¿Cuántas veces hemos juzgado duramente al cine mexicano por su falta de historias originales y de calidad? Las constantes comedias con guiones blancos y personajes vacíos nunca dejarán de llegar, sin embargo no todo está perdido: fuera de los reflectores comerciales también surgen películas de autor con discursos interesantes y artísticos, pero pocas veces aterriza una producción que combine un gran presupuesto, actores famosos y sí, que también tenga una gran historia, este es el caso de El Complot Mongol, la nueva película de Sebastián del Amo (Cantinflas, 2014).

La historia está basada en la novela homónima de 1967 escrita por Rafael Bernal, misma que sigue a Filiberto García (Damián Alcázar), un veterano policía hecho a la antigua: violencia y eficacia, así de simple. Sin embargo un día recibe órdenes del Coronel (Xavier López Chabelo) y Rosendo del Valle (Eugenio Derbez) quienes le obligan a investigar un posible atentado organizado por la China comunista que amenaza la vida del presidente de Estados Unidos en territorio mexicano, razón suficiente para aliarse en esta misión con el FBI y la KGB, pero el amor de Martita Fong (Bárbara Mori) le da el impulso emocional necesario para tener una auténtica historia de espías a la mexicana.

No, no se trata de una mala copia de clichés estadounidenses en los que agencias secretas unen esfuerzos para detener a un terrorista internacional, El Complot Mongol tiene su propia historia, personajes entrañables y lo más destacado: actuaciones capaces de cautivar a cualquiera que las veas.

Tener una novela que respalde el guión (escrito por el mismo Sebastián del Amo) le da inmediatamente un atractivo ritmo a la película, desde los primeros instantes en los que conoces a Filiberto García te das cuenta del trasfondo en él, no es un personaje creado de un día a otro, tiene su propio humor, su propia perspectiva del país en el que vive y por supuesto: simpatía desbordante.

Esto es reforzado por Damián Alcázar… sí, uno de los mejores actores mexicanos en la historia del cine y no exagero; es capaz de transformarse en este singular policía mexicano mientras divertidos diálogos le acompañan durante toda la película. Y esta aparente naturalidad es una de las características que destacan en Alcázar: tomar cualquier personaje y volverlo humano, sensible, elocuente y tal vez obscuro, pero real, creíble.

A su lado le acompañan un sinfín de actores que llevan toda una vida dedicándose a la pantalla grande, televisión, teatro, etcétera: Eugenio Derbez, Xavier López Chabelo, Roberto Sosa, Moises Arizmendi, Bárbara Mori, entre muchos otros. Sin duda un reparto estelar, pero es importante aclarar que no se trata de una película con tono telenovelesco, aquí nada es color rosa o tiene filtros sociales para ser moralmente correcta, lo que deba suceder, sucede.

Inclusive por momentos pude notar cierto parentesco con películas como La ley de Herodes (1999) o La dictadura perfecta (2014), donde la dura crítica sociopolítica está a flor de piel para recordándonos que en México no importan las leyes, sólo importa el famoso compadrazgo. Así que ver nombres como Derbez o Mori no debe ser caso de preocupación, al menos en esta película.

Esto me lleva a confesar la grata sorpresa que tuve al ver esta película: Bárbara Mori arroja el papel de su vida, tal cual; es verdad que ella no es precisamente una de las mejores actrices que hemos visto en el cine, me queda claro, sin embargo aquí las cosas cambian, a pesar de darle vida a una mujer china (planteamiento extraño por sí solo), termina por adueñarse de cálidas emociones en el público, más allá del curioso acento asiático-mexicano que tiene en la cinta, su carisma conquista de un segundo a otro, al final te vuelves de su lado y es inevitable verla con buenos ojos.

Y no dejaré de lado la atmósfera principal de esta película: thriller policiaco acompañado de una comedia ácida, combinación perfecta para que todo mexicano pueda identificarse con esta oscura, pero desenfrenada historia de espías. Además el colorido lenguaje de sus personajes mantiene al público en un sube y baja de risas sumando que tiene escenas de acción y por supuesto, momentos entrañables gracias a sus protagonistas.

El Complot Mongol es una película digna de enaltecerse, da muestra que una buena historia acompañada de actores capaces de adueñarse de sus papeles y un atinado ritmo cómico pueden sacar de nuestras mentes aquellas películas hechas de un solo golpe con personajes planos y libretos aburridos. Además el trabajo puntual de Sebastián del Amo es el engranaje final que orquestó con mano sabia a este gran número de intérpretes y por supuesto: crear una adaptación de la cual los lectores asiduos puedan estar tranquilos y satisfechos, además del posible interés que pueda despertar en el público por leer (o releer) esta importante novela negra mexicana.


Título: El Complot Mongol

Años: 2019

Duración: 1h 40min

Género: Crimen, suspenso, comedia

Dirección: Sebastián del Amo

Guión: Sebastián del Amo, Rafael Bernal (novela)

Fecha de estreno: 18 de abril


TE PUEDE INTERESAR

NO MANCHES FRIDA 2, LA CULPA NO ES DE MARTHA HIGAREDA

TODO SOBRE LA SALA DE CINE GRATUITA DENTRO DEL METRO DE LA CDMX

INSCRÍBETE A EL CURSO DE CINE EN LÍNEA DE DAVID LYNCH

CINE MEXICANO: ¿YA NO EXISTEN PELÍCULAS SINO CASOS DE PELÍCULAS?

¡YA VIENE LA EXPOSICIÓN DE LUIS BUÑUEL EN LA CINETECA NACIONAL!

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

DEPECHE MODE, HUMAN LEAGUE Y NEW ORDER NOS NARRAN LA HISTORIA DEL SYNTH-POP

Next post

SNOOP DOGG, DAMIAN MARLEY, CYPRESS HILL Y MÁS EN EL DOCUMENTAL "GRASS IS GREENER" SOBRE MARIHUANA