Cine Qua Non Lab es una organización sin fines de lucro que fue fundada en 2010 por Jesús Pimentel Melo, Ladimer Haluke, Sarita Khurana, Lucila Moctezuma y Christina Lazaridi, con sede en Morelia y Nueva York, con el objetivo de apoyar a los cineastas independientes a desarrollar sus proyectos creativos.

Tuvimos la oportunidad de platicar con el director y fundador Jesús Pimentel Melo, quien ahondó más en el concepto del proyecto.

“La iniciativa surgió hace 10 años entre un grupo de amigos cineastas que se preguntaron qué es lo que seguía, nosotros nos graduamos de guion de Columbia University, y nos preocupaba que las películas fueran lo mejor contadas posible.

La organización Cine Qua Non proviene de la expresión latina sine qua non, una condición sin la cual no pasa algo, para nosotros era importante la premisa de que la historia reside en la manera en como es contada.

 El taller es dirigido a profesionales de la industria, que se encuentren realizando su primera, segunda o tercera película; cineastas de cualquier edad y en cualquier momento de su proceso creativo”.

Desde su creación, la organización ha realizado el Taller de Revisión de Guion en Inglés que ha beneficiado a cineastas de distintas latitudes. En el año 2017 se sumó a esta iniciativa el Taller de Revisión de Guion en Español, que se lleva a cabo cada año.

“La convocatoria recibe alrededor de 160 y 180 solicitudes por taller, contamos con un grupo de lectores que escogen las 30 mejores solicitudes, las cuales revisa el panel de jurado y elige a 10 participantes.

Después de esto nos reunimos en Tzintzutzan, Michoacán a la revisión de los guiones.

Existen mesas de taller, donde se discuten los pormenores y aportan al proyecto de los demás, todos reciben retroalimentación, es un proceso rico para el creador, a través del cual puede haber una traducción de la narrativa a diferentes sociedades”.

Los dos talleres se realizan en dos épocas distintas del año durante dos semanas en el municipio de Tzintzuntzan, Michoacán, durante las cuales, mediante un trabajo intensivo, los seleccionados reciben asesorías de parte de todos los que integran el proyecto.

“Son dos semanas alejadas de la civilización, en una ranchería que está a un lado del municipio, no hay acceso a telefonía celular, estamos en la falda del cerro, por lo que no hay buena recepción, ni acceso a internet; los autores lo sufren las primeras 24 horas, sin embargo, después de ciertas horas ocurre un fenómeno de introspección.

Las historias son muy personales, y tocan partes muy íntimas de la historia de los escritores, esto les ayuda a conectar con espíritu creativo”.

Los guiones son asesorados por un grupo de académicos reconocidos a nivel internacional, los cuales tienen sesiones privadas con los seleccionados.

“Además de la mesa general, hay citas privadas con los facilitadores y los académicos, se habla de las decisiones que tomaron y de la evolución de la historia, el objetivo es que salgan con la mejor versión posible. Después se dan 2 sesiones de seguimiento en línea, y para que no se deje el trabajo muerto se da una sesión de seguimiento a los seis meses y posteriormente otra”.

La cuota para postular al taller es de 35 USD, pago que se realiza a través de PayPal; una vez seleccionado, para participar en el taller se deberá abonar una cuota de 1,500 USD, depositados a través de la misma plataforma, estos pagos son para rescatar parte de la inversión que se hace al proyecto. A los guionistas elegidos se les facilita hospedaje y alimentación durante las dos semanas de estancia.

“A 10 años del taller han pasado por el137 cineastas de los cuales 67 han sido mujeres y 68 hombres, el rango de producción es de 48 películas, lo cual es mucho a comparación de otros laboratorios más grandes en el mundo, yo creo que tiene que ver con que no se suelta a los talleristas, además de que se les presenta a productores y gente creativa y son parte del motor que ayuda a que sus películas se realicen”.

El laboratorio recibió  la beca Film Craft que otorga la  Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas-Oscars.

“Académicos muy importantes han asesorado el taller como Christina Lazaridi, maestra de tiempo completo de Columbia University.

Para el taller del próximo año viene Ana Sanz-Magallón escritora importante en España, que ha recibido algunos Goyas; Senel paz escritor de Fresa y chocolate y Paz Alicia Garciadiego que es la guionista de Ripstein.

Se realizan dos talleres al año uno en español y otro en inglés, ambos son internacionales”.

Algunos de los guiones que participaron en el taller son de las películas Museo(2018) de Manuel Alcaládirigida por Alfonso Ruízpalacios; La novia del desierto(2017) con guion y dirección de Cecilia Atán y Valeria Pivato y La jaula de oro(2013) con guion de Diego Quemada-Díez, Gibrán Portela, Lucía Carreras y dirección de Diego Quemada-Díez.

 “En el caso de la película Museo, llegó como Tratamiento no como guión. A mí me resultaba familiar por ser mexicano, pero el resto no entendía de qué iba, lo que se trabajó fue la estructura narrativa de la pieza.

Jaula de oro también llegó como tratamiento no como guion, y recuerdo las cuestiones que llegaron a incluir en la historia.

Los guiones suelen llegar borrosos y salir con películas listas para la producción.

Para Jaula de oro, los personajes originales eran mayores pero no funcionaban para la narrativa de la historia, no tenían el mismo riesgo ni la misma tensión, por lo que se les tuvo que disminuir la edad, era necesario, sino no hubiera tenido la misma sensación la pieza, la edad que tienen nos hace preocuparnos”.

 La convocatoria se encuentra abierta para el Taller de Revisión de Guion en Español, que se llevará a cabo del 1 al 13 de febrero del 2020.

“Yo recomendaría para el proceso creativo, que la gente hable de cosas que si le consten, porque cuando uno lo ve en pantalla se nota que está hablando de algo que no conocen, resulta hasta pornográfico cuando uno ve sordidez y violencia innecesaria, esos son autores que no tienen idea de lo que están hablando. 

Que sea una persona apegada a la realidad, iniciar un proceso creativo en guion, que lea mucho y copiosamente, se nota cuando una persona no tiene el hábito de leer, pues lo que te está proponiendo es una cosa muy banal.

Que la gente se acerque al arte, la música, la ópera, la poesía, eso te acerca a tu proceso creativo, es muy interesante el proceso artístico, sobre todo una época en la que ya no vemos ni leemos y la información que recibimos es mucha”.

Si deseas conocer los requisitos y acceder a más información puedes visitar su página oficial o sus redes sociales.

TE PUEDE INTERESAR:

SOCIETY OF THE SILVER CROSS: “SI ABANDONAMOS EL ARTE, ABANDONAMOS LA ESPERANZA”

ESTO NOS DEJÓ EL ARIEL 2019: CINE, GLAMOUR Y LA INICIATIVA #YAESHORA

APARECE GUIÓN INÉDITO DE STANLEY KUBRICK

EL TOP DE LAS 15 MEJORES NOVELAS GRÁFICAS A TRAVÉS DEL TIEMPO

EL ARTE FOTOGRÁFICO VS LA PINTURA: MUSES, FOTOS SUBACUÁTICAS

Magui González Trejo

Magui González Trejo

Previous post

DISNEY+ INCLUIRÁ SERIES MARVEL ANIMADAS DE LOS 90´S

Next post

CIGARROS Y TRAGOS (Y EL ASFALTO)