia» que banda, desde Califas, de Los Angeles para ser exactos, esta banda de sludge metal llegó a hacer cagada el escenario. Esta banda es especialmente notoria ya que viene que pertenecen a la disquera Relapse Records, esta épica disquera de Pensilvania cuenta en sus filas a bandotas como Nasum, Cephalic Carnage, Pig Destoyer, Obscura entre otros. 16 no es una banda nueva, llevan en los escenarios desde 1992 y siguen sonando macizote.

Luego desde León siguió 33 la cual solamente había escuchado en plataformas en vivo sonaron brutales con el legendario KB de Testa estudios en la guitarra. Después de la madriza sónica llego la hora de una buena hidratada y un paseo por las mesas de merch. Es lo único que necesitamos.

Un sujeto en Washington, DC llamado Scott Weinrich al que algunos llamaban «Wino» le cambia el nombre a Warhorse y los convierte en The Obssesed una de las bandas legendarias del stoner-doom. Después de varios años sin actividad de la banda, se reúnen en 2012, luego hubo una tercera reunión en 2016 y ahora los teníamos frente a nosotros, que honor.

Era hora de seguir  con los kamikazes de Fumata, la verdad esta banda ya debería estar sonando en los festivales chonchos del género, suenan no cabrón, cabronsísimo y el nivel musical de sus integrantes  definitivamente está ya en el siguiente escalón. Las bandas nacionales están cada día sonando más macizas y lo pudimos notar en el escenario LSDR.

La noche se empezó a poner más radical con la llegada de El Hongo o como nosotros los conocemos Mantar. Aunque son de Alemania, el nombre de la banda proviene de la palabra turca cuyo significado es hongo, no es de sorprender considerando que los turcos son la minoría más importante de ese país. Mantar es un duo integrado por Erinç Sakarya en la batería y en la guitarra Hanno Klänhard.

Fotos: Juan Rodrigo Jardon Galeana

Cabe recalcar que esta banda hace una fusión entre black, sludge, punk y doom lo cual produce un sonido puro, también en algunos momentos nos recordaban el sonido clásico del death sueco como, Entombed, Hypocrisy. Para mí, la banda más rifada del festival.

Para finalizar con el talento internacional, desde la tierra de los waffles, tuvimos la banda más esperada de la noche, Amenra. Hasta este momento, cuentan con 6 discazos editados a través de Neurot Recordings. La banda tiene características muy específicas ya que a pesar de todas las atmósferas con las que se envuelven sus conciertos y el arte visual que ofrecen sus bases de doom, hardcore y post rock no dejan que pierda la base a través de la cual se volvieron famosos.

Si no han tenido oportunidad, les recomiendo checar lo que hacen a través del colectivo que formaron llamado Chruch of RA, que de aquí se desprende todos estos performances tan chingones y que nos dejaron a todos pasmados, que no mueran nunca las bandas en la que el performance y música van de la mano.

LA BANDA, SIEMPRE LA BANDA

En cuanto al público, solo podemos decir que la banda iba a lo que iba, la comunidad Doom es definitivamente un pan, todo transcurrió sin ninguna novedad y hasta sentimos que faltó la prominente nube del 4:20.

Fotos: Juan Rodrigo Jardon Galeana

 En pocas palabras este festival se saco un 10 tanto por el comportamiento de la gente, como el profesionalismo de los organizadores  y sobre todo la música, gracias a todos los músicos que hicieron todo esto posible a las bandas nacionales e internacionales, ¡esto fue épico!.

¡¡ Larga vida al Doom City Fest !!!


Crónica Daniel Geyne y Daniel Vela


TE PUEDE INTERESAR

CONOCE MÁS SOBRE LA PRIMERA EDICIÓN DEL DOOM CITY FEST

CELEBRA A LOS MUERTOS EN DOOM OF THE DEAD

¡SICK OF IT ALL VUELVE A MÉXICO!

KADAVAR, LOS GALLOS LOCOS DE LA PSICODELIA Y EL METAL

GUÍA BÁSICA PARA ENTRARLE AL HEAVY ROCK

Staff Yaconic

Staff Yaconic