Cargando ...
ENTREVISTA A POLO VEGA DE TRILLONES
PORTADA

ENTREVISTA A POLO VEGA DE TRILLONES

POSIBLEMENTE OLVIDAREMOS PRONTO

Polo Vega, mejor conocido como Trillones, es un fuerte proyecto fundacional de electrónica Underground que funciona como una amalgama de distintos géneros y disímiles escenas, como por ejemplo, la madrileña.

Trillones visitó el Viejo Continente en compañía de la caravana, sucia, desprolija e itinerante del Doña Pancha Fest, en su edición 2019, que tenía como propósito, salir de la alcantarilla y contraconquistar la Entrepierna Madre.

‘Trillones’ ha sido recientemente destacado por el diario español ‘El País’, como una de las grandes promesas de la música electrónica a nivel mundial, por eso y por más, decidimos entrevistar a Polo Vega, para preguntarle por su experiencia en el ‘DPF Madrid 2019’.

¿Cómo es forjar este tipo de música desde Mexicali?

Creo que para cada persona varía lo que implica en lo que crea, y no sólo porque cada persona pensamos y sentimos distinto, sino también porque las personas tenemos distintas intenciones al crear algo. Yo creo porque me llena, porque es un canal de expresión muy disfrutable para mí; el sonido se convirtió ya hace años en mi lenguaje favorito para canalizar emociones o sucesos personales.

¿Será que Juan Cirerol puso en el mapa musical a esa región?

No lo creo así. Mexicali siempre ha tenido artistas que ofrecerle al resto del país, de muchísimos géneros dispares, desde antes que Juan, por decir algunos

‘Maniqui Lazer’, ‘Insite’, ‘Reik’ y ‘Los Tiranos del Norte’. Ahí con esa breve lista te puedes dar un quemón de que acá ya había movida. Lo que sí le veo sin duda, es que Juan Cirerol generó un sonido que en definitiva sonaba a Mexicali, y sus letras huelen y saben totalmente a esta ciudad.

Te han definido como “música hecha con máquinas frías, para calentar el alma”, pero, ¿qué hay detrás de todo esto?

Siempre pensé que las personas ajenas a la música electrónica tienen la idea de que la electrónica es fría, mecánica… Y a mí siempre me ha movido el hacer música que se sienta cálida, humana y llena de emociones.

¿Quién es en verdad Polo Vega?

Esa sí te la debo, porque la siento como si yo fuera a pedirle a un pez que me defina el agua en la que siempre ha nadado, y aunque lo lograra en este momento, seguramente en unos días que salga la entrevista, o incluso en unas horas, la respuesta ya no sería la misma.

¿Mil veces un billón de qué?

De momentos, de células, de lo que quieras tú y quien lea esto.

¿Cómo es que llegaron a la casa discográfica ‘Static Discos’?

Le mandé en el 2013 mi primer EP a Ejival y Rubén, les gustó lo suficiente como para ingresarlo al catálogo de ‘Static’, se quitaron algunas canciones de las que mandé originalmente para dejarlo finalmente en seis tracks y quedó. Ahí con ellos salieron ese, ‘Naive Again’ (2014) y ‘El tiempo es circular’ (2015), siempre muy agradecido con ellos y con la familia ‘Static’, pendiente por ver si en un futuro algo que saque pueda ir con ellos nuevamente.

¿Cuál es la narrativa detrás de ‘From the Trees to the Satellites’ (2013)?

Ese EP está lleno de inseguridad y miedo, por lanzarme por primera vez en un proyecto solo; pero por estas mismas razones, me sigue gustando, porque fue totalmente honesto desde el inicio. Creo que narra un escape de la vida cotidiana para seguir siendo capaz de ver magia y soñar, independientemente de lo que pase en el día a día.

El tiempo es circular, tiene que ver con la teoría del eterno retorno de

Nietzsche: vivimos la vida sin la intensidad necesaria y sin la pretensión y

anhelo de convertir cada instante de la vida en algo maravilloso, en sí mismo hasta el punto de justificar la existencia.

Volvemos, y volvemos, y seguiremos volviendo. Pero es imposible regresar.

¿A qué refiere ‘Tal vez sí existe’ (2018)?, háblenme de todo ese oscurantismo del Demonio…

Esa respuesta es personal, es decir, cada quién tiene que responderla, con base en lo que estés viviendo/existiendo, con base en las propias dudas y confusiones a las que te enfrentes, está hecho de esa forma.

A nivel personal, ahora a casi ya a dos años de haberlo hecho, ya que lo terminé de componer casi todo en noviembre de 2017, me doy cuenta que en él estructuré y le di forma a mucho dolor y confusión que estaba viviendo, por una pérdida que inconscientemente sabía ya que venía, y sucedió en enero de 2018. Fue un álbum que me hizo poder tomar cierta decisión y atravesar algo muy difícil a nivel personal, atravesar el dolor y encontrar un camino para después sanarlo.

¿Cuál es la fecha del lanzamiento de su siguiente álbum, por lo pronto, ya podemos escuchar el sencillo “Bien librado”.

No hay fecha, no sé aún si vaya a ser un EP o un LP, solo sé que quisiera poderlo publicar durante el primer tercio de 2020 y que se titule ‘Posiblemente olvidaremos pronto’.

Con lujo de detalles, ¿cómo fue su experiencia en el ‘Doña Pancha Fest 2019′?

Ya tenía el gusto de conocer Madrid, e incluso de tocar allá, tengo una cura personal, en la que digo que es como mi mundial porque algo hace que vuelva por alguna razón distinta cada cuatro años: 2011, 2015, 2019.

Pero, aún cuando ya conocía, este viaje con motivo del ‘Doña Pancha Fest’ (DPF) fue muy especial, por poder compartir con amigos, tocar, ver la magia que provoca ‘El Muertho’ en los madrileños, hacer nuevos amigos mexicanos que están allá, conocer a grandes personas de allá que colaboraron y ayudaron un mundo para hacer todo posible, ver a mi carnal Cristian Franco siempre soñando y creando desde la mera intuición, desde el puro gut feeling, haciendo magia a su paso por la vida, al Cobian con ‘Peor Aún’ con un proyecto definido.

Cotorrearlo, al Aris Chagoya sorprendiéndome con lo que está haciendo ahora solo y tener el gusto de vernos y platicar en persona, amigarnos, reírnos en bola en un bar un viernes por la noche de colados en la fiesta de una desconocida española a la que terminamos regalándole mi suéter y ponerla en lista con unos veinte invitados más, si quería ir al día siguiente a un hoyo funky a una fiesta que haríamos post-DPF.

Despertar en un cuarto de hotel con un barrilito de madera que contenía las cenizas de una abuela española y que ahora estaba con tres mexicanos desconocidos, comer en el primer lugar que caminando nos llamará la atención para llenar el estómago, querer ser asaltado por dos africanos y estar bien pedo en la madrugada y decirles “no yo vengo desde México, no se puede” y seguir caminando al hotel, ver al mega master de ‘Dick El Demasiado’ hacer lo suyo y dar cátedra en forma de sonidos y poder compartir unas risas con él.

La increíble ‘Narcoléptica’ con sus atmósferas y su sencillez inmensa, la improvisación de ‘Fuck Me, Fuck Me, Axl Rose’ y recordar perfecto por qué de inicio alguna vez agarré mi primer guitarra, que dejaran abajo las ‘Rayo’, ver a un Elton John griego, estar juntando centavos de euros entre todos para las siguientes cañas, ser bien decente, que el vato de un lugar se pusiera a cantar y decir cosas en el micrófono mientras yo tocaba, nada más porque no tenía algo mejor que hacer y era el dueño del hoyo funky, y sobre todo darnos cuenta, o mejor dicho: confirmar. Confirmar que podemos hacer lo que se nos antoje el siguiente año. ¡Doña Pancha Fest Rusia 2020!

TE PUEDE INTERESAR

DOÑA PANCHA FEST 2019 Y LA ALTERACIÓN DE LOS REINOS PENINSULARES

ANTI FESTIVAL DOÑA PANCHA FEST 2017

ORNITORRINCOS EN EL DOÑA PANCHA FEST 2016

LAS PINOCHETAS, DE DICK VERDULT

UNA ENTREVISTA AL ARTISTA RUBÉN ORTÍZ TORRES

Mixar López

Mixar López

Narrador, cronista y periodista musical. Es colaborador de varias revistas y periódicos de México, Estados Unidos y América Latina. Vive en Des Moines, Iowa. Su primer libro de crónicas, Prosopopeya: La voz del encierro, está próximo a ser publicado.